POR Alejandro Cordoba - 27 marzo, 2014

Proyecto Calco, bienestar que se multiplica

Desde el año 2011 existen pequeñas calcomanías con diferentes mensajes positivos, breves pero contundentes. Sus portadores las pegan en ventanas, celulares, termos de mate, donde sea. Las calcos se multiplican y viajan por todas partes (ya están presentes en la Antártida y los cinco continentes). Hoy entrevistamos a Manuel Gutiérrez Aranda, creador de Proyecto Calco, aquella necesidad personal que hoy se convirtió en un movimiento.

¿Cómo y por qué nació Proyecto Calco?

El proyecto salió a las calles en mayo de 2011, aunque fue una idea que nació y creció durante un año más o menos, antes de materializarse. Decidí imprimir mensajes positivos y compartirlos por una necesidad personal: necesitaba (y todavía necesito) despejar mi mente de pensamientos nocivos, negativos y reemplazarlos por otros que me hicieran bien.

En algún punto de mi vida me terminó de caer la ficha de que nuestro bienestar (o malestar) depende en gran medida del monólogo interno que todos llevamos dentro. Todos tenemos creencias, pensamientos, ideas, relatos que hemos ido acumulando a lo largo de nuestra historia personal. Algunas de esas creencias son posibilitadoras, nos alientan, nos sirven de combustible para la vida, nos elevan, y otras creencias, en cambio, son limitantes, nos coartan, nos censuran, nos pinchan. Creo que la calidad de nuestros pensamientos determina la calidad de nuestras vidas, y eso nos da un poder enorme a la hora de elegir cómo queremos vivir.

¿Quiénes lo diseñaron y qué otras actividades tenían en ese momento?

Tuve la inquietud, las ganas de armar algo como Proyecto Calco durante más de un año. Durante ese tiempo, compartí la idea con mucha gente, con mi hermana María, mis compañeros de laburo y mis amigos. Una de las personas que más se motivó desde el principio fue Guido Commenge, amigo y compañero de la facultad. Con Guido compartimos el proyecto desde el principio. Con el tiempo se sumó su hermano Martín, en Bariloche Valentina Carusso se hizo cargo de la impresión de calcos y así muchas otras personas que se fueron sumando desde su lugar.

Cuando nació Proyecto Calco yo daba clases de clown en Espacio Aguirre (la escuela de Marcelo Katz, en Buenos Aires) y trabajaba en Emprendia, una consultora de prensa y comunicación especializada en sustentabilidad. Guido trabajaba en una agencia de comunicación y estaba justo en un momento de reencuentro consigo mismo, repensando su vocación, su trabajo y su forma de encarar la vida. Probablemente por eso se haya involucrado tanto con un proyecto que tenía que ver, justamente, con vivir la vida positivamente, con buscar lo que uno más quiere, con confiar y agradecer la vida.

¿Qué esperabas qué suceda con Proyecto Calco?

Honestamente, no esperaba nada. Solamente quería darme el gusto de tener las calcos a mano, poder verlas a diario. Era un antojo, un capricho que quería dar a luz. Todo lo que se dio después, fue un regalo completamente inesperado.

¿Cuáles fueron los primeros resultados?

Las calcos generaron muy buenas respuestas en mi entorno. Enseguida mis amigos y familiares se coparon con la propuesta, se ofrecieron para hacerlas viajar, para compartirlas y hasta me dieron plata para que pudiera seguir imprimiendo calcos. Ese fue el gen de una iniciativa colaborativa como esta. Si Proyecto Calco es lo que es, es gracias al aporte desinteresado de miles de personas que se apropiaron de la iniciativa, la enriquecieron y la expandieron.

¿Y cuáles los más sorprendentes?

Uno de los resultados que más nos sorprendió fue la vez que se pusieron a hablar de Proyecto Calco en Perros de la Calle, el programa de radio de Andy Kusnetzoff. De un momento al otro, cientos de personas se sumaban a nuestra página de Facebook y nos dejaban sus mensajes, amigos míos me llamaban al celular, fue un lindo lío, sentimos muchísimo vértigo ese día, una mezcla de felicidad y adrenalina interesante.

La otra locura fue haber llegado a los cinco continentes y a la Antártida, gracias, de nuevo, al aporte de la gente. El día que nos mandaron las primeras fotos con las calcos en la Base Carlini de la Antártida Argentina no la podíamos creer. Nunca nos hubiéramos imaginado algo así.

¿Cuáles son los mensajes más utilizados?

“Se puede”, “Gracias vida”, “Confiá”, “+ Amor”.

¿Contemplaron o probaron la posibilidad de imprimir los calcos con materiales amigables con el medioambiente?

Sí, desde el primer día charlamos sobre la posibilidad de imprimir las calcos en materiales que impacten menos en el medioambiente, en tintas ecológicas y papel FSC. Honestamente, no hemos buscado lo suficiente. Nos interesa que las calcos duren en el tiempo y para cumplir con eso, el vinilo nos ayuda muchísimo, porque es un material muy resistente, puede mojarse y no pasa nada. No conozco materiales “eco-friendly” con dicha resistencia. (En Proyecto Calco están dispuestos a recibir información sobre cómo emplear materiales menos contaminantes, así que si sabés de algo, no dudes en comentarlo).

¿Cómo hacen los seguidores para diseñar e imprimir sus propias calcos?

Cada tanto lanzamos votaciones para que la gente proponga sus propias frases y diseños. Así surgieron calcos como “Sonreí, nadie te filma”, “Lo bueno contagia” y “+ Amor”.

¿Cómo repercutió en tu vida el éxito de Proyecto Calco?

Más que ‘éxito’, diría la difusión que tuvo el proyecto. No sé si es un proyecto exitoso, no sé qué es el éxito. Pero sí puedo decir que Proyecto Calco tuvo una difusión y un alcance que yo nunca me hubiera imaginado, eso me sorprendió muchísimo y me gustó mucho también. Para mí es el indicador de que hay algo de la propuesta del proyecto que toca alguna fibra en la gente.

Mi teoría es que, esa necesidad mía de limpiar mi mente de creencias limitantes y sembrarme pensamientos positivos, es una necesidad bastante generalizada. Creo que todos en algún lugar llevamos ideas, creencias, relatos que nos condicionan, nos limitan y nos impiden vivir plenamente, en armonía.

A la vez, siento que la difusión del proyecto me generó una responsabilidad que nunca busqué, pero se me apareció. La responsabilidad de seguir alimentando un proyecto que podría haber quedado en esas primeras calcos y listo. Cuando vi que muchas personas se sumaban a la iniciativa, decidí que esto siguiera creciendo. Si estaba generando buena onda en otros, era una pena dejarlo morir.

¿Tiene el proyecto otras metas para el 2014?

