BY Sustentator - 12 February, 2016

Avistaje responsable de ballenas y delfines

 

(Por Susana Sandoval, Viajero ResponsablePara la WDC (Conservación de Ballenas y Delfines, por sus siglas en Inglés), al menos 10 millones de personas participan cada año en actividades de avistaje de ballenas y delfines en más de 90 países.

5-Responsible-whale-watching

 

El avistaje que requiere mayores precauciones para no colocar en peligro a los animales es el que se efectúa embarcado. Por esta razón desde Viajero Responsable alentamos la selección de operadores responsables y compartimos algunas de las acciones que toman en cuenta estas empresas:

1. La embarcación no corta el paso de los animales ni los empuja o aprisiona para asegurar un avistaje.

2. No separa los grupos colocando la embarcación entre ellos.

3. Al aproximarse a un grupo, el responsable considera que la velocidad de acercamiento debe ser similar a la del último individuo.

4. El bote respeta una distancia mínima de acercamiento de 100 metros.

5. El responsable de la embarcación toma en cuenta que cada avistaje no debe ser superior a 20 minutos.

6. No navega en círculos ni en zigzag ni coloca reversa en los motores para evitar colocar en situación de peligro a los animales.

7. Evita el acercamiento a animales muy activos o madres con sus crías.

En resumen, un buen operador coloca siempre al animal en primer lugar y un viajero responsable lo entiende. Es importante que los viajeros tomen en cuenta además que no se deben tocar ni alimentar a los animales durante las excursiones.

Por último, la Comisión Ballenera Internacional recuerda a todos los turistas del mundo que no es recomendable nadar ni bucear con cetáceos.

 

Otros artículos de Viajero Responsable

Pasaporte verde para los Juegos Olímpicos 2016

Disfrutar de los viajes en bicicleta

Buscadores de hoteles ecológicos

5 destinos turísticos mundiales afectados por el cambio climático

Sugerencias en senderismo responsable

Turismo con animales y falta de conciencia

Bonito, mejor destino ecoturístico de Brasil

Reikiavik: destino para ambientalistas y aventureros

Turismo sostenible, responsable, ecoturismo: cuando las palabras confunden a los viajeros 

Nuevo amigo en el blog: Viajero Responsable

POSTED UNDER DestacadosTurismo
BY Patricia Rincón | Slowmotiv - 10 February, 2016

Proyecto Maniobra: bordando una cultura

 

Hoy aplaudimos a nuestra amiga Fernanda Giacaman y apoyamos este gran proyecto que busca pisar fuerte y dejar huella. Aquí va la historia de Maniobra.

C11-1024x685

“Destacar el trabajo manual y artesanal en la elaboración de prendas de vestir, es una de nuestras grandes tareas. No todas las marcas ni proyectos pueden pasar por este humilde sitio porque no todas tienen el sentido real de lo que significa este oficio. No se trata de hacer ‘moda’ porque creo que hasta la palabra en sí perdió su fundamento, así como se han perdido muchas otras partes y procesos importantes de una industria que vive en un mundo que está dividido por dos bandos. Los que quieren seguir en el remolino del Fast y los que decidimos hacernos a un lado e ir Slow. Y es aquí, en este mundo lento donde podemos ver surgir nuevas miradas, nuevos procesos, nuevos proyectos que buscan recuperar con mucho ímpetu la esencia real de una cultura a través del vestuario”.

¿Maniobra?

Sí. Es un proyecto de indumentaria co-creada con artesanos de diferentes áreas, donde se generarán lazos colaborativos para rescatar técnicas y oficios locales, utilizando materiales como el lino 100% y tela batista 100% algodón y que busca rescatar su esencia cultural y convertir la indumentaria en su medio de expresión. Entregamos prendas, las cuales se convierten en un lienzo en blanco dispuesto a ser intervenido por sus manos, su lenguaje y su oficio.

Indumentaria identitaria colaborativa

Diferentes agrupaciones de artesanos locales intervendrán seis piezas de indumentaria base (dos vestidos, dos chaquetas y dos pañuelos) en diferentes colecciones por agrupación, las cuáles variarán entre el negro y el blanco, en talla estándar, quienes generarán coordinados en relación a su técnica y temática por acordar, utilizando la indumentaria como lienzo.

¿Por qué indumentaria?

La indumentaria comunica, expresa, refleja una identidad, un mensaje, un manifiesto. Es un lienzo portable que permite expresar quién soy o cómo quiero que me vean, lo que siento y pienso.

¿Qué quieres comunicar?

Un oficio, un sentido de vida, un patrimonio, emociones, esfuerzo; comunicar el qué hacer del trabajo manual, la expresión y esencia de una técnica. El valor de la mano que cuenta una historia, que refleja un estado inconsciente del yo interno y que encanta por la labor del oficio de quienes lo hacen existir.

¿Por qué?

Diferentes oficios chilenos están en extinción por la falta de interés y difusión de estas técnicas artesanales. Al proponer un trabajo de co-creación con el fin de rescatar y revalorizar oficios, identidad y materialidad local, Maniobra se inserta en el área de cultura y patrimonio material e inmaterial, donde su mayor valor se encuentra en la alegoría a los propios artesanos y la labor que realizan con sus manos, plasmando su qué hacer en un medio común: la indumentaria.

Los procesos

Primero se diseñaron las prendas estudiando las zonas inmóviles del cuerpo -para poder ser intervenidas-, luego se elaboraron los patrones para cada una (vestido, chaqueta y pañuelo), y se confeccionaron en un taller del centro de Santiago de Chile con Fresia, Maricel y Patricia.

Paralelamente, se realizó un catastro de los oficios y artesanías presentes a lo largo de todo Chile. Para luego -y como primera instancia del proyecto-, se optó por trabajar con la agrupación de Arpilleristas Violeta Parra de Quilicura y con Orlando López, Marroquinero de Las Cruces, V región.

El equipo

Como equipo permanente somos Fresia, Maricel y Patricia en el taller de confección y cada una con más de 20 años de experiencia en el rubro, y Fernanda Giacaman en el diseño y gestión del proyecto.

Arpilleristas Violeta Parra, agrupación de 30 mujeres de entre 18 a 80 años, de la comuna de Quilicura, quienes muy bien organizadas por una directiva, se reúnen dos veces por semana en las dependencias de la biblioteca Municipal de la misma comuna con el fin de distraerse, acompañarse y resolver temas personales entre puntada y puntada.

Con Carmen Gloria Aravena a la cabeza de la agrupación, ella dicta el taller dos veces por semana en la biblioteca Municipal de la comuna de manera gratuita. El oficio lo aprendió hace 34 años en la Vicaría de la solidaridad de forma visual de los trabajos de Violeta Parra, y fue modificando las puntadas en las telas para así expresar los sentimientos y realidad de lo que sucedía en Chile en los años ’80.

En la Marroquinería participa Orlando López Herrera, 53 años. Aprendió el oficio en los años 80 en Melipilla. Aburrido de la mina en el norte de Chile -donde se desempeñaba como constructor de estructuras metálicas- y cansado del calor de Melipilla –su tierra natal-, llega a Las Cruces en la V región, cautivado por el entorno del mar para dedicarse al 100% a la Marroquinería.

 

Otros artículos de Slowmotiv

Peluquería orgánica “La Consentida”

Conceptos para entender la moda Slow

Musgo graffiti

Diseñadores del futuro: Verdo

Dukao: hecho a mano

Moda reciclada by H&M

“La moda”: gran industria que cambia su modelo de negocio

¿Tres cocodrilos para una cartera? Están locos

Publicidad sostenible

Downshifting: el primer paso para convertirse en alguien slow

El movimiento slow y su llegada a la moda

Nuevo amigo en el blog: Slowmotiv

BY Agostina Mileo - 9 February, 2016

Innovación para mayor seguridad de los ciclistas

 

Una reciente innovación que contribuye a la movilidad sustentable en las ciudades.

cyclee

Aunque usar el automóvil en la ciudad sea una molestia más que una comodidad, aunque el sedentarismo nos esté causando enfermedades cada vez más graves, aunque pasemos días sin contacto con el sol, aunque los gobiernos inviertan en infraestructura e incentivos; usar la bicicleta en la ciudad no termina de ser tan masivo como la lógica indica.

En los últimos años las ciudades se modificaron para permitirle al ciclista llegar más rápido de un lugar a otro y tener lugar donde dejar el rodado, pero sentirse seguro es más que tener una vía exclusiva para circular. La principal preocupación de aquellos que no se animan a usar la bicicleta como medio de transporte, es su integridad física circulando por áreas con mucho tránsito.

