POR planetajoy - 14 enero, 2014

Fast Food Greenwashing

Los gigantes de la industria salen a surfear la ola verde mientras ensayan malabares para mostrar sus productos como sanos y naturales. ¿Puro maquillaje o el comienzo de un auténtico giro sustentable?

green wash

En un capítulo de Los Simpson, Krusty Burger es proclamado “el restaurante más insalubre del mundo”. Rápido de reflejos y empecinado en revertir la mala fama, el mediático payaso dueño de la hamburguesería decide lanzar el sándwich vegetariano “Madre naturaleza” -hecho a base de una inverosímil “cebada alimentada con trigo”-, que no tarda en convertirse en un éxito de ventas.

La realidad siempre supera a la ficción; y Los Simpson, a la realidad. El de Krusty sería un típico caso de lo que podríamos llamar “greenwashing gastronómico”. Se conoce como “greenwashing” a la práctica corporativa de presentar acciones o programas orientados a posicionarlos ante la opinión pública como amigables con el entorno. Son prácticas encaradas desde la maquinaria del marketing que, por lo general, no reflejan un interés auténtico ni un compromiso serio con la sustentabilidad, y cuyo impacto termina siendo poco significativo, acaso inversamente proporcional al ruido de los bombos y platillos con que se difunden.

En el negocio de la comida, el concepto se vuelve aún más abarcador: a las acciones sociales o medioambientales (desde apoyar causas benéficas hasta utilizar materiales reciclables en envases o embalajes), se suman aquellas que apuntan a reforzar los atributos positivos de los propios ingredientes. Cuanto más cuestionado (o, para ser benévolos: cuanto menos nutritivo) es el producto, más se notan estos esfuerzos. Así, de pronto, golosinas y snacks salen a exhibir leyendas como “fuente de calcio” o “libre de grasas trans”.

Pero son las grandes cadenas de comida rápida las que encaran con mayor determinación esta búsqueda, como si el dilema fuera reinventarse o desaparecer. Cualquiera que maneje nociones básicas de metalurgia sabe que la chatarra es altamente reciclable. Y así lo demuestran estos tanques de la gastronomía globalizada y express. De pronto, Ronald y compañía abrazan con fervor una causa que durante años ignoraron. ¿Cambio de paradigma o puro maquillaje? 

“Imposible saberlo con certeza”, admite Martiniano Molina, el chef devenido en referente de la mesa natural. “Lo que sé es que somos los consumidores quienes movemos la aguja: nuestras decisiones pueden ir modificando este panorama tan adverso para la salud y el ambiente”. Dice que la gente “está pidiendo alimentos más sanos”. Y vaticina un escenario que hoy suena descabellado: “Los fast food tienen que transformarse. No falta tanto para que existan McDonald’s orgánicos”.

Rodrigo Herrera Vegas, fundador de Sustentator -consultora y usina de contenidos sobre sustentabilidad- coincide en el diagnóstico, pero su optimismo es más mesurado. “Si nos informamos, podemos provocar cambios, aunque las mega-corporaciones todavía tienen billetes para malgastar en publicidad y convencernos de que destapamos (o masticamos) felicidad”, sentencia, y agrega: “Hasta ahora vemos bastante greenwashing: cadenas que suman un ítem al menú para jactarse de saludables, o ensayan gestos aislados y ajenos a su actividad central como instalar en un local un aerogenerador que no debe alimentar más de tres bombitas”. Según Rodrigo, a la larga estos gigantes sucumbirán: “Se van a fundir y serán reemplazados por otras cadenas con una visión realmente sustentable”.

EL COMBO ECO

Por antecedentes, peso específico y (omni)presencia global, McDonald’s es el caso testigo a la hora de explorar los claroscuros de esta tendencia. En la Argentina, la marca lanzó hace poco una campaña tan jugada y audaz como controvertida, que promete correr el telón para develar “el origen” de sus alimentos y erradicar los mitos más frecuentes en torno a ellos. En www.masalladelacocina.com, pata digital del proyecto, cualquiera puede preguntar lo que se le antoje sobre los ingredientes, procesos y composición nutricional de sus hamburguesas, postres, papas fritas o productos de pollo. Las respuestas, que según el comunicado oficial son elaboradas por expertos de la compañía y sus proveedores, se publican en el sitio.

