POR Agostina Mileo - 17 diciembre, 2014

Patógenos salvajes

Zombies, tsunamis, conspiraciones farmacéuticas, extraterrestres asesinos. La televisión, el cine y la literatura se saturan de ejemplos de nuestro miedo a la extinción masiva. Angustia existencial, con forma de resistencia microbiana a los antibióticos o catástrofe natural, muchas veces nuestro tiempo transcurre imaginando qué nos podría destruir. Para las ranas, los pájaros y los murciélagos, el día de la independencia está cada vez más cerca y Will Smith está tardando en llegar.

Rana azul.

Para muchas especies, la enfermedad mortal que diezma las poblaciones es real. El 75% de los murciélagos marrones de Estados Unidos murió luego de contraer el síndrome del hocico blanco, causado por un hongo. En América Central y del Sur, cientos de especies de ranas están cercanas a la extinción luego de que otro tipo de hongo barriera con la mayor parte de sus poblaciones. Y más de 10 especies de pájaros están sufriendo las consecuencias del Virus del Nilo Oriental (algo así como el dengue de las aves).

Las enfermedades de los animales salvajes afectan muchas especies, de las cuales solo algunas sufren mortalidades elevadas, mientras otras solo actúan como transmisoras del patógeno. De esta manera la transmisión continúa mientras las poblaciones de las especies susceptibles decrece, llevándolas muchas veces al borde de la extinción. Cuando una de estas especies solo habita en lugares donde el patógeno se reproduce con facilidad, la extinción global es posible.

Las intervenciones para reducir el impacto de los patógenos de la vida silvestre son muy difíciles de implementar. Las estrategias utilizadas para manejar plagas en humanos o ganado no resultan eficientes, ya que desarrollar vacunas o drogas para el tratamiento de animales salvajes es demasiado caro. En muy pocos casos se han podido implementar vacunas, pero estas habían sido desarrolladas para animales domésticos.

Algunos investigadores están desarrollando anti-hongos para tratar murciélagos y ranas a partir de bacterias anti fúngicas presentes en la piel de animales menos afectados. La idea es introducirlas en poblaciones que experimentan un decrecimiento significativo por infecciones. Si bien algunos ensayos en los que se trasladaron bacterias de la piel de salamandras a un tipo de ranas resultaron exitosos, aún no han sido efectivos en animales libres.

Debido a estos impedimentos, se ha creado Amphibian Ark, una organización que se dedica a criar ciertas especies de rana en cautiverio hasta que haya una solución disponible. Para los murciélagos insectívoros esta no es una posibilidad, ya que no se pueden criar. De todas formas, mantener una colección de especies está lejos de ser una solución y de ninguna manera ataca el problema.

Algunos sostienen que una solución a largo plazo para combatir el síndrome del hocico blanco consiste en crear hábitats más fríos y secos para los murciélagos. En estos lugares el hongo no crecería tanto y se reduciría la mortalidad. Sin embargo, alterar el microclima de estos sitios podría provocar que los murciélagos lo abandonaran si no lo encuentran apropiado para pasar el invierno.

La mayoría de los conservacionistas son adversos a tomar riesgos, prefiriendo monitorear minuciosamente las poblaciones antes de instituir nuevas prácticas. Lo que no se tiene en cuenta en estos casos es que el monitoreo no es una técnica de prevención, sino una manera pasiva de observar los fenómenos que ya están teniendo lugar. De hecho, enlistar una especie como “en riesgo de extinción” muchas veces exacerba esta actitud, ya que se pasa a tratar a los ejemplares restantes como piezas de museo.

El sistema actual no penaliza la falta de acciones, pero sí los daños colaterales. Lo de “la intención es lo que cuenta” no juega cuando se trata de conservación de la biodiversidad. Habrá que empezar a pensar que la actualidad presenta desafíos que nunca antes se han experimentado y eso requiere tomar ciertos riesgos.

El crecimiento explosivo del tránsito global en las últimas décadas y la falta de herramientas para detectar y detener el movimiento de los patógenos lleva inevitablemente a su expansión en introducción en nuevas áreas. Tarde o temprano, las enfermedades que causan empezarán a afectar el ganado y los cultivos. Como ya ha sucedido en otras ocasiones, los humanos no estaremos precisamente a salvo. Como en nuestras fantasías apocalípticas de la pantalla grande, la solución vendrá de la mano de grandes apuestas.

Otros artículos de la autora

El primer bio-micro

Controversia: subasta de rinocerontes

El impacto de la carne vacuna

Maíz Bt: la polémica de los transgénicos

Más acceso a agua potable

Una torre en el Amazonas

La alimentación saludable y el cerebro

Petróleo magnetizado

En busca de la verdura perfecta

Árboles bioluminiscentes

Industria avícola, salud y seguridad alimentaria

Un supermecado sin envases

¿Qué es la esponja de carbono?

El cambio climático en los medios

Rolling coal: nube negra contaminante

Un laberinto de plástico

Slingshot: en busca del agua potable

Especies salvajes

Seguros frente al cambio climático

Dengue mundial

Chernobyl: impactos sin olvido

Migraciones de pájaros

Think Dirty

Fuel Economy

Teoría del Equilibrio de la Biogeografía Isleña

Ultimate Tree

Cambio climático y alimentos

De la bolsa al combustible 

París bajo el smog

Intento de freno al maíz transgénico

Agrobiodiversidad de la papa

Aeroflorale: una nave por el mundo

La ecología en la era de las comunicaciones

Grandes carnívoros en peligro

Prospección sísmica: peligro en el fondo del mar

Anticonceptivos: ¿Cómo impactan?

HM: imitando a los animales

Bioplásticos: la importancia de la investigación

Geostellar: evaluá tu capacidad solar

Salmón transgénico… GMO-OMG!!

Vandana Shiva: un ejemplo de mujer activista

¡Al rescate de los árboles!

Rebrote de polio

Virus marinos

Ciencia, bioplásticos y sustentabilidad

Medición forestal comunitaria

Ciencia en cárceles en pos del planeta

¿Un pasto más sustentable?

Fracking: ¿La nueva política argentina?

Economía y cambio climático

Obama y el cambio climático

Europa prohíbe el uso de pesticidas

PUBLICADO EN AnimalesDestacados
POR Tais Gadea Lara - 15 diciembre, 2014

Avances alcanzados y debilidades por mejorar: el acuerdo de la COP20

Luego de dos semanas de intenso trabajo, la 20º edición de la Conferencia de las Partes (COP20) concluyó en la madrugada del domingo 14 de diciembre con un borrador consensuado. Sin embargo, el fin de la cumbre sobre cambio climático más importante del mundo significa el comienzo de un trabajo mucho más complejo y específico: el analizar, profundizar y seguir discutiendo dicho documento para llegar a París con el mejor acuerdo posible para todas las partes. ¿Qué dice el borrador consensuado en Lima?

Campaña “El rostro del cambio climático” de la ONU (2013).