Elnur Babayeb, un joven de Azerbaijan, parece haber encontrado una alternativa simple al problema. El año pasado lanzó Cyclee, un proyector de imágenes que se coloca en el asiento de la bicicleta y proyecta imágenes sobre la espalda del ciclista alertando a los conductores sobre sus intenciones. Las señales se pueden editar y modificar desde el teléfono, y se controlan desde el manubrio, como cuando ponemos los guiños en el auto.

Los productos similares del mercado proyectan las imágenes sobre el piso, lo que ocasiona problemas si algo se interpone entre la fuente de luz y el pavimento, o si el conductor está muy cerca y no mira hacia abajo. Con Cyclee, las señales están a la altura de los ojos y son más difíciles de ignorar, lo que reduciría la probabilidad de sufrir accidentes.

Aún en etapa de desarrollo, el proyecto ganó varios premios y ya tiene inversores importantes interesados en él. Se adapta a varios modelos de bicicleta y asiento, y no requiere ninguna adaptación especial, por lo que se espera que en pocos meses esté disponible para el público.

 

Otros artículos de la autora

Intentos por salvar a la rana de Mallorca

Hippo roller: alternativa eficiente para el acceso al agua 

Cambio climático hoy: 5 discusiones científicas

Compostaje circular para reducir residuos

¿Una planta-lámpara? Es posible!

Ooho! Agua para tomar con innovación

Aprovechando residuos en la industria vitivinícola

Agua contaminada: el caso de Gold King Mine

Sequías: una realidad actual

Topmix: una solución a las inundaciones

El carbono en el Océano Austral

Turbinas flotantes en pos de la eficiencia

Volcanes: estudios y prevención

Decisiones solares: esferas en LA

Análogos climáticos: investigando el cambio climático

Ilustración botánica

Ocean Cleanup: menos plástico en los océanos

BY Sustentator - 5 February, 2016

Pasaporte verde para los Juegos Olímpicos 2016

 

(Por Susana Sandoval, Viajero ResponsableLa ciudad brasileña de Río de Janeiro, sede de los próximos Juegos Olímpicos, impulsa una iniciativa que combina el deporte y la sustentabilidad.

rio

La ciudad de Río de Janeiro será sede de los Juegos Olímpicos entre el 5 y el 21 de Agosto de 2016. El evento recibirá a 10.500 deportistas de 206 países que en solo 17 días disputarán 306 pruebas diferentes. Ante este gran evento, la ciudad espera recibir entre 350.000 y 500.000 visitantes extranjeros.

Los turistas no sólo no necesitarán visado para ingresar al país durante esos días sino que también obtendrán su Pasaporte Verde, como parte de una campaña coordinada entre el Comité Olímpico y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Se trata de un documento que simula ser un pasaporte real, pero que en verdad incluye los recorridos “verdes” de la ciudad, una lista de alojamientos y otros servicios que operan con un enfoque responsable, más consejos prácticos para tomar acción como turista responsable en Río de Janeiro.

El Pasaporte Verde es parte de un programa lanzado por PNUMA para los viajeros con el objetivo de alentar la demanda global de productos y servicios turísticos sostenibles. El organismo considera que el turismo no podrá lograr ser una actividad sostenible a menos que los consumidores (turistas) elijan en mayor medida los destinos y actividades más responsables con el planeta y sus comunidades.

Otras iniciativas nacionales del Pasaporte Verde de PNUMA fueron introducidas previamente en Ecuador, Costa Rica, los territorios franceses ultramarinos y Sudáfrica. En Argentina se encuentra en su fase de desarrollo y se prevé su lanzamiento para este año.

Los viajeros podrán leer la información del Pasaporte Verde para los Juegos Olímpicos 2016 en el sitio web o descargar una aplicación para sus celulares.

 

Otros artículos de Viajero Responsable

Disfrutar de los viajes en bicicleta

Buscadores de hoteles ecológicos

5 destinos turísticos mundiales afectados por el cambio climático

Sugerencias en senderismo responsable

Turismo con animales y falta de conciencia

Bonito, mejor destino ecoturístico de Brasil

Reikiavik: destino para ambientalistas y aventureros

Turismo sostenible, responsable, ecoturismo: cuando las palabras confunden a los viajeros 

Nuevo amigo en el blog: Viajero Responsable

POSTED UNDER DestacadosTurismo
BY Agostina Mileo - 4 February, 2016

Intentos por salvar a la Rana de Mallorca

 

En un planeta hiper comunicado, pensar en hace seis años es pensar en otro mundo.

rana mallorca

No había whatsapp, algunos logros personales no se habían consumado, David Bowie estaba vivo, había otros presidentes. También los pobres se seguían muriendo de hambre, las mujeres seguían ganando menos que los hombres y una plaga de hongos diezmaba poblaciones de anfibios alrededor del mundo. Los cambios en las comunicaciones, los gobiernos o la farándula no han dado con la solución para el hambre o el machismo.

Sin desanimarse, un grupo de biólogos pudo hacer algo para salvar a las ranas de Mallorca. Durante los últimos 6 años, un equipo de investigación se dedicó a tratar de erradicar el hongo Batrachochrytium dendrobatidis (o B.d) de una población de ranas de la isla de Mallorca, conocidas localmente como ferrerets.

El B.d, que desde 1998 ha sido identificado como la causa principal de la notable reducción del número de anfibios alrededor del mundo, coloniza las células de la capa más superficial de la piel. Esto ocasiona su engrosamiento, impidiendo que los fluidos viajen por el cuerpo (si pensamos en ranas o sapos, es característica su humedad exterior). Eventualmente, la infección termina generando fallas cardíacas e infartos.

El B.d infecta a una cantidad inusitada de especies de ranas, sapos, salamandras y lagartijas. Ya son más de 700 en seis continentes y muchas están al borde de la extinción o han sufrido bajas fenomenales en sus poblaciones. Los investigadores no saben por qué el hongo es tan violento.

Alrededor de 1.000 tipos de chrytid existen en la naturaleza, pero sólo dos parecen afectar vertebrados. Por otro lado, no resulta muy lógico como estrategia para la supervivencia del hongo matar a todos sus húespedes.

Hasta ahora, algunos zoológicos y reservas habían conseguido erradicar el B.d en ambientes controlados. Sin embargo, el experimento mallorquino es el primero que lo consigue en la naturaleza. Los ferrerets se creían extintos, hasta que en 1.980 volvieron a ser divisados en algunos puntos de la isla; de ahí en adelante, numerosos programas de cría y conservación lograron restablecer la población.

En 2007, se identificó la presencia del hongo, que probablemente haya sido introducido por estos individuos criados en cautiverio para salvar la especie. En 2009, los esfuerzos para eliminar el hongo comenzaron. El equipo se concentró en los renacuajos, que agarran la infección en los estanques en los que viven, pero no se mueren hasta que ocurre su metamorfosis a ranas. Entonces, los investigadores removieron miles de renacuajos y los mantuvieron en el laboratorio, mientras vaciaban los estanques y esperaban que las lluvias los volvieran a llenar. Una vez llenos, los renacuajos libres de hongos volvían a los estanques. Un uño después el B.d había vuelto.

Como la ciencia no se trata de rendirse, en 2012 repitieron el procedimiento, pero agregaron un desinfectante comercial común al fondo de los estanques y las rocas a su alrededor. Al año siguiente, los renacuajos y las ranas de esos estanques no mostraban signos de infección por B.d.

Hoy, tres años después, tampoco. Si bien la experiencia no es replicable más allá de Mallorca (la isla es un ecosistema asilado, los estanques están bastante separados entre sí y no hay otros anfibios que vayan de un lugar a otro diseminando la infección, además de lo controversial de utilizar un funguicida en la naturaleza), se espera que resulte de inspiración para otros lugares.

El debate sobre la introducción de funguicidas es arduo, pero todos los investigadores coinciden en una cosa: la mayor amenaza de la actualidad reside en la reducción de los hábitats por el cambio climático y la actividad humana. Esperemos que la inventiva y la perseverancia sean suficientes, y cuando pensemos que las ranas son ajenas, recordemos lo apretados que vivimos nosotros y lo cerca que están los estornudos de los otros.

 

Otros artículos de la autora 

Hippo roller: alternativa eficiente para el acceso al agua 

Cambio climático hoy: 5 discusiones científicas

Compostaje circular para reducir residuos

¿Una planta-lámpara? Es posible!