–Nunca nos trazamos muchos objetivos más allá de los que vamos proponiendo sobre la marcha. En ese sentido, somos un proyecto “caótico”, vamos haciendo lo que tenemos ganas de hacer. Así es como van surgiendo las distintas ideas, como por ejemplo hacer tazas, remeras, murales, un corto-documental y demás.

Tenemos muchas ganas de hacer murales en distintas ciudades, queremos hacer remeras de muy buena calidad, seguir traduciendo las calcos a otros idiomas. En resumen, queremos que los mensajes positivos sigan viajando en tantos formatos como podamos.

¿Y metas personales? ¿Qué sueños/proyectos son los que te estimulan durante este año?

–Trabajar de manera independiente, fuera del formato “oficina y horarios”. Crecer como actor. Seguir actuando, haciendo reír y emocionar a la gente y vivir de eso. Divertirme. Seguir ganando independencia y confianza. Escucharme cada vez más, sentir más y pensar menos.

Conocé más sobre Manuel en este link y disfrutá el alcance de la iniciativa en este video.

https://

Otros artículos del autor

Un pequeño ladrón de energía

La vida de viaje

Macrofotografía: conociendo insectos

PUBLICADO EN Destacados
POR Agostina Mileo - 25 marzo, 2014

De la bolsa al combustible

¿Querés bolsita? 25 centavos. Bolsas de tela, colgadas de los hombros y al lado de las líneas de caja de los supermercados parecen combatir férreamente esta nueva versión demonizada de las bolsas de plástico. Un halo de esperanza para salvar a los ecosistemas del mundo que tiene forma de moneda y frase armonizadora en una estampa.

En las publicidades, las bolsas plásticas se extienden por el suelo y el mar de todo el mundo. Los animales se confunden las que flotan sobre la superficie con medusas y se ahogan. Verdaderas islas de basura en todos los océanos usan las bolsas como cimientos, que al cabo de un tiempo se degradan en pequeños pedazos que los animales ingieren con el plancton.

Por otro lado, escuchamos sin parar que el petróleo se va a acabar, que hay que buscar fuentes de energía renovable, que la economía mundial va a colapsar. ¿Parece broma, no? El recurso más valioso de nuestro planeta, el que los medios dicen que dicta el curso y la distribución de la prosperidad, es utilizado como basura.

Claro que otros lo pensaron antes. Y hace bastante que están viendo cómo hacer para volver a convertir las bolsas en petróleo. Hace un mes, en la Universidad de Chicago lo llevaron más allá y un grupo de investigadores logró un compuesto en base a bolsas plásticas que funciona como diésel y puede combinarse con biodiesel para lograr un combustible para transportes que cumple con las regulaciones estadounidenses.

Las bolsas plásticas se calientan en una cámara sin oxígeno mediante una técnica llamada pirolisis. Luego se destila el producto obtenido y se le agrega antioxidante para lograr un producto que encaja con los estándares requeridos para el diésel tipo 2 que se vende en EEUU. Este diésel tiene un contenido energético equivalente al normal, un número mayor de cetano (una medida de la calidad de combustión) y mejor lubricación que el diésel ultra bajo en sulfuro que actualmente proveen los surtidores.

Hasta ahora, de la destilación de petróleo crudo sólo se podía obtener un 50 o 55% de combustible, pero como en primer lugar el plástico está hecho de petróleo, con este proceso se puede obtener alrededor de un 80% de combustible. Los investigadores lograron mezclar este compuesto con diésel común (30-70%) y no encontraron problemas de compatibilidad con el biodiesel.

La conversión de bolsa a combustible produce más energía de la que gasta y también funciona para generar gas natural, lubricantes y fluidos hidráulicos. Así como está, este diésel alternativo puede expenderse en las estaciones de servicio, porque cumple con los mismos parámetros que el ultra bajo en sulfuro que actualmente está a la venta.

Teniendo en cuenta que de los 100 billones de bolsas que se utilizan al año en EEUU sólo se recicla el 13% tal vez la moneda y la bolsa coqueta puedan convertirse en parte de un proceso que busque algo más que purgar culpas colectivas.

Otros artículos de la autora

París bajo el smog

Intento de freno al maíz transgénico

Agrobiodiversidad de la papa

Aeroflorale: una nave por el mundo

La ecología en la era de las comunicaciones

Grandes carnívoros en peligro

Prospección sísmica: peligro en el fondo del mar

Anticonceptivos: ¿Cómo impactan?

HM: imitando a los animales

Bioplásticos: la importancia de la investigación

Geostellar: evaluá tu capacidad solar

Salmón transgénico… GMO-OMG!!

Vandana Shiva: un ejemplo de mujer activista

¡Al rescate de los árboles!

Rebrote de polio

Virus marinos

Ciencia, bioplásticos y sustentabilidad

Medición forestal comunitaria

Ciencia en cárceles en pos del planeta

¿Un pasto más sustentable?

Fracking: ¿La nueva política argentina?

Economía y cambio climático

Obama y el cambio climático

Europa prohíbe el uso de pesticidas

POR Dominique Besanson - 21 marzo, 2014

DIY: Flor de tela

Para hacer una pequeña decoración rápida, todos los materiales que te propongo usar son de descarte!

¿Qué necesitás? 2 tiras de 8 cm x 40 cm; hilo y aguja; cola vinílica; palitos chinos (también se puede usar palitos de brochette o unas ramitas de árbol); envase de vidrio de yogurt.

¿Cómo armar la flor?

1. Pasar un hilván a lo largo de las tiras, a un cm del borde. Para los que nunca hicieron esto, se trata de realizar puntadas largas y espaciadas. Tirar del hilo para que se haga un frunce.

2. Enrollar un poco lo que acabas de hacer así formar una roseta.

3. Tomar uno de los palitos chinos y ponerle 2 cm de cola vinílica en un extremo.

4. Pasar el palito por el centro de la flor y hacer que se fije bien

5. Poner en un frasco, como los de yogurt de vidrio.

Otros artículos con ideas creativas de DIY

DIY: barrilete para jugar!

DIY: reutilizamos telgopor! 

DIY: perchero con rama

DIY: reutilizá broches!!

DIY: posa pava casero!!

DIY: reutilizá tela para una cartuchera!

Un arbolito de Navidad de papel

DIY: moño de regalo

DIY: De una remera vieja a una nueva bolsa

DIY: tocado de novia

DIY: armá un organizador de pared

DIY: Cuello nuevo en remera vieja

DIY: un cesto de diario

PUBLICADO EN DestacadosReciclado
POR Tais Gadea Lara -

10 películas sobre el agua

Llegó el viernes de cine en Sustentator!! Como mañana se celebra a nivel mundial el Día Mundial del Agua, decidimos hacer un repaso por aquellas producciones cinematográficas que encontraron en este recurso un motivo de investigación y narrativa. El cine supo ser un espacio en donde poner de manifiesto las bellezas y, por sobre todo, las problemáticas vinculadas con este recurso tan preciado. Les comparto un listado de 10 películas documentales y ficcionales, cuya temática tiene como protagonista al agua. Y una pastilla final como destacado con uno de los documentales que más me conmovió en relación con este tema.