Siendo la 1 de la mañana, entre pasillos del predio del Pentagonito, varias personas se preguntaban “por qué si tuvieron dos semanas para negociar, todo siempre se termina resolviendo a último momento”. Este interrogante, que parece repetirse cada año en las cumbres sobre cambio climático, encuentra en verdad en esta ocasión dos grandes motivos.

Por un lado, durante la primera semana, los obstáculos fueron del orden metodológico. Las partes discutían por el modo en el cual se llevarían a cabo las negociaciones. Y eso que a veces parece una pérdida de tiempo, en verdad lo que busca es que las negociaciones se realicen con la mayor transparencia y democracia posible. Por otro lado, la posición de los países subdesarrollados y en vías de desarrollo se mantuvo firme ante los países desarrollados respecto a la importancia de respetar la Convención como marco jurídico vigente, reconocer las responsabilidades comunes pero diferenciadas, identificar las responsabilidades históricas, y considerar el grado de vulnerabilidad de cada país frente al cambio climático.

¿Qué de todo esto terminó comprendiendo el borrador consensuado ayer en Lima? Los invito a realizar un repaso por algunos de los puntos más importantes del documento, reconociendo sus avances, pero también señalando sus debilidades, como aquellas que aún se pueden discutir para mejorar.

Se reconoce la Conveción como el marco jurídico base de las negociaciones y el borrador alcanzado. Esto fue un reclamo de algunas de las partes, que solicitaban se mantenga la Convención como base del documento, frente a una intención de algunos países desarrollados de modificar este principio y, con ello, el marco jurídico sobre el cual se firmaría el acuerdo el próximo año.

Se reconocen las responsabilidades comunes, pero diferenciadas. (3. Subraya su compromiso de alcanzar un acuerdo ambicioso en 2015 que refleje el principio de las responsabilidades comunes, pero diferenciadas y sus respectivas capacidades, a la luz de las diferentes circunstancias nacionales). Este punto refleja el pedido de varias partes de asumir en conjunto un compromiso frente al cambio climático, pero de manera diferenciada. Es decir, que todas las partes tienen una responsabilidad de acción frente a la problemática, pero la misma se deberá adecuar a las condiciones de cada país. Al respecto, es interesante recordar el discurso del representante de las Islas Marshall durante las negociaciones: “Mientras ustedes discuten si aprobar o no un documento, mis islas están a punto de desaparecer”.

Se insta a los países desarrollados a brindar apoyo financiero al resto de los países para poder implementar acciones de mitigación y adaptación frente al cambio climático. (4. Insta a los países desarrollados a proporcionar e impulsar apoyo financiero para los países en desarrollo para las acciones de mitigación y adaptación, especialmente a las partes que son particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático; y reconoce el apoyo complementario de otras partes). En relación con el punto anterior y la consideración de las circunstancias puntuales de cada país, se trabajará en el apoyo financiero que los países desarrollados deberán brindar al resto de los países para que sea posible la implementación de acciones de mitigación y adaptación. A este respecto, se espera que el Fondo Verde del Clima cumpla un papel preponderante. Se está llevando a cabo su desarrollo y durante el marco de la cumbre, algunos países ya anunciaron sus aportes económicos al fondo.

Se invita a las partes a definir cuál será su contribución nacional determinada de reducción de emisiones. Para el acuerdo que se firme en París, las partes deberán comprometerse a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en una cifra a cumplir determinada. Algunos países ya comenzaron a esbozar dicho número, sin embargo otros ni siquiera pueden estimarlo aún. El borrador señala que dicho compromiso debe ser claro, transparente y alcanzable, y debe expresarse con cifras concretas de valor a alcanzar, año o período del alcance y la metodología a aplicar. La “invitación” aún es demasiado abierta y da a las partes la flexibilidad para seguir postergando los plazos de presentación de su objetivo. Modificar el concepto de “shall” (deber) por el de “may” (poder) le quita responsabilidad y obligatoriedad al asunto. El documento solo esboza que para Noviembre de 2015 se realizará una publicación de los objetivos presentados.

La adaptación se reconoce como un objetivo de igual importancia que la mitigación, sobre el cual trabajar e incluir en las planificaciones nacionales. La adaptación ha sido uno de los grandes reclamos de ciertos bloques para que sea considerada de igual importancia y/o por encima de la mitigación como acción a cumplir.

Los daños y pérdidas se incluyen en el documento, pero de manera separada a la adaptación. Fueron dos de los conceptos más discutidos en los últimos borradores, e incluso causó el malestar de algunas partes tras su exclusión del cuarto borrador. En esta última presentación se incluye a través del Mecanismo de Varsovia de los Daños y Pérdidas. Ante esto, desde Adopt a Negotiator se destaca que aparece de manera separada de los objetivos de adaptación y “con poca fuerza o potencial legal para su real aplicación, ya que no está en el texto principal, sino en el preámbulo”.

La condición de “borrador” del documento es lo que aún debilita el compromiso de las partes. No hay objetivos claros, ni plazos concretos, ni acciones determinadas. Se trata de un documento con algunas “consideraciones” e “invitaciones”. Es un primer borrador (luego de cinco intentos en solo tres días) para que las partes profundicen en el rumbo a París.

El objetivo de obtener un documento consensuado entre las partes que sirva de borrador para el acuerdo que se firmaría en París en 2015, se cumplió en Lima. Sin embargo, el trabajo para las partes recién comienza. El documento aún no termina de expresar los intereses y las necesidades absolutas de todos los bloques, ni de brindar soluciones certeras al cambio climático. El primer paso está hecho, el trabajo de análisis, discusión y mejora comenzó. El objetivo último es que el acuerdo de París sea realmente una manifestación de real compromiso político para empezar a realizar acciones frente al cambio climático.

Otros artículos sobre la COP20

COP20: el consenso llegó a Lima

COP20: en la búsqueda de un acuerdo

El Papa Francisco exigió acciones en la COP20

Al Gore presente en la COP20

Delegación argentina: su postura en la COP20

1 semana de COP20: entre deseos esperados y acciones concretas

Comenzó la COP20

Un ayuno por el clima

Premio “Fossil of the day”

Una solución necesaria: las energías renovables

POR Tais Gadea Lara - 14 diciembre, 2014

COP20: el consenso llegó a Lima

(Desde Lima, Perú) La 20° edición de la Conferencia de las Partes (COP20) debiera haber terminado anteayer, viernes 12 de diciembre. Sin embargo, la falta de consenso entre las partes, extendió el período de negociaciones hasta hoy a la madrugada. Cuando todo parecía indicar que la conferencia terminaría sin un documento firme, el consenso se reveló en el plenario y la COP20 concluyó con el tan ansiado borrador rumbo a París 2015.

La COP20 concluyó con su documento esperado.