Ooho! Agua para tomar con innovación

Aprovechando residuos en la industria vitivinícola

Agua contaminada: el caso de Gold King Mine

Sequías: una realidad actual

Topmix: una solución a las inundaciones

El carbono en el Océano Austral

Turbinas flotantes en pos de la eficiencia

Volcanes: estudios y prevención

Decisiones solares: esferas en LA

Análogos climáticos: investigando el cambio climático

Ilustración botánica

Ocean Cleanup: menos plástico en los océanos

POSTED UNDER AnimalesDestacados
BY Vegan Delicious - 1 February, 2016

Vegano y agridulce: risotto con crema de maní

 

Una propuesta fácil de hacer, rica en proteínas y libre de ingredientes de origen animal. Especial para aquellos que disfrutan de un paladar más agridulce.

Foto: Vegan Delicious.

¿Qué ingredientes necesitás? 200 gramos de arroz Doble Carolina; aceite de oliva; pizca de sal.

Para la salsa de maní: 80 gramos de maní tostado sin sal; 3 cucharadas de crema de maní; un chorrito de salsa de soja (optativo); 2 cebollas cortadas en cubitos; 3 cucharadas de azúcar mascabo; cantidad deseada de sal y pimienta blanca.

¿Cómo prepararlo? Hervir el arroz con aceite de oliva y sal. Si se desea, se puede agregar alguna hierba aromática o azafrán.

Mientras, en una sartén, caramelizar las cebollas echándolas cuando el aceite esté caliente e incorporar de a poco el azúcar mascabo.

Luego, agregar el maní tostado, la salsa de soja, la sal y la pimienta. Dejar cocinando la preparación unos minutos y finalmente agregar la crema de maní.

Servir sobr el arroz caliente y disfrutar!

 

Otras recetas de Vegan Delicious

Helado vegano de banana

Receta vegana: Hamburguesas vegetales

Seitán, la carne vegetal

Receta vegana: strudel

Receta vegana: panqueques

Receta vegana: torta roja

Receta vegana: sopa de remolacha

Receta vegana: trufas

Receta vegana: carrot cake

Doble receta vegana: ñoquis

Receta vegana: torta dulce raw

Receta vegana: guiso de lentejas

Receta vegana: Pepas

Receta vegana: ensalada rusa

Receta vegana: torta para merendar

Receta vegana: queso

Receta vegana: alfajores veganos

Receta vegana: croquetas de espinaca

BY Tais Gadea Lara - 28 January, 2016

Reducción de CO2: el urgente desafío de nuestros días

 

Hoy, 28 de enero, se reconoce como el Día Mundial por la Reducción de Emisiones de CO2. Una fecha especial que invita a tomar conciencia sobre una de las principales necesidades que tiene nuestro tiempo en la lucha frente al cambio climático.

co2

También conocido como el Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre, el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2 busca definir una fecha clave del año en la cual tomar conciencia sobre el impacto del incremento de estas emisiones y su vínculo estrecho con la problemática del cambio climático. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) fue la encargada de definir el 28 de enero de cada año como una fecha especial que contribuya a impulsar nuevas iniciativas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs) y profundizar el desarrollo de aquellas ya iniciadas en palabras y/o acción.

¿Por qué el CO2 es protagonista en la reducción de emisiones? El dióxido de carbono (CO2) es uno de los principales gases de efecto invernadero que se ha vuelto protagonista en los últimos años como uno de los principales contribuyentes al fenómeno del cambio climático.

También denominado anhídrico carbónico, el CO2 es un gas cuyas moléculas están compuestas por dos átomos de oxígeno y uno de carbono. Al igual que otros GEIs es parte necesaria en el proceso de efecto invernadero. Al ser liberados a la atmósfera, retienen parte de la radiación solar. Es decir, esto permite conservar una determinada temperatura en la superficie del planeta para que sea habitable. ¿El problema? Cualquier variabilidad en este proceso, implica un cambio. Es decir, cualquier aumento de la cantidad de estos gases, produce una alteración en ese proceso equilibrado y lo que cambia es el clima.

La procedencia de las emisiones de CO2 es múltiple y se encuentra relacionada con muchas de las actividades diarias que el ser humano realiza para satisfacer sus necesidades y que ha sufrido un notable cambio de aceleración e incremento desde la Revolución Industrial. Sólo por mencionar algunas: quema de combustibles fósiles para la generación de energía, uso del suelo y actividad agropecuaria, transporte a partir de combustibles fósiles, deforestación, sistema actual de industrialización e hiperconsumo, gestión de residuos sólidos urbanos.

Pero lejos de lo que se suele creer y para noticia negativa, las emisiones de CO2 no afectan únicamente a la superficie terrestre. Uno de los principales problemas que hoy afectan a los océanos consiste en la acidificación. ¿De qué se trata? Es un proceso por medio del cual el CO2 emitido a la atmósfera es absorbido por los océanos provocando un descenso en el pH de los mismos. Es decir, el CO2 ingresa al océano y éste reacciona con el agua de mar para formar ácido carbónico. Esto impacta directa y negativamente sobre los arrecifes de coral y, consecuentemente, en los distintos procesos naturales de la fauna y flora océanica, ocasionando un desequilibrio que termina afectando a todas las especies. Desde el comienzo de la Revolución Industrial, el mar absorbió aproximadamente una cuarta parte de todo el CO2 proveniente de combustibles fósiles.

Antes de la Revolución Industrial, la concentración de CO2 en la atmósfera era de unas 280 partes por millón (ppmv). A principios del siglo XXI alcanza los 370 ppmv. En la última publicación del World Resources Institute de junio del año pasado, el instituto relevó un informe sobre los países que más emisiones de CO2 generan y los rubros de principal emisión en cada uno de ellos. Los 10 países que más GEIs provocan generan el 72% del total, mientras que los 100 países que menos emisiones, apenas contribuyen con el 3% de ellos. Los 10 países con mayor emisión de GEIs a la atmósfera son: China, Estados Unidos, la Unión Europea, India, Rusia, Japón, Brasil, Indonesia, México e Irán.

emissions

Protagonista de nuestro siglo, la reducción de las emisiones de CO2 se ha tornado en uno de los grandes desafíos para la humanidad en su lucha frente al problema más importante al cual se enfrenta: el cambio climático. Con un Acuerdo de París que espera ratificarse con la firma de los líderes mundiales el próximo 22 de abril en Nueva York, y con el deseado objetivo de garantizar un calentamiento de la superficie de la Tierra que no supere los 2°C, la reducción de CO2 se convierte necesariamente en una política que cada país debiera asumir para el presente y futuro de sus ciudadanías.

Pero que, como tal, y debido al vínculo estrecho que tiene con cada una de las actividades humanas, requiere también de la participación de los distintos actores. Gobiernos, que establezcan y garanticen políticas de reducción de CO2 en los distintos sectores en pos del desarrollo de las energías renovables frente al uso de combustibles fósiles, y la protección y conservación de los dos principales “sumideros de carbono”, los bosques y océanos. Empresas, que incluyan este objetivo dentro de sus políticas de Responsabilidad Social Empresaria (RSE) y de sus procesos de reconversión hacia métodos de producción más eficientes y más amigables con el ambiente. Organizaciones sociales, que contribuyan a la toma de conciencia sobre la problemática y las alternativas de reducción no sólo en una fecha al año sino los 365 días que lo componen. Ciudadanos, que comprendan la importancia y el poder que tienen en sus manos en cada decisión que realizan en su día a día: que no es lo mismo elegir un producto que eligió una manera de producción más responsable con el ambiente a otro totalmente desinteresado del tema, que no es lo mismo elegir el auto para hacer apenas 20 cuadras a optar por la bicicleta y disfrutar de la ciudad, que no es lo mismo aprovechar la luz natural para trabajar en la oficina a tener la luz encendida todo el día sin justificativo. Y los comunicadores, que tenemos la responsable tarea de comunicar sobre estos temas para contribuir a la toma de conciencia y promover un cambio de acción. De allí… el por qué de este artículo.

BY Patricia Rincón | Slowmotiv - 27 January, 2016

Peluquería Orgánica “La Consentida”

 

Bajo la consigna “No maquillamos el pelo, lo tratamos”, La Consentida ofrece distintos servicios de peluquería que buscan un cuidado integral del cabello. En esta peluquería belleza, ecología y cuidado del cuerpo van de la mano.

peluquería

Cuando uno comienza una vida libre de testeo animal, las opciones de peluquería se reducen de manera drástica. Por lo que, apenas me enteré que existía una peluquería que utilizaba la marca inglesa Organic Colour Systems -certificada por Choose Cruelty Free- para sus servicios capilares, no cupe en mí de emoción y sentí la necesidad de ir a conocerla.