A favor de la iniciativa, hay que decir que por primera vez McDonald´s se anima a tocar temas tabú, como las denuncias sobre uso de amoníaco en el lavado de carne, el confinamiento de los animales en corrales o jaulas de gestación, el uso de transgénicos, las críticas del documental “Super Size Me”, las acusaciones de que contribuye a fomentar la obesidad o el último viral anti-Mc: la hamburguesa que nunca se descompone. En contra: hicimos el ejercicio de enviar dos preguntas. Una de ellas no parecía de las más sensibles (por qué sus productos en los avisos se ven tan diferentes de los que efectivamente sirven). La otra era sobre las chances de que un menor adquiera Síndrome Urémico Hemolítico al consumir sus productos. Nunca contestaron. Por otro lado, muchas de las respuestas subidas al sitio son vagas e imprecisas. Por ejemplo, ante la consulta de si alguna vez habían usado hidróxido de amoníaco en algún lugar del mundo, niegan haberlo hecho… en América Latina.

Otros pasos de la firma en esta dirección son algunos cambios en el menú, como la incorporación de fruta en la cajita feliz u ofrecer ensalada como alternativa de acompañamiento a los sándwiches; además de anuncios más simbólicos que trascendentes en materia ambiental, como la inauguración en 2010 de un local construido bajo criterios ecológicos, incluyendo un generador eólico. En el primer mundo, con un perfil de consumidor más exigente e informado, la empresa ha dado algunas señales más contundentes. Por caso, adhirió a una certificación que garantiza que todos los Filet-o-Fish (artículo que aquí no forma parte de la carta) vendidos en Europa se elaboren a partir de peces capturados en forma sustentable, sin depredar los océanos ni poner en riesgo el ecosistema marino.

Por supuesto, los arcos dorados no son los únicos que se tiñen de verde. La contra, Burger King, dedica una sección completa de su reporte de sustentabilidad a exponer sus buenas prácticas ambientales y otra a las nutricionales, como haber limitado los niveles de sodio en los menús infantiles o contar con un panel de asesores expertos que trabajan para hacer más saludables sus combos. Wendy’s también hace foco en optimizar sus opciones para chicos. Este es uno de los caballitos de batalla de los gigantes del sector en su afán por conservar a uno de sus targets más preciados: el de los menores. Pese a todo, un estudio reciente comprobó que en Estados Unidos apenas el 3% de las combinaciones posibles de esos menús infantiles respetan los estándares nutricionales recomendados.

En tanto, en el espinoso asunto del trato ético hacia los animales, casi todas las grandes cadenas en EE.UU. han asumido compromisos con sus proveedores de carne porcina para eliminar gradualmente la cruel modalidad de las jaulas de gestación. Llamativa paradoja, si se tiene en cuenta que se le atribuye a estas mismas cadenas haber masificado la cría intensiva de vacas en feedlots (corrales de engorde), sistema de producción a gran escala que se traduce en carne de peor calidad y menos nutritiva que la obtenida por métodos de crianza naturales.

El debate, en definitiva, es complejo, ya que el consumidor no siempre tiene a mano todos los elementos y la información para distinguir entre la maleza: diferenciar el greenwashing engañoso de una política genuina, duradera, con resultados significativos.

A todo esto, los fans de los Simpson recordarán cómo terminó (mal) el affaire de la veggie krustyburger que contábamos al principio. Para decepción de Apu, el indio que regentea el autoservicio más popular de Springfield y que sigue una dieta libre de carne, los campos de cebada de los que provenía el ingrediente principal resultaron contaminados por ratas, lo que ocasionó una intoxicación masiva entre los clientes que habían probado el sándwich. Forzada y oportunista, la movida natural y saludable en el fast food Nº 1 de la ciudad quedó rápidamente en el olvido. Y Homero y compañía volvieron a comer la misma chatarra de siempre.

CHIPOTLE: BURRITOS SUSTENTABLES
Un caso emblemático —y excepcional— de compromiso con la alimentación sustentable en el mundo de la comida rápida parece ser el de Chipotle, la cadena estadounidense de burritos y tacos fundada en 1993. Bajo el lema “Alimentos con integridad”, la compañía dice emplear ingredientes locales y agroecológicos, y su política de abastecimiento contempla buenas prácticas en materia de trato a los animales, comercio justo y cuidado ambiental. La empresa presentó un impactante corto animado que reivindica la movida natural y cuestiona a la industria alimenticia.

http://www.youtube.com/watch?v=lUtnas5ScSE”>

También auspició proyecciones gratuitas del documental Food Inc., y es sponsor de la sección Food for Thought (“alimentos para la reflexión”) del Huff Post, focalizada en esta temática. En chipotle.com (tiene versión en español) podés conocer más sobre sus políticas en la materia.