La segunda semana de la COP20 comenzó con la presentación de dos documentos, uno de ellos a trabajarse en los próximos meses en el camino rumbo a París, y otros de indispensable y puntilloso tratamiento durante lo que serían los siguientes cinco días de jornada en El Pentagonito, Lima. Este documento abrió las negociaciones de las partes en torno al ADP(**) con vistas a llegar a un consenso respecto de cuál sería el borrador base a negociarse en la COP21 el próximo año en París.

El denominado “espíritu de Lima” (esperanzador por cierto desde un comienzo) parecía comenzar a encontrar ciertos límites en los recintos de negociaciones debido, especialmente, a discusiones y diferencias metodológicas entre las partes. Discusiones que dificultaron avanzar en el contenido del documento, para simplemente quedarse en debates sobre cómo se llevarían a cabo las negociaciones y la toma de decisiones.

Al finalizar la jornada del jueves 11 de diciembre todo parecía indicar que al día siguiente, y tal como había sido previsto desde un comienzo, las partes llegarían a un acuerdo respecto del documento. Sin embargo, ya desde el mediodía del viernes los ánimos comenzaron a ser otros, las preocupaciones cambiaron y el tan optimista “espíritu de Lima” comenzó a transformarse en el “fantasma de Copenhague”.

Pronto llegó la tarde y la posterior notificación de que a las 20 se realizaría un anuncio sobre el documento. El anunció pasó de las 20 a las 23.30, a la 01 de la madrugada del sábado 13 de diciembre. La cumbre ya no cumplía con sus plazos. El día 13 de 12 parecía comenzar para no concluir pronto. Ya próximo a las 3 de la mañana, se dio a conocer la ausencia de un consenso entre las partes respecto del documento y, en conclusión, la presentación de un nuevo borrador que las partes comenzarían a negociar en la mañana siguiente. El “espíritu de Lima” parecía desvanecerse poco a poco.

La lucha histórica: desarrollados vs. en desarrollo y subdesarrollados

Luego de una noche intensa de lectura, relectura, discusiones internas y análisis, en la mañana del sábado las partes dieron cuenta de sus opiniones en el plenario respecto de la última versión del documento. Horas de escucha fueron suficientes para que se declare la falta de consenso entre las partes.

¿Cuáles eran los motivos por los cuales los diferentes bloques no podían consensuar un borrador común? Sencillamente se trata de una lucha histórica entre los países desarrollados, por un lado, y los países en desarrollo y subdesarrollados, por otro. Dada sus condiciones culturales, económicas y sociales, los primeros están más preocupados en la aplicación de políticas de mitigación en el corto plazo y exigen que las mismas sean aplicables a todas las partes de igual manera. Frente a ello, los países en desarrollo y subdesarrollo subrayan la importancia de asumir responsabilidades comunes, pero diferenciadas. Es decir, todas las partes tienen su cuota de responsabilidad frente al cambio climático, pero ella varía en cada caso y ello debe contemplarse.

Además, este grupo de países exige el reconocimiento de las responsabilidades históricas, es decir que, en aquella diferenciación, se contemple el impacto que cada país realizó a lo largo de los últimos años. Si bien conciben que las políticas de mitigación son necesarias ponen el énfasis en políticas de adaptación bajo mecanismos de financiamiento a definir, que contribuyan a ayudar a los más vulnerables para poder actuar frente al cambio climático.

En un plenario dividido entre estas posturas, al mediodía del sábado la situación parecía ser la misma que la noche anterior: no había consenso. Las partes acordaron que el presidente de la COP20 se hiciera cargo del asunto y elaborara un documento que contemple los requerimientos y necesidades de los diferentes bloques. En reuniones de solo 10 minutos con cada parte, Manuel Pulgar Vidal conversó con cada bloque y finalmente a las 23 de un sábado, que ya parecía perder toda esperanza, se convocó para un nuevo anuncio.

El “espíritu de Lima” resurge

Una nueva (ya la 5°) presentación de un documento se presentó, confeccionada por el propio presidente de la COP20 en base a las observaciones de las partes. Parecía que había llegado la hora de decir la verdad. Pero se extendió una hora más el plazo de la sesión, para que las partes pudieran leerlo, discutirlo, analizarlo, en fin, para que realmente la transparencia y democracia del proceso estuvieran garantizadas.

60 minutos fueron suficientes para que los bloques leyeran minuciosamente el documento. 60 minutos fueron suficientes para que cada parte aceptara renunciar a ciertas pretensiones en pos de otros logros. Un día y 60 minutos fueron suficientes para que la COP20 de Lima encontrara un plenario en silencio, sin objeciones, sin observaciones, solo con la manifestación de un consenso frente a lo que sería un borrador con las bases a continuar trabajando durante todo un año en el camino a París 2015.

El denominado “Llamado de Lima para la acción climática” tiene aún mucho por discutir, debatir y profundizar. Lo ocurrido en Lima es un primer paso en un largo camino que permite sentar un antecedente de discusión, debate y encuentro entre las partes con un objetivo común: comprender que tenemos un solo planeta y que debemos empezar a actuar hoy no solo pensando en el futuro, sino también en nuestro propio presente. El tiempo para hacer frente al cambio climático ya comenzó a retroceder. La ciencia ya habló, ahora es tiempo que los políticos, junto con la sociedad civil y otros actores, empiecen a actuar.

El documento consensuado en Lima hoy a la madrugada es solo un primer paso de un largo camino que continuará con dos reuniones en febrero y junio del próximo año, para finalmente lograr llegar a un acuerdo vinculante en diciembre de 2015. Aquel perdido “espíritu de Lima” parece haber retomado su camino, lo importante no es cuántos recorridos o laberintos se caminen, sino siempre tener bien presente cuál es el destino.

Mañana les compartiré en detalle los pros y contras del nuevo documento. Mientras tanto, los invito a leer este análisis de Adopt a Negotiator.

** El mandato del ADP es desarrollar un protocolo, otro instrumento jurídico o un resultado acordado con fuerza legal en virtud de la Conferencia de las Partes, que se espera se complete a más tardar en 2015 con el fin de que pueda ser adoptado en la 20° edición de la COP y que entre en vigor y se aplique a partir de 2020.

Otros artículos sobre la COP20

COP20: en la búsqueda de un acuerdo

El Papa Francisco exigió acciones en la COP20

Al Gore presente en la COP20

Delegación argentina: su postura en la COP20

1 semana de COP20: entre deseos esperados y acciones concretas

Comenzó la COP20

Un ayuno por el clima

Premio “Fossil of the day”

Una solución necesaria: las energías renovables

POR Tais Gadea Lara - 12 diciembre, 2014

COP20: en la búsqueda de un acuerdo

(Desde Lima, Perú) Llegó el último día de la Conferencia de las Partes (COP20) y la expectativa, incertidumbre y esperanza con que la comenzó parece aún protagonizar los pasillos del Pentagonito de Lima. ¿En qué situación nos encontramos a horas de que concluya la cumbre sobre cambio climático más importante del mundo?

El calentamiento global, una de las principales preocupaciones actuales.