La Consentida está ubicada en la comuna de Vitacura en Santiago de Chile. Al llegar uno se sorprende por su sencilla, pero encantadora fachada que no se asemeja a las de peluquerías comunes. Por dentro es fresca y destaca su estilo vintage que la hace muy acogedora, pero lo más asombroso es que no se siente ese típico olor químico muy frecuente en las peluquerías que realizan coloración.

Organic Colour Systems es una marca profesional que, luego de mucha investigación, lograron crear un sistema de coloración y tratamiento capilar que cuenta con la mayor cantidad posible de ingredientes orgánicos y la menor cantidad de químicos. Libres de amoníaco y siliconas, los productos penetran la fibra capilar de manera que el pelo es realmente sanado y no le otorgan sólo una apariencia sana y brillante momentánea, como los tratamientos tradicionales  de peluquería. Junto a esto, la marca destaca por tener una política sustentable y respetuosa con el ambiente, además de una oposición al testeo animal.

La línea de productos es extensa, cuenta con tinturas tanto para tonos naturales como de fantasía, productos para estilizar el cabello, protectores de calor y, por supuesto, líneas de shampoo, acondicionador y tratamiento para las distintas necesidades que pueda tener el cabello. La Consentida tiene la representación de la marca en Latinoamérica y venden los productos en la peluquería.

El tratamiento consiste en comenzar con un test de elasticidad en húmedo que permite saber qué es lo que el pelo necesita, pueden ser proteínas o hidratación. Luego se lava el pelo para limpiar y abrir la cutícula capilar, así se facilita la absorción del producto. Se aplica la crema de tratamiento con un masaje en todo el cabello, se cubre y se expone a calor por un rato. Después se enjuaga, lo secan y terminan aplicando aceite de argán para un toque de brillo extra. La sensación de suavidad es inmediata.

Fuente: Slowmotiv

 

Otros artículos de Slowmotiv

Conceptos para entender la moda Slow

Musgo graffiti

Diseñadores del futuro: Verdo

Dukao: hecho a mano

Moda reciclada by H&M

“La moda”: gran industria que cambia su modelo de negocio

¿Tres cocodrilos para una cartera? Están locos

Publicidad sostenible

Downshifting: el primer paso para convertirse en alguien slow

El movimiento slow y su llegada a la moda

Nuevo amigo en el blog: Slowmotiv

BY Tais Gadea Lara - 26 January, 2016

Educación ambiental: la clave para generar conciencia

 

Como cada año, hoy 26 de enero se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental. Una fecha para tomarmos unos minutos a pensar sobre aquello que debiera ser eje en toda institución educativa, pero que también requiere de una puesta en práctica al interior del hogar.

Por Jack Barnes – Project Wild Thing.

Un 26 de enero de 1975 expertos de más de 70 países se reunieron en Belgrado, República de Serbia, para celebrar el Seminario Internacional de Educación Ambiental. El evento marcó un antes y un después pues estableció los principios sobre los cuales se basaría la educación ambiental en el mundo, conforme los programas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El resultado del seminario: la publicación de la Carta de Belgrado donde se enumeran los pilares de la educación ambiental. Dada la importancia que esta reunión tuvo para la temática, desde entonces, cada año se celebra el 26 de enero como el Día Mundial de la Educación Ambiental.

¿De qué hablamos cuando nos referimos a la educación ambiental? Se trata de un proceso que busca despertar y generar conciencia en el ser humano respecto del vínculo de interacción que existe entre el hombre y su entorno, y la necesidad de encontrar una forma de relación entre ambos que se caracterice por la armonía y el respeto. Allí se encuentra el eslabón clave de la educación ambiental: el poder contribuir a la toma de conciencia sobre el ambiente, sobre la naturaleza, sobre la Tierra en sus máximas expresiones y con sus mágicas bellezas que los definen; pero también sobre el vínculo que el ser humano tiene para con ellos, hoy más definido por la contaminación, el deterioro, el peligro, y en medio de un proceso de cambio de paradigma hacia un vínculo más armónico que garantice un desarrollo sustentable.

El gran interrogante que surge al hablar sobre educación ambiental es: ¿quién debe enseñarla? ¿quién debe promoverla? ¿Acaso son sólo las instituciones? La respuesta se encuentra en ese misma necesidad de involucramiento de los distintos actores y de generar un cambio de acción concreto. Sí, las instituciones educativas, las escuelas, los colegios deben considerar la educación ambiental. Pero he aquí dos cuestiones importantes.

La incorporación de la educación ambiental en las instituciones no debería realizarse como una materia individual, totalmente independiente del resto de la currícula. Quizás esta inclusión pueda ser un primer paso de trabajo y avance, por supuesto. Pero a donde se debería tender es hacia la temática del ambiente y la sustentabilidad como un eje transversal a toda la currícula, a todas las materias. ¿Qué mejor para los niños y jóvenes que poder establecer interacciones entre la geografía y los desastres naturales por región, entre la historia y cómo la Revolución Industrial significó el inicio de un proceso de producción contaminante con consecuencias hasta nuestros días, o hasta entre las propias matemáticas y las cifras de emisiones de gases contaminantes que se generan hoy en su país, en su ciudad, en su pueblo?

La promoción de la educación ambiental en las instituciones debería considerar otro elemento importante: estudiar allí donde está el ambiente. Estamos acostumbrados, o hemos naturalizado, procesos y metodologías de educación al interior de las aulas, totalmente desconectados del mundo natural que nos rodea. ¿Qué ocurriría si se saliera con los chicos al parque, a que estén en contacto con la naturaleza? ¿O que vean cómo en la propia ciudad se arrojan residuos de manera equívoca o ya se han comenzado a separar en categorías? Ser más naturales.

Lejos de pensar que la educación ambiental es tema exclusivo de las instituciones, también implica de una labor al interior de los hogares. Los ritmos de vida actual totalmente acelerados muchas veces hacen que darle una tablet a un niño sea más fácil que salir a divertirse con ellos en un parque. Las consecuencias de una u otra decisión, serán totalmente determinantes para el futuro de ese niño, de ese joven.

Tomar conciencia sobre el ambiente, sobre el vínculo que ese niño puede tener con la naturaleza, es una tarea que muchos podrán considerar difícil, molesta y hasta que les lleva tiempo. Pero me remito a las frases de David Bond, creador del proyecto Project Wild Thing, ante este pensamiento: “Algunas personas dicen que no tienen tiempo. Otras que les estoy dando una actividad más por hacer en su rutina. Lo que yo siempre respondo es: puedes hacer un muy pequeño cambio. Es muy fácil dejarse llevar por el hecho de tener el próximo celular, la próxima computadora o el último estreno de una película. Pero deben aprender que el tiempo en la naturaleza es el mejor tiempo que pueden dedicar de sus vidas. Es libre, no tiene costo y es realmente bueno y positivo para tu salud física, mental y emocional”.

POSTED UNDER DestacadosEventos
BY Agostina Mileo - 25 January, 2016

Hippo Roller: alternativa eficiente para el acceso al agua

 

Cuando algo nos resulta tan extraño que lo calificamos de exótico, la foto siempre le gana al análisis de esa otra realidad. Los aspectos estéticos de la situación ajena se vuelven pintorescos para ojos desbordados de afán contemplativo. La escena deja de ser una situación para ser una fantasía y se transforma en un instrumento de la imaginación.

hyppo

La postal del atardecer de la sabana africana en el que se recortan las siluetas de algunos trabajadores rurales transportando agua en vasijas sobre sus cabezas, nos hace suspirar de emoción pensándonos aventureros del otro lado del Atlántico. No nos parece un reflejo de la dificultad de acceso al agua que atraviesa gran parte de la humanidad. Jamás nos imaginamos a esos campesinos caminando 6 kilómetros por día descalzos, o sus dolores de espalda al acostarse por la noche. Y claro que no, son una foto de algo que sucede lejos en todo sentido.

Para dos emprendedores sudafricanos, esos campesinos eran sus amigos y familia. A diferencia de nosotros, no necesitaban su imaginación para darle vida a la foto. Para ellos, las vasijas de agua sobre las cabezas eran la cotidianeidad en movimiento, y un problema.