1. La Sed del Mundo. Luego de su magnífica producción audiovisual Home, el fotógrafo Yann Arthus-Bertrand sorprendió al mundo con este documental que busca dar cuenta de las bellezas que el agua conforma en la naturaleza. Pero también ilustra las graves problemáticas que existen en torno a él y que requieren de una urgente resolución. La calidad de las imágenes y la mirada perceptiva propia del fotógrafo nos hacen disfrutar, preocupar y reflexionar sobre el tema. Les comparto mi crítica completa sobre este filme en el siguiente link.

2. The Island President. Un excelente documental que se ajusta a la perfección al género al acompañar a Mohamed Nasheed, ex presidente de Maldivas, en su lucha por lograr un compromiso mundial para disminuir el cambio climático pues, como consecuencia, el ascenso en el nivel del mar significaría la desaparición de su territorio. El documental deja entrever las cuestiones políticas más profundas que se ponen en juego en las problemáticas ambientales, con resoluciones que pueden llegar a herir al espectador. Les comparto mi crítica completa sobre este filme en el siguiente link.

3. 180º South. Un documental que, de manera indirecta, coloca al agua como un aspecto destacado en la temática. La pasión por el surf de sus protagonistas es una de las vías a través de las cuales el espectador se conecta con la naturaleza y sus diferentes características en territorios desconocidos. Paisajes, sonidos y paleta de colores son los ejes que conforman un filme para disfrutar. Mi crítica completa sobre esta producción audiovisual en el siguiente link.

4. Sushi, the global catch. Una interesante propuesta audiovisual que demuestra cómo el exponencial incremento en la tendencia gastronómica de comer sushi ha llevado a una alteración notable de la vida ecológica de los océanos en todo el mundo. A través de un conocimiento sobre la historia de este plato japonés, la indagación sobre sus consecuencias ambientales y el análisis sobre las posibilidades futuras, el espectador se preguntará dos veces a la hora de ordenar comida en un restaurante.

5. Rango. ¡Nada más educativo que una película para el público infantil que plantee una problemática ambiental! Y ese es el objetivo de Rango. Con creatividad, humor y carisma, la producción animada deja entrever las dificultades de la escasez del agua y los negocios paralelos que existen en torno a él. Un gran motivo para disfrutar en familia y conversar sobre el tema con los más pequeños. Mi crítica completa del filme infantil en este link.

6. Erin Brockovich. Una película basada en una historia real en la que, a través de la historia personal de la protagonista, se narra a la perfección un caso de contaminación del agua a cargo de una empresa. El espectador se siente parte del proceso investigativo en el que se desmantela la corrupción más extrema y en el que resulta imposible no emocionarse con las historias de vida contadas. Conocé la crítica completa en este link.

7. Acción Civil. Un planteo cinematográfico similar al anterior: investigación, corrupción, contaminación. ¿La diferencia? Lejos del género dramático que caracteriza a Erin Brockovich, Acción Civil es una película de suspenso que trabaja la problemática desde una mirada más crítica sobre la responsabilidad institucional, estatal e industrial.

8. Planet Ocean. Una propuesta innovadora que, a partir de la recolección fotográfica y cinematográfica de profesionales afines, busca despertar en el espectador su necesario compromiso en pos de la preservación de los océanos. Es un documental para disfrutar visualmente y para reflexionar internamente. Mi crítica completa sobre el filme en el siguiente link.

9. Flow (Por amor al agua). La crisis del agua se presenta en este documental en sus múltiples facetas y en distintos territorios alrededor del mundo. Además, el testimonio de científicos, empresarios, escritores y especialistas aportan una mirada teórica y una diversidad subjetiva de las problemáticas ambientales actuales con vital incidencia en el presente y futuro de la humanidad.

10. Ganga, de la tierra al cielo. La propuesta es innovadora en sí misma: transmitir al espectador el profundo significado espiritual del río Ganges para la cultura hindú. Alrededor de este eje, el filme esbozará los problemas de gestión de agua que padece la población en la India, evidenciando el grado de responsabilidad que tienen las compañías multinacionales y los gobiernos de turno.

El documental destacado: The Revolutionary Optimists

Un excelente documental que muestra cómo aquello que para los adultos es una situación naturalizada, como no tener acceso a agua potable, se convierte en una preocupación para niños de entre 9 y 12 años que deciden actuar para cambiar la situación de su pueblo. Inspirador, emotivo y ejemplar. Aquí mi crítica completa sobre este documental movilizador.

Otros artículos sobre cine ambiental

Nelson Mandela: su vida a través del cine

“Finding Joe”: el viaje del autodescubrimiento

 ”Life in a day”: un día, una película, un mensaje revelador

Happy: excelente búsqueda (o encuentro) de la felicidad

10 documentales sobre alimentación

Who Cares?: magnífico viaje al interior del emprendedorismo social

“Amazonia eterna”: al interior de la selva

“YERT”: luz, cámara, ACCIÓN!!

“The Revolutionary Optimists”: aprendamos de los niños!!

“The Slow Food Story”: el documental

“The Human Scale”: presente y futuro de las ciudades

“Sammy 2″: una aventura infantil concientizadora

“Trashed: no hay lugar para la basura”

SOS: la arena en peligro de extinción

“Occupy love”: activismo y cambio

“Climate of change”, el cambio no sólo es climático

Blackfish: el documental que hoy polemiza a EEUU

Cine de ficción para reflexionar: Avatar

Documental para reflexionar: “The Cove”

Documental para reflexionar: “Jane´s Journey”

Cine infantil para reflexionar: “Bichos”

Cine para reflexionar: 10 películas sobre el medio ambiente

Documental para reflexionar: “Sushi, the global catch”

Documental para reflexionar: “Waste Land”

Cine para reflexionar: “Erin Brockovich”

Cine para reflexionar: “Rango”

Cine para reflexionar: “El origen del planeta de los simios”

Top Ten: películas imperdibles sobre la tierra 

Cine para reflexionar: 10 películas sobre el agua

Documental para reflexionar: “The Corporation”

Documental para reflexionar: “Greenlit”

Documental para reflexionar: “The 11th hour”

Documental para reflexionar: “GFF Neuquén!!”

Documental para reflexionar: “Home”

Documental para reflexionar en familia: “Río” 

Documental para reflexionar en familia: “Wall-E”

Documental para reflexionar: “The World According to Monsanto”

Documental para reflexionar: “Think global, act rural”

Documental para reflexionar: “No impact man”

Documental para reflexionar: “Una verdad incómoda”

Nueva sección documentales para reflexionar

Crítica de la película The Island President

POR Alejandro Cordoba - 20 marzo, 2014

Un pequeño “ladrón de energía”

Gino Tubaro tenía 11 años cuando hizo su primer robot. A los 13 ya había sido premiado como el “mejor joven inventor”, por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI/WIPO). Desde aquel momento los reconocimientos continuaron y en el año 2012, con tan sólo 16 años, deslumbró al auditorio de TedxRiodelaplata, con una breve pero entretenida exposición.