Luego de dos semanas de trabajo, llegó hoy el último día de la 20° edición de la cumbre sobre cambio climático. Pese a que el cierre estaba previsto para esta fecha, los rumores y los propios observadores, aseguran que estos 11 días no fueron suficientes y el debate podría continuar hasta mañana, sábado, o incluso el domingo.

Desde el gobierno peruano, el énfasis -o el denominado “Espíritu de Lima” por su ministro de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal- por hacer de esta cumbre un evento histórico para el trabajo global frente al cambio climático se mantiene vigente. Desde las organizaciones de la sociedad civil, continúan las observaciones críticas sobre las negociaciones y la falta de voluntad y responsabilidad política de los gobiernos. ¿Cuál es la situación actual de las negociaciones? ¿Qué anuncios destacados hubo durante esta semana?

Falta de acuerdo, un nuevo borrador

La segunda semana de la COP20 había comenzado con la presentación de dos borradores de ADP, uno de los cuales ya se había anticipado se terminaría de trabajar pos cumbre. El otro, de mayor urgencia, debía contar con la aprobación de todas las partes para hoy viernes. Sin embargo, ayer se dio a conocer que, tras fracasar un intento de acuerdo, se trabajó en la redacción de un nuevo borrador que se presentó finalmente a las 22.30 (hora de Perú). Durante el día de hoy se espera que este borrador sea analizado por las partes en búsqueda de obtener un acuerdo final con vistas a París 2015.

Luego de darse a conocer este nuevo borrador, diferentes organizaciones sociales expresaron su opinión sobre el documento. Ben Grossman-Cohen, de Oxfam America, expresó en un comunicado: “El último día de las conversaciones se siente como leer una novela de ´elige tu propia aventura´. El texto es peligrosamente débil. Las decisiones que se tomen hoy nos ubicarán en un camino viable rumbo a París o nos condenarán a un futuro peligroso. Los ingredientes para un cierto progreso en Lima están sobre la mesa, pero los negociadores necesitan tener el coraje para usarlos”.

Por su parte, la organización Adopt a Negotiator presentó la posición que adopta cada país ante las diferentes opciones que se están negociando en el nuevo borrador. Podés seguir el análisis en este link.

Algunos anuncios destacados

Si bien la esperanza inicial con la cual comenzó la COP20 hoy se está traduciendo en una preocupación por una falta de compromiso político, en el transcurso de esta semana se realizaron algunos anuncios que merecen ser tenidos en cuenta en los trabajos mundiales para hacer frente al cambio climático.

La licenciada en Estudios Ambientales, María Eugenia Rinaudo, destaca en i-Ambiente, algunos avances en materia de adaptación y financiamiento.

Unión Europea. Hizo hincapié en la necesidad de aplicar los principios de la convención de manera dinámica con el fin de reflejar la realidad. Ello indica que  el camino a seguir es a través de determinados a nivel nacional, los denomidados compromisos por cuenta diferenciada.

Coalición de Naciones con Bosques Tropicales (CFRN). El vocero de Panamá, manifestó que REDD+ es un elemento central del acuerdo de 2015 y llamó a acercar el Marco Varsovia para REDD+ y el marco legal del Fondo Verde del Clima.

AOSIS. Pidió la identificación de barreras y el incremento de los recursos para la acción pre-2020, en particular a través del Fondo Verde del Clima.

Australia. Solicitó reducciones de emisiones creíbles por parte de las principales economías, cooperación mundial basada en las realidades económicas y normas multilaterales de actuación transparente.

México. Hizo hincapié en la paridad política de la adaptación y la mitigación, y sostuvo que los contaminantes climáticos de vida corta son claves para aumentar la ambición.

AILAC. Su vocero de Colombia manifestó pedir la adopción de un texto de negociación para el acuerdo 2015, una decisión del ADP sobre INDC y la revisión de las contribuciones e implementación.

Reino Unido. Señaló que las INDC son un vehículo para la mitigación y pidió otros enfoques para abordar la adaptación y el financiamiento e instó a un acuerdo sobre una fase de evaluación.

Nueva Zelanda. Advirtió en contra de una excesiva atención a la diferenciación, diciendo que cada país se diferenciara en base a las circunstancias nacionales y que no habrá acuerdo sobre definiciones muy precisas de la misma.

Bolivia, por el ALBA. Pidió compensación por pérdidas y daños e hizo hincapié en los enfoques que no son de mercado. Propuso un enfoque holístico e integral para los bosques.

Filipinas. Sostuvo que cualquier redefinición de responsabilidades comunes, pero diferenciadas debe ser tratada con cuidado y estar fundada en la moral.

Argentina. Instó a que haya paridad legal entre adaptación y mitigación, y pidió que los debates sobre la diferenciación tengan en cuenta a la pobreza.

Paraguay. Llamó a establecer un acuerdo global basado en los hallazgos del IPCC, con elementos que sean de cumplimiento obligatorio y que cualquier referencia a la vulnerabilidad especial incluya a los países sin salida al mar.

Indonesia. Solicitó la generalización de las cuestiones marítimas en la mitigación y adaptación, y advirtió contra el retroceso de los países desarrollados.

Se espera entonces que en las próximas horas (o los próximos días) se de a conocer el borrador final, acordado por las partes, que sirva de base de trabajo para finalmente establecer un acuerdo en la COP21 en París 2015.

Otros artículos sobre la COP20

El Papa Francisco exigió acciones en la COP20

Al Gore presente en la COP20

Delegación argentina: su postura en la COP20

1 semana de COP20: entre deseos esperados y acciones concretas

Comenzó la COP20

Un ayuno por el clima

Premio “Fossil of the day”

Una solución necesaria: las energías renovables

 

POR Tais Gadea Lara -

El Papa Francisco exigió acciones en la COP20

(Desde Lima, Perú) Mientras se están desarrollando las negociaciones en la Conferencia de las Partes (COP20), el Papa Francisco envió un comunicado al presidente de la cumbre expresando la urgente necesidad de asumir responsabilidades y adoptar acciones concretas frente al cambio climático.

El Papa Francisco envió ayer una carta al presidente de la COP20 y ministro de Ambiente de Perú, Manuel Pulgar Vidal, con motivo de la cumbre sobre cambio climático que se espera concluya hoy con un documento que permita sentar las bases para el acuerdo que se firmaría en París el próximo año. En la carta, el Papa expresó su preocupación por la problemática y envió un mensaje a los líderes políticos para que tomen decisiones con responsabilidad.

“Lo debatido en Perú en estos días afecta a toda la humanidad, en particular a los más pobres y a las generaciones futuras. Se trata de una grave responsabilidad ética y moral“, expresó en el comunicado. Allí puso énfasis en cómo los fenómenos ambientales, cada vez más frecuentes e intensos, afectan a las poblaciones más vulnerables: “Las consecuencias de los cambios ambientales, que ya se sienten de modo dramático en muchos estados, sobre todo los insulares del Pacífico, nos recuerdan la gravedad de la incuria y la inacción“.