Por Ariel Duer

POR Tais Gadea Lara - 13 enero, 2014

Llegó la hora del té

Se trata de una de las bebidas más consumidas alrededor del mundo que ya no distingue país ni cultura, sino que se volvió una compañía mañana, tarde y noche en cada hogar. Los invito a conocer los aportes que esta infusión tiene para nuestro organismo.

té

El té es una infusión de las hojas y brotes de la planta Camellia sinensis, que se consume en agua caliente. Sus orígenes se encuentran principalmente en la China continental, India, Sri Lanka, Taiwán, Japón, Nepal, Australia y Kenia.

Beneficios generales

Como veremos a continuación, cada tipo de té tiene un valor nutricional distintivo. Pero hay algunos beneficios que caracterizan a todo té, independientemente de su variedad. ¿Cuáles son?

Es un gran diurético.

Es uno de los mejores antioxidantes. Ayuda a combatir y prevenir a los radicales libres que destruyen células y tejidos.

Aporta minerales y vitaminas. Contiene potasio, niacina, ácido fólico, manganeso y vitaminas B, B1 y B2.

Contribuye a reforzar las defensaspues ayuda a las células blancas.

Ayuda a combatir la anemia, gracias a su alto contenido de hierro.

Aporta 0 caloríasAl consumirlo caliente, ayuda a combatir la ansiedad de comer y es un aliado de las personas que atraviesan una dieta para bajar de peso.

Beneficios según el tipo de té

Existen cuatro tipos de té conforme el procesamiento que tienen. Cada uno de ellos -además de cumplir con los beneficios detallados anteriormente- aporta un diferencial en su consumo.

té negoTé negro. Es una de las tipologías de la infusión más popular y comercial. ¿Su principal aporte? Contribuye a disminuir la absorción de triglicéridos y colesterol, ayudando así a reducir la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares. Además, su alto contenido de taninos favorece al organismo ante problemas estomacales, como la diarrea o los cólicos.

té verdeTé verde. Dado que proviene de la misma planta que el té negro, sus beneficios son similares. Pero hay un aspecto que lo distingue: su mayor capacidad como antioxidante. Su contenido de fluoruro colabora en el fortalecimiento de los huesos. Además, contribuye a reducir significativamente la formación de coágulos anormales en el sistema cardíaco y a disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Su alta eficacia para trabajar los azúcares lo convirtió en el favorito de quienes están realizando una dieta. Contiene minerales, aceites esenciales y vitamina C (dos tazas de té verde tienen tanta vitamina C como un vaso de jugo de naranja).

té rojoTé rojo. Su color deriva del doble proceso de fermentación que sufre. Facilita la digestión y contribuye a la toma de un mejor bronceado. En Oriente es recomendado ante estados de depresión o mal humor. ¿Por qué? Es rico en quercertina, una sustancia asociada con el humor. Otro dato para tener en cuenta: debe ser consumido con moderación por personas nerviosas ya que su alto contenido de teína lo convierte en un gran estimulante.

té blanco blanco. Es aquel en el cual se emplean hojas jóvenes que no se han oxidado. Frente a los otros tipos de té, el blanco se distingue por un alto poder antioxidante debido que contiene tres veces más polifenoles que el resto. Además, es el que menos cafeína posee. Beneficia a los pacientes con artritis reumatoide ya que contribuye a reducir la inflamación.

El té amigable con el medioambiente

La mejor forma de consumir té pensando en el planeta es optando por consumidores locales que prioricen la elaboración orgánica. Hoy existen en el mercado distintas alternativas de té orgánico que nos facilitan a los consumidores la posibilidad de disfrutar un rico té que también resulte ser más amigable con el medioambiente. Animate también a probar el té en hebras elaborado de manera casera en tu propio hogar! También podrás optar por hebras de producción orgánica.

Fuentes consultadas: El Comercio – Gastronomía, Informe 21LindisimaSalud, Univisión.

Otros artículos sobre alimentación y vida sana

Sandía: frescura de beneficios

Licuados nutritivos y refrescantes

Helados caseros y saludables!

Comidas saludables y creativas para Navidad

Beneficios del maíz

Albahaca: beneficios verdes

Frutilla: roja sensación a bienestar

Pomelo: jugo y nutrición

Lechuga: la protagonista de las ensaladas

Pera: sabor, color y salud

Kiwi: verde que te quiero verde

Limón: ingrediente clave para nuestro cuerpo

Soja: beneficios nutritivos y polémica ambiental

Aceite de oliva: un toque beneficioso para las comidas

Tomate: cómo beneficiar al cuerpo y al medio ambiente

Beneficios del café para empezar el día

Frutos rojos: beneficios en compota!!

¿Por qué comer espárragos?

Palta: para la dieta y la piel!!

Alimentación y vida sana: ¿Qué comer cuando hace frío?