En su charla, el joven inventor había presentado una pequeña síntesis del “Ladrón de energía”, creación de su autoría que parecía tener la capacidad de brindar energía, aprovechando las señales disponibles en el aire, a través de un dispositivo que podría instalarse en una maceta o, por ejemplo, en la tierra de un jardín. Hoy, a casi dos años de aquella exposición, lo entrevistamos para profundizar sobre la pasión por inventar y el devenir de sus proyectos ecológicos.

¿Qué te impulsó a crear el “Ladrón de energía”, cuándo comenzaste y qué apoyos tuviste mientras lo desarrollaste?

Surgió como solución a un problema. Constantemente estamos siendo irradiados por miles de ondas, de distintas frecuencias y fuerza. Son “ondas” que flotan en el ambiente, por ejemplo, de un modem Wi Fi, de los satélites, las antenas de radio e incluso los celulares. Es energía que nos rodea y nadie está utilizando.

Por otro lado, los combustibles generan residuos, los paneles solares funcionan entre tres y ocho horas, las pilas cuando se agotan van a parar al tacho y todo esto genera muchísima basura tóxica. Se producen ruidos molestos, se consumen recursos naturales, se generan gases tóxicos, lluvia acida, polución… Ese fue mi problema, mi motivo, mi impulso para buscar una solución.

Creo que es divertido desafiarse para resolver estos problemas y, con más razón, si puedo proponerme soluciones importantes para la comunidad. Mis ideas surgen en papel y cartón. Comienzan con una maqueta y, si la idea me atrapa, soy capaz de quedarme hasta tarde trabajando en un prototipo. La pasión que le das a la evolución de una idea, a un producto, se ve reflejada en la calidad del mismo. Y cuando se habla de crear productos, que después van a llegar al público, es un punto que no se puede dejar de lado.

Hace más de dos años surgió este proyecto como una idea, algo que posiblemente no funcionaría pero, mientras creaba cada prototipo y lo testeaba, mis ganas aumentaban. A medida que lo fui desarrollando tuve el apoyo de colegas y amigos. Creo que una idea es más que cálculos, física o química, cuando creas tu primer maqueta de un futuro producto ves en él horas de trabajo, esfuerzo, gente que dice “me gusta en rojo” o que tenga “tal” forma. Y, poco a poco, se consigue un prototipo con la ayuda de varias personas, similar a un análisis de mercado pero a una escala muy reducida.

http://prezi.com/77wafjp3oxxd/ladron-de-energia/

¿Cómo funciona tu invento?

Imaginemos que estamos hundidos en una pileta, alrededor va a haber agua. Lo mismo sucede con las ondas de radio, satélite, Wi Fi y muchas más, pero estas ondas de radio no son como el agua, tienen su forma de “flotar” en el ambiente que nos rodea. Como contaba antes, el “Ladrón de energía”, literalmente toma esas ondas de radio, Wi Fi, entre otras, y las transforma en energía que podemos aprovechar para encender luces, cargar baterías o conectarlos entre varios “Ladrones de energía” para tener más potencia en su salida. Dependiendo el uso mediante antenas especificas, para hablar en la misma frecuencia de esas ondas, y un circuito diseñado para almacenar y transformar esa energía a una tensión continúa, como la salida de cargadores de celular.

A diferencia del panel solar, el “Ladrón de energía” continuamente está tomando las ondas en su ambiente, y el único motivo por el cual no tendríamos ondas irradiándonos es que la ciudad se quede sin luz.

¿Cuáles fueron los mayores problemas que tuviste que resolver a medida que avanzaste en su diseño?

En todas las ideas tenemos problemas, desde como pasar del papel un producto, o cuando no se dispone de la edad ni del presupuesto, por ejemplo. Sin embargo, cuando uno está creando y las cosas no andan, termina frustrándose. Eso me pasó miles de veces pero no me rendí porque siempre, está presente la persona que te ayuda a reconstruir tu proyecto y encontrar los errores.

¿El modelo ya está terminado o aún continúa en su fase de desarrollo? 

El “Ladrón de energía” aún está siendo desarrollado pero su implementación va a ser en un plazo breve, como se esperaba en un principio. Será un pequeño módulo con salida USB que permitirá encender celulares, cargar pilas, tener  lámparas de jardín que se iluminen gratuitamente por mucho tiempo y miles de otros aparatos electrónicos que se puedan alimentar. Este invento tiene  la ventaja que, al haber sido desarrollado para que genere energía, no utiliza componentes electrónicos complejos, lo que permite su replicación masivamente, y de forma económica.

¿En qué otros proyectos están trabajando?

Actualmente estoy en Darwin Research, una compañía de investigación y desarrollo, fundada junto a Rodrigo Perez Weiss. Estamos trabajando en un par de impresoras 3D, entre ellas se destaca “Spark One”, que es la primera impresora 3D que inventé buscando que sea ecológica, de gran calidad y económica (consume 5 Volteos entregados por el puerto USB de una computadora, mientras que las otras impresoras 3D consumen 220 Volteos). Creemos que va a ser un gran producto, ya tuvimos varias propuestas de llevar “Spark One” a gran escala.

También “Sound Cube”, el invento que presenté en mi charla en TEDxRiodelaPlata. Va a lanzarse por Crowdfunding y luego llegará a mi compañía para quedarse en el mercado con una base sólida. ¿Quién nunca quiso que la guitarra, garabatos o cualquier dibujo tome vida y suene? Con Sound Cube logré eso, uno simplemente dibuja con un lápiz en una hoja y, al tocar el dibujo, puede escuchar los sonidos que se desprenden de él.

También en Darwin Research contamos con un grupo de diseñadores industriales con gran potencial, son jóvenes apasionados, que es lo que siempre voy a esperar de un equipo, gente con pasión y energía, que diseñaron, entre otras cosas, una alucinante prótesis de una mano para personas con síndrome de banda amniótica, que permite mover los dedos a la par para poder agarrar cosas.

¿De dónde vienen tu necesidad y pasión por inventar?

Vienen de pensar que el mundo te dice cómo son las cosas y cómo tienen que ser. Cómo tenés que vivir tu vida y quiénes estarán en ella, intentar de ahorrar un poco de plata, tener una familia, divertirse. Pero la vida es corta y sólo un par de personas son las que innovan, crean, inventan o son artistas. ¿Por qué no somos nosotros los que innovemos? Mi pasión por inventar es lo que todos los humanos venimos haciendo durante miles de años. Creamos aparatos para facilitarnos la existencia, yo lo tomé como una forma de vivir, ¿quién no se asombraría con tener la habilidad de crear aparatos?