En relación a las negociaciones que se desarrollan en Lima, el Santo Padre fue contundente respecto de la urgencia de llegar a un acuerdo que no se reduzca a meras palabras sino que implique una toma de acciones concretas: “El tiempo para encontrar soluciones globales se está agotando. Solamente podremos hallar soluciones adecuadas si actuamos juntos y concordes. Existe, por tanto, un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar”.

Frente a negociaciones en las que las diferencias entre países desarrollados y en vías de desarrollo y subdesarrollados, e incluso entre las grandes potencias mundiales y principales emisores de CO2, no permite llegar a un acuerdo equitativo, justo y vinculante, el Pontífice hizo un llamado a la reflexión de las partes: “Se deben superar los intereses y comportamientos particulares para que se desarrolle libre de presiones políticas y económicas. Una respuesta colectiva que sea también capaz de superar actitudes de desconfianza y promover una cultura de la solidaridad, del encuentro y del diálogo; capaz de mostrar la responsabilidad de proteger al planeta y la familia humana”.

Otros artículos sobre la COP20

Al Gore presente en la COP20

Delegación argentina: su postura en la COP20

1 semana de COP20: entre deseos esperados y acciones concretas

Comenzó la COP20

Un ayuno por el clima

Premio “Fossil of the day”

Una solución necesaria: las energías renovables

POR Tais Gadea Lara - 11 diciembre, 2014

Al Gore presente en la COP20

(Desde Lima, Perú) El ex vice-presidente de Estados Unidos y activista ambiental, Al Gore, inició ayer su participación en la 20° edición de la Conferencia de las Partes (COP20) en Lima.

Al Gore en la Conferencia de las Partes. Foto: Tais Gadea Lara

Comprometido activamente con la causa ambiental y con el trabajo conjunto entre los diferentes actores que inciden en el cambio climático, Al Gore inició ayer, miércoles 10 de diciembre, sus actividades formales en la COP20. Por la mañana participó en un evento de la delegación de China. “Es un momento histórico aquí en Lima en la búsqueda de un acuerdo exitoso rumbo a París”, expresó Gore, quien agradeció a la comitiva de dicho país por su participación en la jornada.

Mientras las negociaciones siguen su curso con vistas a obtener un documento firme y vinculante, Gore destacó la importancia del acuerdo entre China y Estados Unidos como un antecedente significativo: “Es un acuerdo histórico que tiene un impacto multiplicador en los esfuerzos mundiales por solucionar la crisis climática que, es sin duda, una crisis de equidad  del crecimiento de los países. Conozco el acuerdo, conozco a los presidentes de ambos países y puedo decir que la gente empezó a moverse frente al cambio climático”.

En este sentido, Gore compartió su visión sobre cuál debiera ser el camino a seguir desde Lima hasta París: “Debemos elegir si queremos seguir el camino correcto o el incorrecto. Debemos trabajar no solo con los gobiernos, sino también con las organizaciones no gubernamentales y las compañías”. El ex vice-presidente de Estados Unidos destacó el rol del sector privado en las negociaciones ya que son quienes podrán invertir en el desarrollo de energías renovables y, así, en la promoción de un futuro sustentable.

Gore retomó tres poemas de diferentes autores para dar cuenta de los aspectos que se ponen en juego en los procesos iniciados en Lima el lunes 1 de diciembre pasado y que concluirán el próximo año en París:

“Hope is like a path in the countryside: originally there was no path – yet, as people are walking all the time in the same spot, a way appears” (Lu Xung) (La esperanza es como un camino en el campo: originalmente no había camino – sin embargo, como la gente está caminando todo el tiempo en el mismo lugar, un camino aparece)

“There is no path, paths are made by walking” (Antonio Machado) (No hay camino, se hace camino al andar).

“After the final NO there comes a YES and on that YES the future of world hangs” (Wallace Stevens) (Después del último NO llega un SI y sobre ese SI se apoya el futuro del mundo)

Por la tarde, como fundador de Climate Reality Project, Gore brindó una charla sobre cambio climático ante cientos de personas. Hoy continuará con su participación en la cumbre para poder contribuir en la búsqueda de afianzar un camino de desarrollo sustentable entre todos los actores involucrados.

Otros artículos sobre la COP20

Delegación argentina: su postura en la COP20

1 semana de COP20: entre deseos esperados y acciones concretas

Comenzó la COP20

Un ayuno por el clima

Premio “Fossil of the day”

Una solución necesaria: las energías renovables

POR Sustentator - 9 diciembre, 2014

Delegación argentina: su postura en la COP20

Por Tais Gadea Lara y Patricio Roulier Pazos (Desde Lima, Perú). En una charla exclusiva, la delegación argentina presente en la Conferencia de las Partes (COP20) compartió su postura y el estado de las negociaciones, desde la mirada nacional.

Fuente: Diario Río Negro.

Cada uno de los miembros de la Conferencia de las Partes (COP20) está compuesta por una delegación de cada una de las partes que incluye representantes de secretarias, ministerios y Poder Ejecutivo. Cada uno de estos miembros participa en las negociaciones conforme su especialidad y los objetivos que el país se propone para cada conferencia.

La delegación argentina está formada por 35 representantes y es encabezada por el vice-presidente Amado Boudou, quien llega hoy a Lima para brindar mañana un discurso ante los líderes del mundo sobre la postura de la Argentina ante las negociaciones.

¿Cuál es esta postura del país? “Por un lado, el foco está puesto en la adaptación para que prime por sober la mitigación. Por otro, la Argentina está insistiendo en la equidad ante las políticas de mitigación. Y que en ambos casos los países desarrollados pongan el financiamiento que les corresponde”, explica Laura Juárez, reciente directora de Cambio Climático de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

El principal conflicto entre países desarrollados y en vías de desarrollo radica actualmente en que los primeros quieren quitar la palabra “histórica” a las responsabilidades frente al cambio climático y los segundos, entre ellos Argentina, exigen “responsabilidades comunes, pero diferenciadas”, es decir, que los grandes emisores de CO2 asuman su responsabilidad por el impacto producido en los últimos 20 años.

En este sentido, frente a la intención de algunos países de presentar un nuevo marco jurídico con vistas a París 2015, la Argentina exige respetar los principios y acuerdos del Protocolo de Kyoto por motivos jurídicos y políticos. “Si se modifican los principios y documentos sobre los cuales se basan los acuerdos, se cambia la negociación y el acuerdo en sí mismo”, asegura Juárez.

Las discusiones se desarrollan a través de grupos de negociación. Argentina se encuentra en el Grupo G77+China y en LMDC (Like Minded Developing Countries), uno de los países protagonistas de esta cumbre por ser el mayor emisor de CO2. Pese a ello, desde la delegación aseguran que mientras que en los últimos años era difícil llegar a consenso, “este año se advierte una mayor unidad, especialmente de las naciones sudafricanas”.