El Hippo Roller Project es la alternativa que encontraron estos dos hombres que crecieron en granjas para ayudar a garantizar el acceso a agua potable. Durante los últimos 20 años, repartieron 46.000 barriles rodantes de plástico diseñados por ellos en más de 20 países.

El Hippo Roller es básicamente eso, un contenedor de plástico cilíndrico con un tirante de metal tipo andador especialmente diseñado para recorrer caminos rurales. Tiene capacidad para 90 litros de agua (cinco veces más que la tradicional vasija) y algunos modelos incluyen un filtro para limpiar el agua recolectada.

Cuando está vacío, el Hippo Roller se puede compactar y usar como mochila y tiene una vida útil de aproximadamente sies años. El plástico es reciclable, pero los Rollers rotos se reutilizan como contenedores, bañeras para niños o macetas.

Tradicionalmente, las mujeres y los niños son los encargados de ir a buscar el agua, por lo que la utilización de este producto es muy importante para mejorar la asistencia a las escuelas. Las madres tienen más tiempo para cuidar a sus hijos y ellos para estudiar. Por otro lado, las personas mayores solían depender de la buena voluntad de sus vecinos para conseguir agua, con el Hippo Roller pueden buscarla ellos mismos. Además, la introducción de la nueva tecnología hizo que los hombres comenzaran a interesarse por realizar esta tarea, reconfigurando los roles asignados por la configuración antigua de las sociedades.

El Hippo Roller también reduce los riesgos de salud de cargar tanto peso y mejora la higiene. La disponibilidad de agua potable también otorga más tiempo para optimizar las técnicas agrícolas y la producción. En contraste con los carros de ruedas, que con el peso erosionan el suelo haciendo canales y zanjas, compacta el suelo y ayuda a mantener los caminos. Todo esto, por supuesto, resulta en más energía, autoestima y dignidad para las personas.

La sostenibilidad del proyecto no pasa solo por sus aspectos ambientales, su financiación es 100% voluntaria, basada en un sistema de donaciones y sponsors. Se calcula que, a la fecha, se han rodado” alrededor de 7.000 millones de litros de agua a través de 500 millones de kilómetros gracias al trabajo conjunto de fundaciones, ONG y donaciones personales.

Tal vez no nos resulte tan pintoresco, pero si la postal cambia por una foto de personas empujando contenedores plásticos de colores, nos podemos alegrar por ellos.

 

Otros artículos de la autora

Cambio climático hoy: 5 discusiones científicas

Compostaje circular para reducir residuos

¿Una planta-lámpara? Es posible!

Ooho! Agua para tomar con innovación

Aprovechando residuos en la industria vitivinícola

Agua contaminada: el caso de Gold King Mine

Sequías: una realidad actual

Topmix: una solución a las inundaciones

El carbono en el Océano Austral

Turbinas flotantes en pos de la eficiencia

Volcanes: estudios y prevención

Decisiones solares: esferas en LA

Análogos climáticos: investigando el cambio climático

Ilustración botánica

Ocean Cleanup: menos plástico en los océanos

POSTED UNDER AguaDestacados
BY Vegan Delicious -

Helado vegano de banana

 

Para hacer frente a las altas temperaturas allí donde el verano se siente de manera intensa, te proponemos una receta económica, sencilla y libre de ingredientes de origen animal: helado de banana.

Foto: Vegan Delicious.

¿Qué ingredientes necesitás? Bananas maduras y otras frutas a gusto (frutilla, arándano, mano u otras).

¿Cómo preparar el helado? Colocar unas bananas en el freezer, peladas y cortadas. Cuando estén casi congeladas, procesar con miniprimer y la fruta elegida (frutillas, arándanos, mango). Procesar hasta obtener consistencia cremosa.

Volver a reservar en el freezer unos minutos más y a disfrutar! Se puede acompañar con chips de chocolate, nueves o el ingrediente que creas conveniente para darle un toque especial. Si se le desea dar color, se le puede agregar un poco de cúrcuma.

Propuesta ideal para golosos!

 

Otras recetas de Vegan Delicious

Receta vegana: Hamburguesas vegetales

Seitán, la carne vegetal

Receta vegana: strudel

Receta vegana: panqueques

Receta vegana: torta roja

Receta vegana: sopa de remolacha

Receta vegana: trufas

Receta vegana: carrot cake

Doble receta vegana: ñoquis

Receta vegana: torta dulce raw

Receta vegana: guiso de lentejas

Receta vegana: Pepas

Receta vegana: ensalada rusa

Receta vegana: torta para merendar

Receta vegana: queso

Receta vegana: alfajores veganos

Receta vegana: croquetas de espinaca

BY Sustentator - 18 January, 2016

Ecomanía celebró su segundo “Picnic”

 

A pocos días de la Conferencia de las Partes (COP21), conocida popularmente como “cumbre del clima”, en París (Francia), se celebró por segundo año consecutivo el evento de recaudación de la Asociación Civil Ecomanía. Más de 130 referentes de empresas, ONG, y emprendimientos sociales y sustentables se reunieron para dialogar sobre los principales ejes y desafíos del desarrollo sustentable para este año.

Foto: Gentileza Ecomanía.

Por segundo año consecutivo, la Asociación Civil Ecomanía realizó su Picnic de fin de año en la Embajada de Australia en Buenos Aires. El evento, fecha clave en el calendario sustentable local, tiene como objetivo recaudar fondos para ayudar a sostener el principal proyecto de la ONG, la Revista Ecomanía, y conectar a personas que trabajan por la sustentabilidad desde las empresas, las organizaciones del tercer sector y el Estado.

Con la residencia del Embajador de Australia en Argentina, Noel Campbell, como marco y un trío de jazz de fondo, el Picnic reunió a más de 130 personas, entre ellas: gerentes de empresas, directores de ONGs, emprendedores, periodistas, funcionarios públicos y referentes de distintas temáticas vinculadas con la sustentabilidad.

Mientras degustaban un menú saludable y orgánico, diseñado por Le Pain Quotidien, los asistentes fueron invitados a sentarse en distintos manteles temáticos de modo que se generaran conversaciones sobre varios tópicos: arquitectura sustentable, inclusión social, acceso al agua, reciclaje, liderazgo, empoderamiento femenino, educación intercultural, empresas B, consumo responsable y tecnología sustentable.

“A pocos días de haberse logrado un acuerdo en la COP21 en París, reafirmamos nuestra creencia en el valor del diálogo y el consenso entre los distintos actores sociales para buscar soluciones a los problemas ambientales y sociales que enfrentamos como humanidad. El Picnic busca humildemente ser un espacio más donde se conectan personas que trabajan por la sustentabilidad desde distintos ámbitos, con la esperanza de que a partir de este encuentro surjan interacciones positivas para la sociedad”, expresó Lucas Campodónico, director de Ecomanía.

El embajador Campbell, dio unas palabras de bienvenida a los invitados: El cambio climático es un desafío y una responsabilidad que todos debemos asumir para lograr un futuro sustentable que podamos heredarle a las nuevas generaciones. Ecomanía realiza un trabajo admirable promoviendo la adopción de prácticas y hábitos que sean respetuosos del ambiente. En Australia, valoramos la dedicación de las organizaciones que trabajan en pos de la sustentabilidad, por lo que fue un placer para mí poder apoyarlos nuevamente en la realización de su Picnic de fin de año y compartir con los demás invitados experiencias e ideas acerca de cómo mejorar el mundo en el que vivimos“.

Del evento participaron referentes de distintas organizaciones como: Cascos Verdes, Partido de la Red, Premios Mayma, Socialab, Sistema B, Inclúyeme, Plugin Social, Reciduca, Fundación Proyungas, Sumatoria, La Casa G, Agua y Juventud, Fundación Jane Goodall, Voces Vitales, Reciclario, CEADS, AprA, Ashoka, Banco de Alimentos, entre otras. Todas ellas compartieron lo enriquecedor del encuentro como un momento de networking e intercambio de información y experiencias entre ONG, empresas y emprendedores.

Juan Sicardi, co-organizador de los Premios Mayma, comentó: “Es la primera vez que voy al Picnic de Ecomanía. Fue un espacio relajado de intercambio con personas de diferentes ámbitos, empresas y ONG, que me enriqueció y me permitió ampliar la red de contactos”“El intercambio entre las distintas partes de un ecosistema siempre es enriquecedor para la sociedad, por el cambio que queremos ver en el mundo, por eso nos reconforta participar del Picnic”, agregó Luciana Comes, socia fundadora de Maggacup.