¿Qué recomendaciones podrías compartir para quienes lean sobre tu trabajo y, como vos, sientan la necesidad de crear, de inventar? 

Cuando te das cuenta que todo lo que llamamos vida, y está al rededor tuyo, lo hizo gente que, no necesariamente era más inteligente, pero tuvo una simple idea y la trabajó con esfuerzo hasta tener un producto. Lo podés cambiar, podés darle una vuelta de tuerca y reinventar lo que tenes en casa para que otras personas lo usen y, si lográs que cientos de personas sean capaces de usarlo, tendrás tu producto.

Una vez que entendemos eso, podemos patear el tablero de la vida y dejar tu marca en el mundo. Vas a enfrentar la vida, la vas a cambiar, vas a innovar. Habrá personas que te compliquen, agentes de patente, inversores, concursos perdidos, pero es cuestión de tiempo para hasta que se den las condiciones justas.

Y también, ¿cómo pensás que se puede estimular a los niños que, desde pequeños, demuestran con frecuencia ese mismo interés?

Los niños actuales crecen con un avance tecnológico increíble. Ellos tienen una imaginación sin igual y, con Google por ejemplo, un chico puede investigar infinita cantidad de temas. Hice mi primer robot porque pasaba horas investigando en la computadora y leyendo en foros cómo funcionaban las cosas. Hoy, a mis 18 años, comprendo que la imaginación es algo muy importante al momento de ser creativos, y los niños son una fuente nuclear de creatividad pero no son capaces de tener en cuenta los límites racionales. Por eso, creo que fomentando la imaginación de los chicos con kits didácticos, aprendiendo robótica, programación, abstracciones artísticas, deportes e incluso ejercitando la mente, se pueden lograr resultados espectaculares de grande.

Otros artículos del autor

La vida de viaje

Macrofotografía: conociendo insectos

POR Sustentator - 19 marzo, 2014

Curso en Ambiente y Desarrollo Sustentable

La Universidad Católica Argentina (UCA) ofrece nuevamente su curso de posgrado “Ambiente y Desarrollo Sustentable”, de cuyo equipo de docentes nuestro co-fundador, Rodrigo Herrera Vegas, forma parte. Les compartimos información sobre el curso por si les interesa profundizar sus conocimientos en el tema.

¿Cuáles son los objetivos del curso?

- Ofrecer un curso en desarrollo sostenible, que posibilite la actualización académica y profesional a partir de los nuevos conocimientos y enfoques teóricos, metodológicos y técnicos relativos al desarrollo sustentable.

- Dotar a los participantes de los conceptos y herramientas que le permitan evaluar de un modo global las consecuencias ambientales, sociales y económicas asociadas con sus decisiones de proyecto “sustentables”.

- Proporcionar la información objetiva que permita a los participantes constituir un sistema de valores orientado a lograr el desarrollo sustentable.

- Contribuir a la construcción de conocimiento en el ámbito del desarrollo sustentable en América latina, mediante la formación de profesionales y empresarios, capaces de responder a las necesidades del medio, donde se enfrentan situaciones complejas, teniendo en cuenta la integración de aspectos físicos, biológicos, ecológicos, técnicos, económicos, humanos, socioculturales y políticos.

- Formar personas en desarrollo sustentable y ambiente con capacidad para abordar con mirada crítica y autorreflexiva, las teorías del desarrollo social y humano para que puedan trasladarlas al contexto y presentar soluciones a los múltiples problemas que aquejan a la sociedad argentina y latinoamericana.

¿Qué temas se abordan?  El estado ambiental del Planeta Tierra, la Argentina y la sostenibilidad. Introducción a los conceptos de Economía Ambiental. Los sectores productores sensibles: Energía. Financiamiento de proyectos sustentables. Producción y consumo responsable. Tecnologías para la sustentabilidad. Diseño y comunicación para la sustentabilidad. Arquitectura bioclimática y construcción sustentable. El Marketing ambiental. Responsabilidad Social Empresaria (RSE). Comunicación y educación ambiental. Las huellas del agua, de carbono y ecológica. El diseño productivo sustentable. Las organizaciones de Nueva Generación.

¿Quiénes integran el cuerpo docente? Aleandra Scafati, Paula Alvarado, Gabriela Azar, Adriana Rosenfeld, Guillermo Canale, Pablo Canziani, Mariana Conte Grand, Leila Devia, John Martín Evans, Fabián Gaioli, Marcela Goldin, Gabriela Griffa, Alieto Guadagni, Rodrigo Herrera Vegas, Carolina Maurer.

¿A quién está dirigido? Profesionales, empresarios PyMEs, comunicadores, diseñadores, directores y gerentes de marketing y planeamiento, relaciones institucionales y comunicación.

¿Dónde se desarrollará? En el edificio San José de la UCA, ubicado en Alicia Moreau de Justo 1600, Aula 215.

¿Cuándo se llevará a cabo el curso? Los martes de abril a julio de 2014, de 18.30 a 21.30.

¿Con quién comunicarse para más información? Con Susana Iglesias a susana_iglesias@uca.edu.ar o al 4349-0200 interno 2443.

PUBLICADO EN DestacadosEventos
POR Sustentator -

Nueva campaña de control ambiental

El pasado 13 de marzo por la mañana en el barrio de La Boca se presentó la campaña de control que llevará a cabo durante  este año la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad (APrA).  El objetivo central será la fiscalización de los más de 400 tramos pluviales, los 850 establecimientos industriales y los 87 agentes contaminantes declarados por la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR). En el evento participaron el Jefe de Gabinete de Ministros, Horacio Rodríguez Larreta, y el presidente de la APRA, Juan Carlos Villalonga.

“El cuidado del medioambiente es un objetivo central para construir la Ciudad Verde que soñamos. Debemos cuidar la naturaleza y seguir trabajando muy fuerte para mejorar cada espacio de la Ciudad, pensando siempre en tener una mejor calidad de vida”, opinó Rodríguez Larreta.

“Una de las metas centrales de este año de la Agencia es que el 50% de la capacidad de control de APrA esté asignado a los relevamientos en  las cuatro Comunas de la Ciudad que pertenecen a la Cuenca. Avanzar en el saneamiento del Riachuelo es uno de los desafíos más importantes que enfrentamos en la región metropolitana y la ciudad debe tener una gestión con alta prioridad en este tema”, afirmó Villalonga.

Las medidas forman parte del plan de fiscalización y control de cuenca que la APrA implementará este año y que incluyen duplicar los operativos semanales de inspección, la modernización de la administración de los datos de la Cuenca, la mejora en la capacidad técnica del personal de la Agencia y la reformulación del sistema de emergencias entre otras iniciativas.