La principal actividad económica de Argentina es la agricultura. La producción agrícola es una de las más afectadas a nivel mundial por el cambio climático. Juarez precisó que estarían muy cerca de las negociaciones sobre adaptación y mitigación en la temática de agricultura.

Luego de una primera semana de negociaciones, Juárez se anima a decir que en verdad el balance hasta el momento ha sido “ni”. “Estamos aún avanzando con esperanza con foco en la adaptación”. La directora en Cambio Climático afirmó que la Argentina no llegará a presentar un objetivo exacto de cantidad de emisiones a reducir para 2020 ni tampoco en la instancia de reunión de febrero, sino que recién se daría a conocer dicha cifra en el encuentro final previo a París en mayo de 2015.

Otros artículos sobre la COP20

1 semana de COP20: entre deseos esperados y acciones concretas

Comenzó la COP20

Un ayuno por el clima

Premio “Fossil of the day”

Una solución necesaria: las energías renovables

POR Tais Gadea Lara -

1° semana de COP20: entre deseos esperados y acciones concretas

(Desde Lima, Perú) Luego de que se cumpliera una semana de aquel 1° de diciembre en el que se diera formal comienzo a la 20° edición de la Conferencia de las Partes (COP20), la cumbre sobre cambio climático más importante del mundo, se dieron a conocer los primeros borradores de las negociaciones. ¿Qué ocurrió durante estos siete días de trabajo según las voces oficiales y las organizaciones?

Cambio climático: el problema a resolver en este siglo.

Desde su comienzo, la COP20 se ha caracterizado por un ánimo de alegría y optimismo en la búsqueda por obtener ciertos avances en las negociaciones de los líderes mundiales frente al cambio climático. La comunidad científica ya ha dado pruebas más que suficientes respecto de la responsabilidad del ser humano en la problemática y la urgente necesidad -tal como expresó el último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC)- de comenzar a producir un cambio para revertir una situación que ya en sí misma es insostenible.

La COP20 se presenta desde sus inicios como el espacio de encuentro entre líderes políticos y tomadores de decisiones que debaten sobre las acciones a llevar a cabo para evitar que la Tierra se caliente más de 2° centígrados durante este siglo. Para ello, se espera poder obtener un borrador (o draft) con los objetivos y los compromisos puntuales de cada uno de los países con vistas a firmar un acuerdo definitivo y vinculante en la próxima conferencia en París en 2015.

En ese clima de alegría, optimismo y una expectativa contundente por parte de la comunidad internacional, se desarrolló la primera semana de negociaciones con opiniones encontradas respecto de sus objetivos, sus reales avances y sus acciones concretas.

La voz oficial

En el marco de una conferencia de prensa durante el día de REDD+ (programa de cuidado de los bosques, la biodiversidad y los ecosistemas de la ONU), ayer el presidente de la COP20 y ministro de Ambiente del Perú, Manuel Pulgar Vidal, y la Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC)Christiana Figueres, anunciaron la presentación de los dos primeros borradores de las negociaciones internacionales y sus apreciaciones sobre los avances producidos en la primera semana.

Christiana Figueres en la conferencia de prensa de ayer. Foto: Tais Gadea Lara.

“Se trata de dos documentos sobre ADP (Ad Hoc Working Group on the Durban Platform for Enhanced Action)** que presentan tratamientos diferentes pues sus vencimientos son distintos. Uno se espera poder concluir para el final de esta semana, se trataría del documento de Lima a ser formalmente adoptado. El otro documento presenta plazos más extensos pues continuará a consideración durante el próximo año en el rumbo a París”, explicó Figueres destacando la diferenciación de procesos y tiempos entre uno y otro. La representante de la ONU subrayó además la importancia del delicado trabajo que los negociadores, técnicos y líderes políticos deberán realizar para avanzar, en especial, sobre el primer documento en esta semana.

Pulgar Vidal se mostró satisfecho y optimista respecto del trabajo realizado durante la primera semana: “Hemos construido la confianza y generado un espíritu propio de Lima no solo para que dure en la COP sino también para que continúe durante todo un año en el rumbo a París”. El presidente de la conferencia destacó la importancia del trabajo conjunto entre los diferentes actores: “La únima manera de alcanzar el objetivo es trabajando paso a paso. No debemos crear ansiedad ni preocupación. La idea es presentar un documento que refleje aquello que se firmará en París. Hoy estamos complementamente abiertos a recibir a todas las voces”.

La palabra crítica de las organizaciones

Ante los procesos negociatorios de la primera semana y luego de darse a conocer los dos primeros borradores, diferentes organizaciones internacionales presentaron su lectura crítica sobre el tema. Tal fue el caso de Greenpeace quien, a través de un comunicado, expresó que los borradores aún contienen puntos controversiales sobre muchos de los principales elementos necesarios para alcanzar un fuerte acuerdo internacional sobre el clima el próximo año en París.

Campaña activista de Greenpeace ante la COP20. Fuente: Greenpeace.

Algunos de esos puntos incluyen interrogantes como: ¿Cuál es la fecha límite para que los países presenten sus compromisos rumbo al acuerdo de París? ¿Cómo la sociedad civil participará en la verificación de la adecuación y la equidad de los objetivos finales? Según la organización, hoy los países continúan sin poder llegar a un acuerdo respecto de la distribución de esfuerzos y responsabilidades, y el financiamiento para que tanto países desarrollados, como en desarrollado y subdesarrollados puedan aplicar políticas de mitigación adaptación.

Por su parte, World Wildlife Fund for Nature (WWF) dio a conocer una declaración de su jefa de delegación, Tasneem Essop sobre la situación actual de las discusiones climáticas en el marco de la COP20: “Los negociadores vinieron a Lima con gran optimismo y esperanza. Desafortunadamente, parece que no quieren poner los puntos en las íes. Parece que han olvidado la razón por la cual están aquí: resolver una emergencia mundial. Particularmente, los esfuerzos para reducir emisiones antes del 2020, parecen haber salido del radar de los líderes políticos”.

Essop se mostró crítica respecto de la decisión de la Unión Europea, Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia de “borrar de referencias específicas del texto preliminar relacionadas con la revisión o reconsideración de sus compromisos existentes en el periodo pre-2020, con la excusa de que eso ya estaba cubierto en el acuerdo de Varsovia”.

Luego de presentados los documentos, uno de los interrogantes que surgió fue en torno a ciertos plazos de vencimientos que se modificaron (extendiéndose) en comparación con lo previsto hasta el momento. Al respecto, Figueres explicó: “Hay nuevos vencimientos porque hay ciertos países que no están aún preparados para alcanzar determinados objetivos”.

¿Qué se espera esta semana?

Esta segunda y última semana de negociaciones comienza formalmente hoy, martes, con la llegada del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon quien ofrecerá un discurso ante el plenario y la comunidad internacional. Además, significará el comienzo de la participación activa de los mayores representantes de las delegaciones de países, entre presidentes, vicepresidentes y ministros.