“Fue un placer haber compartido este almuerzo con tantas organizaciones y empresas comprometidas con nuestra sociedad y ver cómo cada vez somos más los que trabajamos por un mundo más sustentable. No sólo me pareció original y divertida la idea del Picnic, sino que además el lugar era inmejorable y la comida rica. Siempre me genera emoción escuchar las palabras de Lucas y todos los que hacen Ecomanía y es una alegría poder acompañarlos en su trabajo”, dijo Melisa Tedeschi, directora de Relaciones Institucionales de Cascos Verdes.

BY Vegan Delicious -

Receta vegana: hamburguesas vegetales

 

Una receta especial de hamburguesas vegetales de yamaní y lentejas, ideales para acompañar con ensaladas, puré o con pan. Son ricas y nutritivas. Sencillas de hacer, con ingredientes económicos. Además, se conservan hasta tres meses en el freezer.

lentejas

¿Qué ingredientes necesitas? Para 6 hamburguesas de 125 gr. necesitas los siguientes ingredientes básicos: 250 gr. de lentejas o yamaní (según el sabor elegido); sal y pimienta blanca a gusto; 2 zanahorias ralladas; condimentos elegidos; 100 gr. de pan rallado (o salvado de avena).

Además, puedes optar por estos ingredientes adicionales: morrón rojo en cubos; aceitunas; tomate seco; cebolla; ajo.

¿Cómo preparar las hamburguesas? Hervir la base elegida (yamaní o lentejas). Una vez que enfríe, en el caso de la lenteja procesarla hasta obtener una pasta. Agregar la sal, pimienta, las zanahorias y, de a poco, el pan rallado, hasta obtener una masa homogénea y fácil de moldear.

Hacer las formas con molde o a mano. Luego, dorar a la sartén o cocinar en el horno.

Hamburguesas express en 20 minutos! A disfrutar!

 

 

Otras recetas de Vegan Delicious

Seitán, la carne vegetal

Receta vegana: strudel

Receta vegana: panqueques

Receta vegana: torta roja

Receta vegana: sopa de remolacha

Receta vegana: trufas

Receta vegana: carrot cake

Doble receta vegana: ñoquis

Receta vegana: torta dulce raw

Receta vegana: guiso de lentejas

Receta vegana: Pepas

Receta vegana: ensalada rusa

Receta vegana: torta para merendar

Receta vegana: queso

Receta vegana: alfajores veganos

Receta vegana: croquetas de espinaca

BY Sustentator - 15 January, 2016

Disfrutar de los viajes, en bicicleta

 

(Por Susana Sandoval, Viajero ResponsableLa bicicleta avanza como medio de transporte ecológico y saludable en varias ciudades del planeta, interesadas en disminuir el tráfico de vehículos y las consecuentes emisiones de dióxido de carbono (CO2) que contribuyen al cambio climático.

bicis

Copenhagen (Dinamarca) y Amsterdam (Países Bajos) lideran desde décadas los índices de ciudades “bici-amigables” junto con otras urbes europeas. Sin embargo, en los últimos años, en los mismos índices aparecen ciudades latinas como Buenos Aires (Argentina) o Río de Janeiro (Brasil), que se suman así a la tendencia global.

Un creciente porcentaje de residentes urbanos elige la bicicleta como medio de transporte y continúa utilizándola cuando viaja, aunque no siempre la incluye en su equipaje.

Por eso te dejamos algunas ideas para ayudarte a encontrar bicicletas y disfrutarlas en tus viajes:

Alojamientos. Cada año, son más los hoteles que incluyen bicicletas como un servicio disponible para sus huéspedes. Si en el sitio web de la empresa no figura este servicio, vale la pena efectuar la consulta antes de viajar o leer los comentarios en las redes sociales, ya que en muchos casos el servicio no figura en el sitio, pero existe.

Alquiler de bicicletas. Las opciones son amplias, los viajeros pueden encontrar -dependiendo del destino- no sólo bicicletas comunes sino también eléctricas e incluso de bambú.

Excursiones. Existen empresas especializadas en este segmento de mercado y también agencias que incluyen productos con este medio de transporte. Las posibilidades son múltiples: excursiones de medio día, día completo o en combinación con otras actividades, como caminatas o kayak.

Asociaciones y municipios. Es una buena idea efectuar una pequeña investigación del destino elegido, sus actividades y servicios. Las fechas de un viaje pueden coincidir con actividades en bicicleta programadas por organizaciones locales, muchas son gratuitas o el pago es mínimo.

Sistemas de transporte público en bicicleta. La mayoría de las grandes ciudades cuenta con sistemas para retirar bicicletas en forma gratuita por un tiempo limitado. En general, es el servicio ofrecido a residentes que también incluye a los visitantes.

 

Otros artículos de Viajero Responsable

Buscadores de hoteles ecológicos

5 destinos turísticos mundiales afectados por el cambio climático

Sugerencias en senderismo responsable

Turismo con animales y falta de conciencia

Bonito, mejor destino ecoturístico de Brasil

Reikiavik: destino para ambientalistas y aventureros

Turismo sostenible, responsable, ecoturismo: cuando las palabras confunden a los viajeros 

Nuevo amigo en el blog: Viajero Responsable

POSTED UNDER DestacadosTurismo
BY Tais Gadea Lara - 13 January, 2016

“El futuro que queremos: un planeta sustentable para nuestros hijos”

 

Así lo afirmó ayer por la noche, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en el marco de lo que fue su último discurso sobre el Estado de la Unión en Washington. Cambio climático, energías renovables y la necesidad de pensar en las futuras generaciones fueron ejes protagonistas.

Boulder City, NV. Marzo. (Foto por Ethan Miller/Getty Images)

“Vivimos en un tiempo de gran cambio. Nuestro lugar en el mundo está cambiando”. Ésta fue una de las primeras frases de Barack Obama. Ésta fue una de las primeras declaraciones que dejaría en evidencia uno de los conceptos sobre el cual hizo mayor énfasis a lo largo de todo su discurso: el cambio. Éste fue el eje temático que condujo lo que fue la última presentación del Estado de la Unión de Obama como presidente de los Estados Unidos (EEUU).

El Estado de la Unión, más conocido popularmente como SOTU (por sus siglas en Inglés, Stade of The Union), consiste en un reporte anual que el presidente expone ante el Congreso norteamericano sobre el estado actual del país, a modo de balance y objetivos por los cuales continuar trabajando. El SOTU que se expuso ayer en la ciudad de Washington no fue uno más. Se trató de la última presentación de Obama como presidente de los Estados Unidos, considerando las próximas elecciones presidenciales que se celebrarán el 8 de noviembre de este año.

Frente a este actual contexto de cambio con el cual dio inicio a su discurso, Obama interrogó a los presentes: “¿Vamos a responder a los tiempos de cambio de hoy con miedo y peleándonos entre nosotros mismos?”. Así, a modo de balance y despedida de lo que fueron sus años como presidente, profundizó sobre los temas de principal interés para la política norteamericana. Economía, salud, trabajo, inmigración y seguridad fueron algunos de los ejes que se abordaron, pero también, y tal como lo había hecho en su discurso anterior el año pasado, el ambiente se hizo presente a partir de tres temas clave: la energía, el cambio climático y las futuras generaciones.

Transformación energética

Conscientes de la problemática del cambio climático, esa idea inicial de tiempos de modificación incluyó en el discurso de Obama la necesidad de comenzar a repensar y cambiar el sistema energético en pos de satisfacer las necesidades de consumo de una manera más eficiente y sustentable. “¿Por qué vamos a dejar pasar la oportunidad para el país de producir y vender la energía del futuro?”, preguntó.

Así, dio muestras claras de cómo las energías renovables se desarrollaron favorablemente a lo largo de sus años en la presidencia, adquiriendo ventajas competitivas, no sólo desde lo social y lo ambiental, sino también desde lo económico. “En los campos desde Iowa hasta Texas, la energía eólica es más barata que la tradicional y sucia energía”, aseguró.

En este proceso de reconversión industrial y transformación del sistema energético, Obama hizo un especial énfasis en el uso que el ser humano realiza de la tecnología con un interrogante para reflexionar: “¿Cómo mejoramos la tecnología en favor de nosotros y no en contra, en especial para el cambio climático?”.

El urgente e imperativo cambio (climático)

Luego de un 2015 donde el cambio climático fue protagonista de la escena internacional y donde EEUU (a diferencia de otros fallidos años) decidió también ser parte protagonista activa en la búsqueda de un consenso de política y acción mundial, Obama no dudó en volver a incluir la principal problemática del siglo XXI dentro de su discurso. “Hemos reducido la contaminación de carbono más que cualquier otro país en la Tierra”, aseguró.

