POR Verónica Alimonda - 14 junio, 2010

Centroamerica busca ser ejemplo en el tratamiento de residuos peligrosos


desechos peligrosos En el marco del Convenio de Basilea, que busca controlar el traslado de desechos químicos y electrónicos, con el fin de proteger el medio ambiente y la salud humana, el director Miguel Araujo explicó que “el objetivo es colocarnos como una región modelo a nivel mundial, que podamos compartir nuestras experiencias con otras regiones y aprovechar las que están ocurriendo en otras partes”.

Por otro lado, la secretaria ejecutiva del Convenio de Basilea, la suiza Katharina Kummer, señaló que en todo el mundo existen problemas respecto de la disposición final de las baterías de autos y de aparatos electrónicos, y que en el marco del Convenio del que forman parte 173 países, “las naciones están obligadas a controlar los movimientos transfronterizos de este tipo de residuos”. Es por eso que Kummer, quien se encuentra en El Salvador, donde está la sede del Comité Regional del Convenio de Basilea para Centroamérica y México, anunció que ayudará a la región a buscar recursos con países cooperantes para emprender acciones conjuntas respecto a este tema. “En Centroamérica los principales desechos peligrosos son las baterías de autos, que contaminan con plomo y ácido sulfúrico, los contaminantes orgánicos persistentes como los pesticidas y otros agroquímicos y los aparatos tecnológicos, entre ellos los teléfonos móviles, computadoras y electrodomésticos”, explicó Araujo.

Y agregó una frase que no debe pasar inadvertida, ni para los centroamericanos ni para ningún otro habitante del planeta: "Tenemos el 10% de la biodiversidad del mundo en un uno por ciento de territorio, pero a medida que nuestros países van desarrollándose, a medida que las poblaciones de nuestros países aumentan, el impacto de las malas prácticas va dañando seriamente la calidad de vida, creando riesgos a la salud y al medio ambiente".


comenta aqui