El Gobierno la Ciudad viene trabajando desde hace tiempo en el saneamiento del Riachuelo y el mejoramiento del borde costero  en las cuatro comunas involucradas: la 4 (Barracas, La Boca, Nueva Pompeya, Parque Patricios), la 7 (Flores, Parque Chacabuco), la 8 (Villa Soldati, Villa Lugano, Villa Riachuelo) y la 9 (Liniers, Mataderos, Parque Avellaneda).

PUBLICADO EN Eventos
POR Agostina Mileo - 18 marzo, 2014

París bajo el smog

Parece que el glamoroso apodo ya no le queda a París. Que durante los últimos días, desde el piso no se veía dónde terminaban los edificios. Que “se podía cortar el aire con cuchillo”, literalmente.

Los subsidios al diésel y la cantidad de autos particulares hacen de Francia el país con más polución de Europa. El clima caluroso y soleado de los últimos días agravó la situación y los parisinos se despertaron con una nube sobre sus cabezas. La Agencia Ambiental Europea (EEA) midió el martes pasado el material particulado en suspensión por metro cúbico: 147 microgramos. Si tenemos en cuenta que la misma medición arrojó valores de 114 en Bruselas, 104 en Amsterdam, 81 en Berlín y 79 en Londres, la capital francesa no parecería ser un buen lugar para salir a tomar aire fresco.

Faltando días para las elecciones municipales, las promesas no se hicieron esperar. El gobierno lanzó una política restrictiva para los automóviles particulares. Sólo podrán circular ciertos días y ciertos horarios, dependiendo del número de patente. Además, la semana pasada hubo transporte público gratis, incluyendo bicicletas y autos eléctricos.

El partido oficialista dice que su objetivo principal es asegurar la salud de la población bajando los niveles de polución. Para los opositores, las medidas son una muestra más de desesperación para conseguir votos. Dicen que las restricciones son muy difíciles de implementar y que no se pensó lo suficiente. Adjudican lo atolondrado de la propuesta a la presión del Partido Ambientalista, que luego de las últimas elecciones tiene una fuerte presencia en el poder.

La última vez que se introdujo un modelo restrictivo a la circulación de vehículos particulares en Francia fue en 1997. Duró un día. Esperemos que esta vez, a pesar de lo intempestivo de la propuesta, el sistema de transporte público sea lo suficientemente eficiente como para que la circulación resulte igualmente fluida. Por el bien de los pulmones parisinos, y de las luces claro.

Otros artículos de la autora

Intento de freno al maíz transgénico

Agrobiodiversidad de la papa

Aeroflorale: una nave por el mundo

La ecología en la era de las comunicaciones

Grandes carnívoros en peligro

Prospección sísmica: peligro en el fondo del mar

Anticonceptivos: ¿Cómo impactan?

HM: imitando a los animales

Bioplásticos: la importancia de la investigación

Geostellar: evaluá tu capacidad solar

Salmón transgénico… GMO-OMG!!

Vandana Shiva: un ejemplo de mujer activista

¡Al rescate de los árboles!

Rebrote de polio

Virus marinos

Ciencia, bioplásticos y sustentabilidad

Medición forestal comunitaria

Ciencia en cárceles en pos del planeta

¿Un pasto más sustentable?

Fracking: ¿La nueva política argentina?

Economía y cambio climático

Obama y el cambio climático

Europa prohíbe el uso de pesticidas

POR Sustentator - 17 marzo, 2014

Llega la 2º edición del FEST!!

Agua limpia convertida en trabajo digno y plástico biodegradable, innovación aplicada al sistema político, un sistema de salud único en La Puna que prioriza a sus pacientes y no el lucro, el desarrollo urbano sustentable, la alimentación sana y la inteligencia colectiva serán algunos de los temas que se trabajarán en esta segunda edición del Foro de Emprendedores Sostenibles Trabajando (FEST). Aquí te contamos los detalles de un evento que podrás ver desde cualquier lugar del mundo. 

¿Qué características tiene el FEST? Se trata de un evento donde referentes nacionales y regionales cuentan sus experiencias emprendedoras para impulsar hacia un trabajo conjunto en el camino hacia el nuevo paradigma: el del desarrollo sustentable. El evento es organizado por la revista Ecomanía, la consultora Greenbondi y el portal La Bioguía. El año pasado estuvimos en su primera edición (que podés revivir a través de esta nota).

¿Quiénes serán los oradores? Eduardo Mercovich, de Mamagrande; Pia Mancini, del Partido de la Red; Andy Rogers, de Práctica Sustentable; Jorge Gronda, por un Sistema de salud único; Lisandro Grané, de un Árbol para mi vereda; Bea Pellizari, de La Usina; Boy Olmi, con sus proyectos de comunicación; Dani Cerezo, de Las Paez; Pedro Traverso, de CEOP Consulting; María Pronello, de Vita; Estanislao Bachrach, experto en neurociencia; Javier Ureta Saénz Peña, de APRA; y Jorge Yoyo Riva, de SociaLab. Podés conocer más sobre sus experiencias emprendedores en este link.

¿Cuándo se llevará a cabo? Este miércoles 19 de marzo a las 10.

¿Dónde se realizará? El evento es de carácter privado, pero se podrá ver desde cualquier lugar del mundo por medio de streaming. Podrás seguirlo y participar online a través del canal de YouTube de Ecomanía (link).

PUBLICADO EN DestacadosEventos
POR Tais Gadea Lara -

¿Por qué tomar agua?

Este sábado 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua para promover la concientización sobre la importancia de este recurso, su acceso y sus condiciones de bienestar tanto para la salud del ambiente como del ser humano. Por ello, decidimos dedicar la sección de Alimentación y Vida Sana de esta semana al agua, para comprender los aportes que su consumo tiene en nuestro cuerpo.

Según los especialistas, debemos beber entre seis ocho vasos de agua por día o entre un litro y medio a dos diarios para ingerir la cantidad de agua necesaria. El resto será incluido a través de los alimentos, especialmente de las frutas y verduras. ¿Por qué es importante ingerir agua? Aquí les compartimos los beneficios más destacados.

1. Incrementa tu energía. ¿Cómo darte cuenta? A través de su contrario: cuando estás deshidratado te sentís débil y cansado. El agua ayuda al correcto funcionamiento de tu organismo. Además, mejora la absorción de los nutrientes de las comidas.

2. Limpia tu organismo. Ayuda a eliminar las toxinas y aquellos desechos que conviene no conservar en el cuerpo. Actúa como el desintoxicante más natural.

3. Ayuda a tu corazón. Beber agua de manera regular contribuye al funcionamiento de tu sistema cardíaco y a reducir el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

4. Actúa como protector. El agua ayuda a mantener los niveles adecuados de acidez y retarda los procesos de envejecimiento.

5. Mejora tu rendimiento físico. Se recomienda beber agua antes, durante y después del ejercicio para mantenerte hidratado y con la energía necesaria.