El presidente estadounidense se mostró contundente respecto de los que aún dudan de las causas humanas del cambio climático (los denominados climate change denials o “negadores del cambio climático”): “Si alguien aún quiere poner en duda la ciencia alrededor del cambio climático, que lo haga. Estará solo”.

A su vez, hizo referencia al Acuerdo de París celebrado en diciembre pasado en París en el marco de la 21° edición de la Conferencia de las Partes, como “el acuerdo más ambicioso de la historia para luchar frente al cambio climático”. Y consideró que “este acuerdo ayudará a los países vulnerables, pero también protegerá a nuestros hijos”.

¿Qué planeta dejamos?

“Reiventamos el sector energético, pensando en la prosperidad de las futuras generaciones”, así sintetizó Obama la conexión entre estos tres temas clave. Frente al problema del cambio climático, la necesidad de reconvertir el sector industrial es un hecho. El motivo es evidente: ¿qué planeta le estamos dejando a las futuras generaciones? ¿Qué futuro queremos para ellas y que generaciones preparamos para el futuro? Así Obama se pronunció al respecto: “Los trabajamos que creamos, el dinero que ahorremos, y el planeta que cuidemos, ese es el futuro que nuestros hijos y nietos se merecen. El futuro que queremos: un planeta sustentable y saludable para nuestros hijos”.

“Cambio” fue el principal concepto que se pronunció en el discurso de Obama y sobre el cual él puso especial énfasis. Cambio vinculado a este otro negativo (el climático) pero que requiere de soluciones concretas y positivas para un futuro más próspero. Cambio que evidentemente -por presión social, por convicción, o por necesidad y urgencia, o por todos ellos- le llegó a la política de los EEUU en materia ambiental, tal como se evidencia en este registro histórico: en el SOTU de 2012, Obama mencionó el gas natural en cinco oportunidades; en 2014, esa mención se redujo a cuatro; ayer la mención fue nula y, en su lugar, se habló de “energía sucia”.

BY Patricia Rincón | Slowmotiv -

Conceptos para entender la moda Slow

 

(Por Rodrigo Alcayaga para SlowmotivTe compartimos los conceptos que hemos recopilado y que te podrán ayudar a entender este nuevo movimiento y manera de ver la moda, que surge desde la conciencia en la alimentación y que hoy se amplía a cualquier acción que realicemos.

moda

Moda ética: Plantea una moda desde el punto de vista de la sostenibilidad, como manera de respeto por el ciclo completo de producción. Desde el recurso que extraemos y procesamos, pasando por una producción de calidad, duradera y respetando a los trabajadores. Finalmente un producto que se comercialice a un precio razonable, tanto para el comprador como para el productor.

Diseño ético: Es como la moda ética, pero aplicado a cualquier tipo de disciplina. Implica reunir la estética, la ética y funcionalidad en el desarrollo de innovaciones en diseño.

Moda sustentable: Busca generar producción de prendas y textiles, a base de suministros orgánicos o recuperados de otros productos, sin dejar de cubrir la esencia de la moda que es satisfacer la comodidad, la estética y el estilo.

Diseño Sustentable: Bajo los mismos principios de la moda sustentable, el diseño sustentable se erige como una manera de apostar por una manera de hacer diseño que sea menos dañina.

Eco fashion: Anglicismo de Moda Sustentable.

Slow fashionSi bien podría considerarse un sinónimo del eco fashion, es también una manera de influir en cómo se consume la moda. Se hace cargo de la cadena completa, es decir; extración y generación de recursos, proceso y producción, distribución y venta, consumo y uso, y finalmente deuso y desecho. Y además, se presenta como una industria paralela, considerando a la industria actual como Fast Fashion (desde el concepto Fast Food).

Consumo responsable: Es un concepto que se levanta sobre la consciencia del público al cual está dirigido el producto, los consumidores. El mensaje es a intentar dañar lo menos posible y en la medida de lo posible eliminar, evitar o disminuir considerablemente el consumo.

Comercio justo: En la actual economía, a la hora de fijar el precio de un producto o servicio se considera la oferta y la demanda. A mayor oferta, menor es el precio para que el producto aumente el consumo (si abunda es barato), y si la demanda disminuye, aumenta el precio para equiparar el poco consumo (si escasea es caro). Aquí además debemos considerar una tazación acorde a la justicia, los productos no pueden bajar de precio a costa de la explotación, ni tampoco podemos pagar valores muy elevados por servicios que deberían ser básicos, como la salud. Los precios deben ser justos considerando la oferta, la demanda y lo social.

Reciclaje de fibras: Es el proceso de recuperación de prendas o reciclaje de recursos, para generar principalmente nuevos textiles. En algunos casos se trata de un reciclaje sustentable (reutilizar el mismo producto en la elaboración de un producto nuevo), por ejemplo utilizar camisetas de fútbol antiguas para hacer nuevas camisetas de fútbol. Otra opción es eliminar un desecho (es decir, utilizar cualquier tipo de producto para la realización de un nuevo producto), por ejemplo utilizar zapatillas y zapatos, para realizar bolsos y carteras.

Reciclaje de prendas: Puede tener una manera más de recuperación, como la ropa vintage (antiguas prendas que hoy tienen un valor estético apreciado), la ropa usada (prendas de segunda mano), la decontrucción de prendas (utilizar muchas camisetas para realizar vestidos) o como recurso para textiles y fibras recicladas.

Mano de obra digna: Busca añadirle un nuevo valor a la manera de fijar salarios en los procesos productivos. Por sobre los precios de mercado está la dignidad de las personas, es mucho más importante entregarle un sueldo digno a los trabajadores que generar mayores utilidades para una empresa, porque estamos trabajando con personas y no con “máquinas”.

Lineamiento de producción: Es la implementación de una estrategia comercial verde o azul a los procesos de la empresa, proyecto o negocio.

Algodones orgánicos: Son algodones de fibras naturales (no plásticas) y sobre todo biodegradables. Es decir que cuando el traje de algodón deje de ser usado y pase a ser basura, podrá desaparecer en un par de años mediante el proceso lógico de la naturaleza, y no perdurará durante largos años y generando daño en el medio ambiente como los poliesters.

Fibras naturales: Se le denomina así, a cualquier tipo de fibra que es orgánica en su extracción, producción y degradación; como el Algodón orgánico.

Textiles biodegradables: No necesariamente son fibras naturales, pero sí tienen un proceso de desintegración acorde al ambiente.

Economía verdey Economía Azul: La economía verde nace como primera alternativa a la economía actual, planteándose desde que todo proceso debe ser respetable del ambiente. Pero ha entrado en una discusión sobre si esa es la mejor manera o es una vía para poder comercializar de manera más ordenada los recursos naturales, generando precios abusivos necesidades que hoy obtenemos de manera natural, como el agua, la luz, el aire, etc.

Si emitir un juicio respecto de cual es mejor, sino solo mencionando las dos alternativas, como forma de mostrar dos variante por sobre la actual (cualquier de ellas es mejor que ésta). La economía azul se enfoca en hacerse cargo de los desechos y basura de nuestra actual economía, transformándolo en recursos y deshaciéndonos de ellos de manera eficiente hasta eliminarlo por completo, tal cual lo hacer la Tierra de manera natural.

 

Otros artículos de Slowmotiv

Musgo graffiti

Diseñadores del futuro: Verdo

Dukao: hecho a mano

Moda reciclada by H&M

“La moda”: gran industria que cambia su modelo de negocio

¿Tres cocodrilos para una cartera? Están locos

Publicidad sostenible

Downshifting: el primer paso para convertirse en alguien slow

El movimiento slow y su llegada a la moda

Nuevo amigo en el blog: Slowmotiv

BY Agostina Mileo - 12 January, 2016

Cambio climático hoy: 5 discusiones científicas

 

Igual que en las familias de todo el mundo, este diciembre juntó en una mesa grande a varios que no se veían hace mucho.

ccc

De la misma manera que las fiestas funcionan como un acuerdo tácito para asistir a reuniones que no dejan a nadie del todo conforme, pero no son lo suficientemente disruptivas como para que uno se niegue a ir, el cambio climático como tema de agenda internacional generó el acuerdo de la Conferencia de las Partes (COP21). Como la Tía Marta y el Tío Jorge, que están divorciados, pero igual festejan juntos “por los chicos”, los líderes de todo el mundo estuvieron dos semanas en un tira y afloje mediático que dio lugar a un documento tibio que sentara ciertas bases para la mitigación de los efectos del cambio climático, sin molestar demasiado a nadie.