Así, durante estos últimos cuatro días se espera que la participación de los líderes sobre los borradores contribuya a poder presentar el próximo viernes 12 un documento con bases sólidas y objetivos concretos y susceptibles de alcanzar para hacer frente al cambio climático, promover un desarrollo sustentable y lograr realmente producir un cambio desde la política en 2015 en París. Pese a las críticas de las organizaciones especializadas y, luego de que ayer el mismo Perú obtuviera el Fossil of the Day, por el momento, Pulgar Vidal es optimista al respecto: “Esperamos que el 12 podamos brindar y celebrar una COP exitosa en Lima”.

** El mandato del ADP es desarrollar un protocolo, otro instrumento jurídico o un resultado acordado con fuerza legal en virtud de la Conferencia de las Partes, que se espera se complete a más tardar en 2015 con el fin de que pueda ser adoptado en la 20° edición de la COP y que entre en vigor y se aplique a partir de 2020.

Otros artículos sobre la COP20

Comenzó la COP20

Un ayuno por el clima

Premio “Fossil of the day”

Una solución necesaria: las energías renovables

POR Tais Gadea Lara - 5 diciembre, 2014

Una solución necesaria: las energías renovables

(Desde Lima, Perú) Mientras avanzan las negociaciones en la Conferencia de las Partes (COP) 20 para obtener un documento con objetivos claros con vistas a París 2015, las energías renovables son protagonistas a la hora de pensar soluciones sustentables para hacer frente al cambio climático.

Alternative_Energy-2

Si hay algo de lo cual todos parecen estar de acuerdo aquí en Lima es que el actual sistema de producción de energía dominante debe ser modificado por una alternativa sustentable en sus tres ejes: económico, social y ambiental. El planeta, a través de sus fenómenos cada vez más frecuentes e intensos, parece estar queriendo hacerse oír. Cada una de nuestras acciones diarias requiere, en mayor o menor medida, consumo de energía. La gran pregunta es: de dónde proviene esa energía, cuáles son sus fuentes, qué impacto estamos generando en el ambiente con dicho consumo.

“El mundo está aún yendo por el camino incorrecto en materia de energía”, aseguró ayer Heinz Kopetz, presidente de la World Bioenergy Association (Asociación Mundial de Bioenergía) en el marco de la Conferencia Towards 100% Renewable Energy from region and cities to global scales (Hacia el 100% de energías renovables desde la región y las ciudades hasta escalas globales) en la COP 20. El referente en temas energéticos expresó la urgente necesidad de repensar el sistema energético actual en pos del aprovechamiento de recursos renovables, como el sol, el viento y los residuos.

Frente a una crisis climática que obliga al ser humano a asumir su responsabilidad en el problema, las energías renovables se presentan como una solución sustentable cuyo potencial en el planeta está demostrado.

energy

La ciudad de Murau, en Alemania, es un ejemplo de cómo las energías renovables pueden satisfacer de igual y mejor manera el consumo energético de la población. Allí se promovieron diferentes tipos de energías renovables, como la solar, la eólica, la hidroeléctrica y la biomasa. El sistema de movilidad adoptó también una perspectiva más amigable con el entorno a través de la reducción del uso de combustibles fósiles y la promoción de vías inteligentes y biocombustibles. Así la ciudad espera que para el 2020, su producción de energía provenga de fuentes renovables en un porcentaje ampliamente mayor al de fuentes fósiles.

No por ser el país con mayor desarrollo en materia de energías renovables, la también ciudad alemana de Pers demuestra cómo solo en los últimos 14 años logró posicionar a las renovables en su sistema energético. Hoy cuenta con dos plantas de biomasa con capacidad suficiente para satisfacer las necesidades energéticas locales.

El gran interrogante es si estos casos son suficientes para poder hablar de una transformación a escala mundial. “Los esfuerzos locales y regionales son útiles, pero no suficientes. Se necesita de una ayuda internacional para lograr una transformación global”, aseguró Kopetz. Frente a ello, Tanay Sidki Uyar, representante de la World Wide Energy Association (Asociación Mundial de Energía) explicó cómo se podría trabajar en el tema durante la COP 20: “La idea en esta cumbre es encontrar una solución mundial a este sistema obsoleto de producción. Para ello el Green Climate Fund (Fondo Climático Verde) deberá promover garantías a los inversores que deseen insertarse en el mercado de las renovables”.

Frente a quienes cuestionan las renovables por su falta de desarrollo, accesibilidad y costo, Sidki Uyar aseguró: “La tecnología existe y es más barata, solo hace falta que todos así lo entiendan”. El experto en renovables no titubeó al momento de destacar su diferencial respecto de las energías no renovables: “El sistema de producción actual no es igualitario, no es pacífico y no es amigable con el medioambiente. Las energías renovables significan paz. No necesitas matar a nadie para su producción”.

Países desarrollados, como Alemania, ya comenzaron a producir y distribuir energía invitando al ciudadano a ser un productor y consumidor al mismo tiempo. La pregunta es qué ocurre en países en vías de desarrollo, como Argentina, donde el Estado brinda subsidios a formas contaminantes de producción de energía, dejando el servicio a un costo muy bajo y obstaculizando la posibilidad de que el ciudadano tome conciencia sobre la importancia de su consumo eficiente. Ante esta realidad, Sidki Uyar opinó: “Al momento de tomar decisiones sobre su sistema energético, cada país debe considerar y profundizar en las externalidades. Cuando se considera que el servicio es ‘muy barato’ es porque no se está contemplando en su totalidad y ello debería frenarse. El Green Climate Fund tiene que ayudar a este tipo de países para adaptarse y transformarse. Pero para ello es necesario que todos tomemos conciencia sobre la crisis climática actual“.

Con la esperanza de obtener un documento con objetivos claros para reducir el impacto sobre el medioambiente, las energías renovables son las protagonistas de la Cumbre sobre el Cambio Climático porque, como aseguró Sidki Uyar, “son posibles y son necesarias. Los líderes y decisores tienen que encontrar en ellas una solución común para alcanzar un modo de vida que tenga un sentido común para nosotros y para el planeta”.

POR Tais Gadea Lara - 3 diciembre, 2014

Premio “Fossil of the day”

(Desde Lima, Perú) Todo evento internacional cuenta con algún tipo de premio y la Conferencia de las Partes (COP) 20 no es la excepción. Todo premio busca reconocer la buena labora de una persona, entidad, organización o país, y ahí sí la COP es la excepción. El Fossil of the day award es una iniciativa diferente que busca ejercer presión sobre los países para que asuman su responsabilidad durante las negociaciones.

Fossil of the Day Award

Bajo la organización de Climate Action Network (CAN), el Fossil of the day award es un premio que se otorga diariamente al país, a los países o al grupo de países que menor participación, responsabilidad y acción tuvo durante esa jornada para reducir su impacto frente al cambio climático y promover iniciativas concretas de cambio. El primer Fossil of the Day se otorgó en 1999 en Bonn durante las conversaciones sobre el cambio climático en el marco del German NGO Forum.

