POR Sandra Varela - 17 mayo, 2010

Derrame de petroleo en el Golfo de Mexico: la situacion actual


derrame
Lamentablemente, todo indica que el derrame de petróleo no se puede detener tan fácilmente. Si los esfuerzos por tapar las filtraciones en Deepwater Horizon en el Golfo de México fracasan, el petróleo podría continuar derramándose y contaminando diferentes zonas costeras durante años.

La fuerza de la junta federal de la industria encargada de manejar la gestión del derrame de petróleo ocurrido en el Golfo de México fracasó en el intento de bajar la contención de 93 toneladas en una de las tres rupturas de la perforación de las tuberías de escape. Cristales e hidratos de metano en las profundidades congeladas obstruyen una abertura en la caja, previniendo y tratando de evitar que el petróleo se canalice.

En el fondo del mar, cerca de la falla, se colocó una cúpula pequeña y después los operarios trataron de instalar la estructura. Pero este tipo de operaciones de recuperación no se ha hecho nunca antes en el medio ambiente del extremo de aguas profundas alrededor de la cabecera del pozo. Así lo señaló Matthew Simmons, retirado de energía e industria de la compañía bancaria Simmons & Company Internacional. “Por ejemplo, a unos 1.500 metros de  profundidad, tecnologías de contención tienen que soportar presiones de hasta 28.100 kilos por metro cuadrado”, explicó Simmons.

petroleo

Además, la inclinación de perforación -una técnica usada para aliviar la presión cerca de la fuga- se torna difícil en estas profundidades debido a que tiene que golpear ligeramente en el tubo original, un objetivo pequeño de aproximadamente 18 centímetros de ancho.

Lo terrible de este derrame de petróleo es que aún ahora no saben cómo frenarlo. Así lo explicó el mismo Simmons: “Realmente, éste es un acontecimiento sin precedentes”.

No olvidemos que el derrame de petróleo ya afectó las costas de Luisiana. Si el derrame no se puede detener, el depósito subterráneo podría continuar emitiendo fugas de petróleo hasta que éste se secara. Las estimaciones más recientes sostienen que se han volcado unos 5000 barriles o unos 795.000 litros de petróleo por día. A este ritmo, es posible que el derrame de petróleo del Golfo de México continúe dañando el medio ambiente y que esto tenga efectos persistentes, parecidos a los del derrame de petróleo más grande en la historia, que ocurrió en Arabia Saudita en 1991. Así lo confirmó Miles Hayes, cofundador de empresa consultora Research Planning, Inc., con sede en Carolina del Sur.

El mundo entero debe reflexionar acerca de este derrame y en la gravedad que implica el hecho de no poder detenerlo. Si la contaminación avanza, puede llegar a convertirse en un verdadero desastre para nuestro planeta. Ojalá logremos aprender algo de esta catástrofe. Ojalá esta sea la última vez que debamos hacerlo.

Fuente: National Geographic Daily News


comenta aqui