Sin embargo, detrás de la dinámica típica de una reunión de poderosos, subyace una duda disipada: la existencia del cambio climático ya no es una discusión. Aunque Donald Trump y el partido republicano insistan con las declaraciones de un par de científicos lobbystas, la COP21 asumió el cambio climático y la necesidad de actuar en consecuencia. Y si bien los acuerdos diplomáticos parecen reproducirse una y otra vez independientemente del tema que los convoca, los científicos parecen estar preparados para comenzar a discutir lo que verdaderamente discuten.

Después de muchos años de presentarse en los medios como un frente homogéneo al tener que defender el consenso casi unánime sobre la existencia y causa del cambio climático, la comunidad científica está lista para pronunciarse acerca de las incertidumbres al respecto. Los acuerdos internacionales suelen establecer objetivos generales, por lo que estas investigaciones serán las que determinen las acciones que cada país tendrá que promover.

Estas son las cinco discusiones más relevantes entre los científicos que se dedican a estudiar el cambio climático:

1. ¿Las nubes intensifican el cambio climático? Las nubes no son homogéneas, lo que dificulta modelarlas, y además tienen efectos muy fuertes sobre el clima, que incluyen refrescar durante el día y calentar durante la noche. Además, esos efectos varían según el tipo de nube, su altitud, latitud y momento del año.

Por otro lado, lo que se quiere saber no es su efecto neto, sino cuánto va a cambiar a medida que cambie el clima. Lo más preciso que se tiene hasta ahora sugiere que el efecto será pequeño, pero intensificador. Esto quiere decir que las nubes amplificarían los cambios en el clima. Esto es algo que la ciencia está deseosa de comprender más cabalmente, ya que las nubes encabezan la lista de incertidumbres para los climatólogos

2. ¿A qué velocidad está aumentando el nivel del mar? Ya sabemos que las temperaturas más altas van a aumentar el nivel del mar, tanto por expansión térmica (el agua caliente ocupa más espacio), como por el derretimiento de los hielos. Ya sabemos también con bastante precisión cuánta agua hay en estado sólido en el planeta y que si se derritiera en un gran porcentaje, los niveles de la superficie marina crecerían alrededor de 10 metros.

Lo que aún no está claro y no es menor, es en cuánto tiempo ocurriría: no es lo mismo unos centímetros por siglo que unos metros, y en este momento podría ser cualquier valor en el medio también.

3. ¿Deberíamos preocuparnos por el carbono en el suelo? Tanto en los océanos como en las placas continentales hay grandes reservorios de carbono, un elemento que, como las nubes, enfría y calienta los ecosistemas. Si este carbono se liberara más rápido de lo que pensamos, las proyecciones podrían estar erradas. Particularmente, el metano almacenado en el permafrost ha sido una preocupación, pero por ahora parece estar liberándose muy lentamente. La magnitud de este efecto, sin embargo, es como un blanco en movimiento para la ciencia actual.

4. ¿Los océanos seguirán absorbiendo dióxido de carbono? Sabemos que los océanos están absorbiendo bastante del “calor extra” producido por el calentamiento global, así como bastante del dióxido de carbono que lo causa, pero en un ciclo muy lento. Tanto la temperatura como el gas, tardan mucho en llegar al lecho marino. La mezcla entre el agua de la superficie y la de las profundidades tiene mucho que ver con las corrientes, que podrían cambiar como ya han cambiado en el pasado y como resultado de los cambios en el clima.

Por ahora hay muy pocas observaciones como para generar modelos predictivos acerca de la capacidad de absorción de los océanos, pero pareciera que va a haber una reducción gradual más que una especie de saturación y cese de la actividad. Certezas no hay.

5. ¿Cuán responsables somos por todo esto? Por ahora sabemos que “de la mayoría”, sin embargo, sería bueno saber cuánto es antropogénico y cuánto natural con exactitud; para poder planificar mejor.

Si bien dependemos de nuestros representantes para incluir el conocimiento científico en la toma de decisiones, estas discusiones pueden servir de guía para seleccionar información y segmentar el debate. Las prioridades a la hora de discutir siguen teniendo una relación muy estrecha con las agendas de las comunidades, y es el lugar más prolífico para ejercer la ciudadanía.

 

Otros artículos de la autora

Compostaje circular para reducir residuos

¿Una planta-lámpara? Es posible!

Ooho! Agua para tomar con innovación

Aprovechando residuos en la industria vitivinícola

Agua contaminada: el caso de Gold King Mine

Sequías: una realidad actual

Topmix: una solución a las inundaciones

El carbono en el Océano Austral

Turbinas flotantes en pos de la eficiencia

Volcanes: estudios y prevención

Decisiones solares: esferas en LA

Análogos climáticos: investigando el cambio climático

Ilustración botánica

Ocean Cleanup: menos plástico en los océanos

BY Tais Gadea Lara - 11 January, 2016

“Es tiempo de que protejamos el planeta para las futuras generaciones”

 

El actor Leonardo Di Caprio no quiso dejar a un lado su pasión y trabajo por el cuidado de la Tierra y lo expuso con contundencia al recibir su premio como Mejor Actor en la ceremonia de los Globos de Oro.

Leonardo_DiCaprio_GoldenGlobes_2016-620x412

El crecimiento de Leonardo Di Caprio en la pantalla grande es indiscutible. Quienes lo seguimos desde sus pasos iniciales cuando apenas acompañó a Johnny Deep como el hermano con dificultades mentales en ¿A quien ama Gilbert Grape?, habremos podido apreciar las diferentes facetas que el actor estadounidense es capaz de asumir según el reto que le presente cada proyecto cinematográfico.

Pero este crecimiento actoral se vio acompañado por un incremento de otra de sus pasiones (y preocupaciones): el cuidado del planeta Tierra. Para ello, se sirvió también del séptimo arte a fin de generar conciencia en la comunidad internacional y promover un cambio de hábitos. El documental The 11th Hour se convirtió en una de las grandes producciones del rubro ambiental a la hora de conocer la problemática del cambio climático y las soluciones alternativas que se pueden emprender para revertir la situación.

Desde entonces, el crecimiento fue tal que Di Caprio se convirtió en un reconocido activista ambiental y fundó una organización homónima que se dedica a “promover la buena salud y bienestar de todos los habitantes del planeta Tierra”. Con asociaciones de colaboración y eventos de recaudación, la Fundación Leonardo Di Caprio apoya proyectos innovadores en torno a cuatro ejes: protección de la biodiversidad, conservación de los océanos, respeto y cuidado de las comunidades locales amenazadas, y cambio climático.

The Revenant es la película que protagoniza más recientemente y por la que ayer recibió un Globo de Oro como Mejor Actor de Drama. Previo a la ceremonia de entrega, el actor no dudó a la hora de hablar sobre la importancia del cambio climático en la misma alfombra roja. ¿Por qué? El rodaje del filme se vio perjudicado por las altas temperaturas y, ante la falta de nieve en la locación inicial (Canadá), debieron continuar la filmación en el sur de Argentina. El actor hizo referencia a los “extremos efectos del cambio climático a lo largo del 2015”. Además, durante el rodaje de dicha película, el actor aprovechó la ocasión para entrevistar a científicos argentinos en el país latinoamericano sobre el principal problema del siglo XXI.

Al recibir el premio, luego de dar los agradecimientos pertinentes, Di Caprio decidió dedicar su premio a las comunidades indígenas y a la necesidad de hacer valer sus derechos. Así se expresó: “Quiero compartir este premio con todas las comunidades originarias representadas en este filme y todas las comunidades indígenas. Es tiempo de que reconozcamos su historia, y de que protejamos sus tierras de las corporaciones y las personas que los explotan. Es tiempo de que escuchamos sus voces”.

Su presencia en la 21° Conferencia de las Partes (COP21) en París en diciembre pasado, mostró a un Di Caprio más comprometido que nunca con la necesidad de actuar en pos de la conservación de la biodiversidad y la propia vida humana. Su mensaje de concientización puede ser dirigido tanto a alcaldes de las principales ciudades del mundo, como a actores de cine y televisión; aunque en verdad, en ambos escenarios el fin es uno, el mundo entero: “Es tiempo de que protejamos el planeta para las futuras generaciones”.