La “ceremonia” de entrega de premios se realiza cada día a las 6 pm (hora Lima) fuera del plenario del recinto en lo que se termina configurando como una recreación actoral que combina el entretenimiento con la ironía para hablar del o los países “ganadores” del día. De lo que se trata es de dejar en evidencia a aquellas autoridades que aún no asumieron un compromiso real frente a la problemática del cambio climático y, de esta manera, promover a su real participación y responsabilidad en los días posteriores.

Los ganadores del primer día de la COP20. Foto: Tais Gadea Lara.

El primer día de la COP 20, el Fossil of the day award fue para Australia, Bélgica, Irlanda y Austria por ser los países que fallaron en su contribución al Green Climate Fund. Mientras que ayer, en el segundo día de la conferencia, fue Japón quien obtuvo tal “reconocimiento” o llamado de atención debido a su política de conseguir el financiamiento de las estaciones eléctricas de carbón y gas en los países en desarrollo, con dinero supuestamente destinado a compensar sus efectos ante el cambio climático.

Japón, el ganador del segundo día de la COP20. Foto: Tais Gadea Lara.

Quién será el próximo país menos comprometido con la causa?? Se los iré compartiendo día a día en nuestra fanpage.
POR Tais Gadea Lara - 2 diciembre, 2014

Un ayuno por el clima

(Desde Lima, Perú) En el marco de la Conferencia de las Partes (COP) 20, ayer se realizó una iniciativa diferente que busca generar conciencia sobre el cambio climático y las personas más vulnerables a él, y ejercer presión a los líderes políticos para que alcancen un acuerdo de acciones concretas que incluya a los afectados.

Fuente: Fast for Climate

“Fast for the climate” es una campaña que se inició en la COP 19 ante las trágicas consecuencias que el tifón Haiyan tuvo en el sudeste asiático. Miles de personas perdieron la vida y millones sus casas ante tal desastre natural. El tifón no hizo más que demostrar que el cambio climático es una realidad que no discrimina lugares ni clases sociales, pero que también tiene peores consecuencias para aquellas comunidades que no están preparadas a sus efectos.

Ante ello la campaña “Fast for the climate” busca promover una acción concreta: realizar un ayuno el primer día de cada mes en solidaridad con la comunidad internacional que se ha visto o está siendo afectada por los efectos del cambio climático.

Ayer, lunes 1 de diciembre, se realizó, como cada mes, la acción en el marco de la COP20. Numerosos jóvenes con cubiertos y platos vacíos en mano se manifestaron a la hora del almuerzo ante el público y los líderes presentes a fin de demostrar que los refugiados y los vulnerados ante el cambio climático deben también ser contemplados y considerados en las mesas de negociación de la Conferencia.

Warime Guti, representante de Lutheran World Federation, explicó las características de la manifestación: “No necesariamente tiene que ser no comer, puede ser dejar de hacer algo que haces diariamente, como comer carne o ir al trabajo en auto. Invitamos a que la gente aquí en la COP y en el mundo se sume voluntariamente a la acción”.

Si te interesa sumarte a la iniciativa, puedes hacerlo el 1 de cada mes. Comparte tu experiencia usando el hashtag #fastforclimate #ayunoporelclima #jeunepourleclimat

POR Agostina Mileo -

El primer bio-micro

Hace unas semanas el primer bio-micro del mundo recorrió su primer trayecto desde la ciudad británica de Bath hasta el aeropuerto de Bristol. El transporte funciona con combustible a base de heces humanas y residuos orgánicos y, con lo generado por cinco personas durante un año, puede transitar hasta 300 kilómetros.

El Bio-Bus en Inglaterra.

El “cacabus”, como lo llaman en Inglaterra, funciona con gas metano generado a partir del tratamiento de residuos cloacales y de comida. El motor es similar al de diésel de los micros comunes, pero el gas se almacena en tanques que van sobre el techo del vehículo.

Para fabricar el combustible, los desechos se cultivan con bacterias anaeróbicas que en ausencia de oxígeno transforman las heces en un gas rico en metano. El proceso termina al extraer el dióxido de carbono de la mezcla y agregar propano. También (por suerte) se limpian las impurezas que causan olor. Este combustible produce menos emisiones que el diésel tradicional y lógicamente su producción es más sostenible.

GENco, la compañía detrás del biometano, produce 17 millones de metros cúbicos al año, que es suficiente para abastecer 8.300 hogares. Junto con el lanzamiento del Bio-Bus comenzaron a inyectar este biogás en la red nacional.

“Esta fuente de energía generada a partir de residuos domésticos puede cubrir el 10% de la demanda doméstica de gas del Reino Unido. Además, es el único combustible limpio disponible para transporte de cargas y pasajeros”, sostiene Charlotte Morton, directora de la Asociación de Digestión Anaeróbica y Biorecursos. “Por otro lado, este micro muestra que tanto las heces humanas como la comida que tiramos son recursos valiosos”, agrega.

Otros artículos de la autora

Controversia: subasta de rinocerontes

El impacto de la carne vacuna

Maíz Bt: la polémica de los transgénicos

Más acceso a agua potable

Una torre en el Amazonas

La alimentación saludable y el cerebro

Petróleo magnetizado

En busca de la verdura perfecta

Árboles bioluminiscentes

Industria avícola, salud y seguridad alimentaria

Un supermecado sin envases

¿Qué es la esponja de carbono?

El cambio climático en los medios

Rolling coal: nube negra contaminante

Un laberinto de plástico

Slingshot: en busca del agua potable

Especies salvajes

Seguros frente al cambio climático

Dengue mundial

Chernobyl: impactos sin olvido

Migraciones de pájaros

Think Dirty

Fuel Economy

Teoría del Equilibrio de la Biogeografía Isleña

Ultimate Tree

Cambio climático y alimentos

De la bolsa al combustible 

París bajo el smog

Intento de freno al maíz transgénico

Agrobiodiversidad de la papa

Aeroflorale: una nave por el mundo

La ecología en la era de las comunicaciones

Grandes carnívoros en peligro

Prospección sísmica: peligro en el fondo del mar

Anticonceptivos: ¿Cómo impactan?

HM: imitando a los animales

Bioplásticos: la importancia de la investigación

Geostellar: evaluá tu capacidad solar

Salmón transgénico… GMO-OMG!!

Vandana Shiva: un ejemplo de mujer activista

¡Al rescate de los árboles!

Rebrote de polio

Virus marinos

Ciencia, bioplásticos y sustentabilidad

Medición forestal comunitaria

Ciencia en cárceles en pos del planeta

¿Un pasto más sustentable?

Fracking: ¿La nueva política argentina?

Economía y cambio climático

Obama y el cambio climático

Europa prohíbe el uso de pesticidas

Página 1 de 21812345...102030...Última »