6. Mejora la digestión. El sistema digestivo necesita una considerable cantidad de agua para su funcionamiento. Incluso, se ha demostrado que beber la cantidad de agua adecuada ayuda a reducir el riesgo de cáncer de colon en un 45%.

7. Ayuda en la salud de los huesos. Los huesos están compuestos de un 50% de agua, por ello su consumo también es importante para su bienestar.

8. Mantiene activo tu cerebro. Además de ayudar con la concentración, lo ayuda su correcto funcionamiento eléctrico.

9. Si lo necesitás, te ayuda a perder peso. Si estás haciendo una dieta con un profesional para bajar de peso, el agua es un elemento clave porque sustituye al alcohol, refrescos y otras bebidas que contienen demasiado azúcar y calorías para tu dieta. El agua, en cambio, no tiene grasas, calorías, carbohidratos ni azúcar.

10. Es un nutriente para la piel. No sólo por su efecto hidratante sino también porque la mantiene sana y joven al eliminar las toxinas e impurezas.

Fuentes consultadas: Bienestar Salud, Portal Net (Chile)Revista SeventeenRevista SusanaSalud. 

Otros artículos sobre Alimentación y Vida Sana

Ají: aportes picantes y saludables

Ananá: sus beneficios y aportes

Uva: aportes en racimo

Deliciosos beneficios del durazno

Ideas divertidas para comer frutas

Llegó la hora del té

Sandía: frescura de beneficios

Licuados nutritivos y refrescantes

Helados caseros y saludables!

Comidas saludables y creativas para Navidad

Beneficios del maíz

Albahaca: beneficios verdes

Frutilla: roja sensación a bienestar

Pomelo: jugo y nutrición

Lechuga: la protagonista de las ensaladas

Pera: sabor, color y salud

Kiwi: verde que te quiero verde

Limón: ingrediente clave para nuestro cuerpo

Soja: beneficios nutritivos y polémica ambiental

Aceite de oliva: un toque beneficioso para las comidas

Tomate: cómo beneficiar al cuerpo y al medio ambiente

Beneficios del café para empezar el día

Frutos rojos: beneficios en compota!!

¿Por qué comer espárragos?

Palta: para la dieta y la piel!!

Alimentación y vida sana: ¿Qué comer cuando hace frío?

Alimentación y vida sana: manzana

Alimentación y vida sana: azúcar

Alimentación y vida sana: naranja

Alimentación y vida sana: zapallito

Alimentación y vida sana: miel

Alimentación y vida sana: algarroba

Alimentación y vida sana: brócoli

Alimentación y vida sana: membrillo

Alimentación y vida sana: berenjena

Alimentación y vida sana: granola

Alimentación y vida sana: un día sin carne 

Europa quiere conocer la opinión de consumidores sobre orgánicos

Nueva sección alimentación y vida sana

POR Dominique Besanson - 14 marzo, 2014

DIY: barrilete para jugar!

Por Dominique Besanson. Para que sigas disfrutando de la vida al aire libre, te propongo disfrutar con amigos o familia rememorando una actividad de la niñez: remontar un barrilete. Podes llevarte los materiales y construirlo en un parque para ir probando. Aquí no hay exactitud, solo ir probando la mejor manera para que remonte. Para que tengas en cuenta: las fotos son a escala!

¿Qué materiales necesitás? 2 varillas de pino (podés conseguirlas en artísticas); hilo (si es de color, mejor, para que quede llamativo al remontar); bolsa de nylon (así reciclamos!); tijeras; cutter; cola; cartón o madera de 10 x 4 cm.

¿Cómo armar el barrilete?

1) Preparar las varillas. En general vienen de 1m. Una la vamos a usar entera, de la otra usaremos 40 cm. Si querés podés pintarlas de algún color llamativo.

2) Atarlas en forma de cruz y bordear con hilo para generar un rombo, como muestra la foto.

3) Pegar o abrochar el nylon sujetando los lados del rombo.

4) Sujetar de los vértices (y si es necesario desde la cruz). Hacer un ovillo utilizando como base una madera u cartón con varios metros de hilo y atar al nudo que hicieron en el paso previo.

5) Decorar el barrilete con tias colgantes moñitos o lo que quieras!

Conocé más sobre los trabajos de la autora en DQBStudio.

Otros artículos con ideas creativas de DIY

DIY: reutilizamos telgopor! 

DIY: perchero con rama

DIY: reutilizá broches!!

DIY: posa pava casero!!

DIY: reutilizá tela para una cartuchera!

Un arbolito de Navidad de papel

DIY: moño de regalo

DIY: De una remera vieja a una nueva bolsa

DIY: tocado de novia

DIY: armá un organizador de pared

DIY: Cuello nuevo en remera vieja

DIY: un cesto de diario

PUBLICADO EN DestacadosReciclado
POR Alejandro Cordoba - 13 marzo, 2014

La vida de viaje

Él es fotógrafo, ella escritora y bloguera. Durante el año 2013 emprendieron un viaje de largo aliento en bicicleta, desde Ushuaia hacia La Quiaca. Andrés Calla y Jimena cambiaron su vida para siempre. Juntos, nos cuentan parte su recorrido.

¿Se puede vivir viajando? 

- Sin dudas que se puede vivir viajando. Si bien nosotros recién empezamos con esta vida nómade, conocemos historias de otros viajeros que desde hace años están dando vueltas por el mundo con su bici o mochila y la pregunta es: si ellos pueden, ¿por qué yo no voy a poder?

- Así arrancó este sueño, con esa inquietud en la cabeza. Y después de casi un año de viaje, tenemos la certeza de que se puede vivir “la vida de viaje”. En nuestro caso, decidimos combinar nuestra pasión por los viajes con la escritura y la fotografía (otras dos grandes pasiones que tenemos) y que ése sea nuestro trabajo: contar a través de relatos, fotos y videos nuestra experiencia, motivar a todos aquellos que tienen alma viajera y que no se animan a dar el primer paso y por sobre todo, demostrar que se puede.

- Tenemos un blog llamado La Vida de Viaje donde publicamos todo lo que vamos viviendo y gracias a él, surgieron otros trabajos como escribir para el Diario de Río Negro y otros medios.

¿El mundo que conocieron resultó ser más hostil que hospitalario o sucedió lo contrario?

- Uno de nuestros objetivos es mostrar que en la ruta hay muchísima gente buena. Nuestra experiencia en bicicleta desde Ushuaia hasta La Quiaca tuvo dos momentos clave. Primero pensábamos que los paisajes nos iban a dejar la boca abierta, pero en Chubut nos dimos cuenta que los verdaderos protagonistas de toda esta historia iban a ser las personas que nos cruzaríamos en el camino.

¿Cuáles son los recuerdos/anécdotas del viaje en bici a los que “vuelven” con más frecuencia?

- El primer recuerdo que se nos viene a la cabeza son los días que estuvimos en la vieja Ruta 40 ancha y enripiada en la provincia de Santa Cruz. Pedalear en esa inmensidad inhóspita es algo muy difícil de explicar con palabras, uno tiene que estar ahí para saber lo que se siente. Pasamos 4 días acampando al costado del camino y fue una de las experiencias más lindas que vivimos. Lo mismo nos pasó cuando anduvimos por la Quebrada de las Flechas en Salta. ¡Increíble! Nos sentíamos en Marte. Necesitábamos cuatro ojos para ver esta belleza del norte argentino.

- Y la anécdota que más recordamos (y que más nos gusta contar) fue cuando conocimos en el límite de Santa Cruz y Chubut a Yoly y Miguel, una pareja de más de 70 años que venía viajando en su auto por la 40. Cuando nos cruzaron pedaleando en el medio de la nada, frenaron, se bajaron y empezaron a charlar con nosotros con caras de sorpresa y admiración: no podían creer lo que estábamos haciendo. La conversación habrá durado 10 minutos, pero fue el tiempo suficiente como para que desde ese momento, empecemos a hablarnos a través de Facebook todos los meses. Nos pasaban datos sobre la ruta, dónde parar o comer, qué tramos nos iban a costar y nos ayudaron monetariamente varias veces para que podamos seguir viaje. La sorpresa fue cuando llegamos a La Quiaca: ellos viven en Tandil e hicieron 2.000 kilómetros para darnos la bienvenida el último día de viaje. Fue uno de los momentos más emocionantes que vivimos.

Respecto a los aprendizajes y conocimientos adquiridos tras el viaje, ¿pueden compartir con nuestros lectores una pequeña síntesis sobre las enseñanzas que descubrieron, sobre aquellos sucesos que los modificaron?

- Uno va viviendo muchas cosas durante un viaje. Hay momentos lindos (de mucha felicidad) y momentos no tan lindos (como cuando nos despedimos de las personas que conocemos en el camino), pero el aprendizaje se da con el tiempo: hay que asimilar todo lo vivido. La ruta te da un “cachetazo” de realidad y todo lo que uno creía “saber de la vida” cambia radicalmente en un viaje (o por lo menos, esa fue nuestra experiencia).

- Hay un relato en el blog que se titula “Hasta luego Patagonia” donde contamos lo que nos fue enseñando la ruta después de pedalear más de 3.800 kilómetros. Una de esas reflexiones es: “Ahora. Hoy. Este momento. El presente. Esto es lo único que existe. Ni el mejor de los sueldos tendría que poder comprar nuestro tiempo porque es lo más valioso que tenemos”.

- También aprendimos que hay que tomar del sistema lo que nos sirve y lo que no, afuera. Se puede vivir la vida que uno quiere vivir sin tantas “lucecitas de colores” (como le solemos decir a todo lo que nos dicen que necesitamos tener para ser felices). Y lo más importante: no hay que creerle a ese que te dice “vos no vas a poder”. Son muchos los que opinan por opinar, sin pensar en los efectos que pueden tener las palabras en la persona que las escucha. Hay que empezar a mirar más para adentro y no tanto para los costados. Todos podemos lograr, conseguir o hacer cualquier cosa que queramos. Todos. Hay que creer en nosotros mismos, ser conscientes de quiénes somos y a aquellos que opinan, preguntarles si alguna vez en sus vidas superaron miedos, cumplieron algún sueño o lograron algo.

¿Cuáles son los prejuicios que vencieron al viajar en bici? ¿Y cuáles son los nuevos prejuicios propios –y ajenos– que se les presentan ahora, que planean un viaje en kayak?

- El único prejuicio fue salir de viaje en bicicleta sin tener ninguna experiencia previa (y sin siquiera tener una bici ni haber pedaleado en su vida en el caso de Jime). Todos nos tildaban de locos y nos decían que no íbamos a poder lograrlo, así que el primer prejuicio a derribar era ese: el impuesto por los demás.

- En cambio ahora que queremos hacer un viaje en kayak, no tenemos ningún prejuicio ni propio ni ajeno salvo un gran respeto hacia al agua. Tenemos muy en claro que encarar una aventura de esta magnitud (bajar el río Paraná desde Foz de Iguazú hasta el Delta y remar 1.700 kilómetros) no es lo mismo que viajar en bicicleta, por eso es que esta travesía no tiene una fecha determinada: lo vamos a hacer cuando realmente estemos seguros y hayamos entrenado lo suficiente.

¿Por qué decidieron volver a viajar tan pronto?

- Cuando pasamos por Bariloche en mayo con nuestras bicicletas conocimos a Chris, Pablo y Nati de Cuadrante Sur Kayak que nos invitaron a dar un paseo por el lago Gutiérrez. Andrés siempre tuvo la idea de tomar clases y de hacer una travesía de este estilo, asi que cuando les contamos esta idea, nos propusieron venir la temporada de verano para entrenar. Llegamos de nuestro viaje de Ushuaia a La Quiaca en noviembre, estuvimos un mes en Buenos Aires y nos vinimos a Bariloche en diciembre. Hasta marzo vamos a estar acá y seguiremos entrenando en el Río de la Plata lo que resta del año.

¿Cuánto tiempo estiman que les llevará bajar de Misiones hasta Buenos Aires? Entiendo que este viaje pertenece a un listado de pendientes que confeccionaron, ¿se animan a compartir cuáles son los otros proyectos pendientes que tienen?

- Calculamos que nos llevará dos meses, pero no nos gusta ponerle un tiempo a nuestros viajes: tardaremos lo que tengamos que tardar. Otra pendiente que tenemos es hacer otro viaje largo en bici, tenemos muchas ganas de dar una vueltita por Sudamérica y por qué no la idea de llegar a Alaska. Cuando volvamos a Buenos Aires queremos escribir el libro sobre nuestra experiencia en bicicleta, así que ese es otro gran proyecto que tenemos a mediano plazo.

¿Qué equipo fotográfico utilizan?

- Llevamos una cámara Canon 60D con un lente 18-135, un trípode, dos discos externos y una notebook donde poder editar, filtrar y trabajar todo el material fotográfico.

¿Cuáles son las diferencias entre ser un turista y un viajero? ¿Ser un viajero es una manera de cambiar el mundo?

- No creemos que sea una manera de “cambiar el mundo”, pero sí te permite verlo con una perspectiva distinta. La diferencia más evidente es que un turista pasa por los lugares sin involucrarse, en cambio el viajero quiere ser parte de la cultura del lugar, de sus tradiciones, de vivir como una persona local. Ser turista no está bien ni mal, cada uno elige cómo quiere viajar, pero para el viajero es un estilo de vida, no algo de 15 o 20 días.

Otros artículos del autor 

Macrofotografía: conociendo insectos

PUBLICADO EN Destacados
Página 11 de 216« Primera...910111213...203040...Última »