Alimentación y vida sana: manzana

Alimentación y vida sana: azúcar

Alimentación y vida sana: naranja

Alimentación y vida sana: zapallito

Alimentación y vida sana: miel

Alimentación y vida sana: algarroba

Alimentación y vida sana: brócoli

Alimentación y vida sana: membrillo

Alimentación y vida sana: berenjena

Alimentación y vida sana: granola

Alimentación y vida sana: un día sin carne 

Europa quiere conocer la opinión de consumidores sobre orgánicos

Nueva sección alimentación y vida sana

POR - 10 enero, 2014

DIY: posa pava casero!!

Esta idea la saqué durante un veraneo en la costa. Habíamos alquilado un departamento en el que su dueña, Simone, de 90 años, tenía como posa pava una tapa de telgopor. Así que esta nota hoy va dedicada a ella :)

IMG_5727b

¿Qué necesitás? Una tapa de envase de helado (yo usé una de 1/2 kilo), lana con componentes acrílicos (así no se apelmaza con el calor de la pava), y una aguja crochet #4.

IMG_2250b

IMG_2217b

¿Cómo armarlo? El tejido es en forma circular.

graficob

 

Sigan el diagrama hasta que se ocupe la superficie del telgopor.

IMG_2256b

En este momento, disminuyan dos vueltas y cierren.

IMG_2257b

Listo, a disfrutar de unos ricos mates!

IMG_5729b

Conocé más sobre los trabajos de la autora en DQBStudio.

Otros artículos con ideas de DIY

DIY: reutilizá tela para una cartuchera!

Un arbolito de Navidad de papel

DIY: moño de regalo

DIY: De una remera vieja a una nueva bolsa

DIY: tocado de novia

DIY: armá un organizador de pared

DIY: Cuello nuevo en remera vieja

DIY: un cesto de diario

PUBLICADO EN DestacadosReciclado
POR Rodrigo H. Vegas - 9 enero, 2014

Las nuevas motos eléctricas

En el reciente Simposio Mundial sobre vehículos eléctricos se pudieron ver algunos modelos de vehículos amigables con el medioambiente que están llegando a los mercados internacionales.

moto eléctrica

La semana pasada, presenté las ventajas y desventajas ambientales de los automóviles eléctricos así como los modelos que se destacaron en el EVS27 de Barcelona . Sin embargo, los motores eléctricos no están limitados a los automóviles sino que también se hacen cada vez más presentes en las motocicletas, así como en innovadores vehículos de tres ruedas (que no me animo a llamar triciclos).

Más allá del tipo de motor, a explosión o a electricidad, las motocicletas gozan de una gran ventaja a nivel tanto ecológico como económico. Tomando la famosa ley de Newton F = M x a (fuerza es igual a masa por aceleración), se observa que, al ser la masa mucho menor que la de un automóvil, necesitamos menos fuerza para moverla y, por lo tanto, menos energía. Que circule una sola persona, sin equipaje adicional en automóvil tiene poco sentido. Una gran parte de la energía se pierde en mover el vehículo que es grande y pesado. En cambio, las motocicletas están optimizadas para llevar un máximo de dos pasajeros. Si además le sumamos la eficiencia de un motor eléctrico, se torna en el vehículo más amigable con el medioambiente después de la bicicleta.

El EVS27 no decepcionó en esta categoría. Nuevamente la estrella vino de la mano de BMW con su Maxi-Scooter C Evolution. Como usuario de moto eléctrica, me enamoré instantáneamente de la C Evolution. Su diseño es una obra de arte y con una autonomía de 100 km, tiempo de carga de 2 hs 15 (batería de litio-polímero en enchufe estándar de 220V), velocidad máxima de 120 km/h y aceleración de 0 a 50 km/h en 2,7 segundos, es, sin duda, un objeto de deseo.

http://www.youtube.com/watch?v=IIEbbtXxFdk”>

Otra moto que se destacó es la Volta BCN Sport diseñada para un manejo más deportivo. Sus prestaciones son similares a las de la BMW, con una velocidad máxima de 120 km/h, pero una autonomía sustancialmente menor, de 70km. La carga también se realiza en dos horas en un enchufe común de 220V. Cuenta, además, con un sistema electrónico que la conecta a smartphones permitiendo programar los tiempos de carga, los límites de potencia y establecer el modo de conducción ecológica. Sus luces son 100% LED para no desgastar la batería de noche.

http://www.youtube.com/watch?v=QheMhM0hPbE”>

La categoría scooter nos trajo también un modelo oriundo de Catalunia, desarrollado y fabricado en la propia Barcelona. The Core se llama su primer modelo y tiene un chasis pensado para un manejo simple, conectividad 3G para diagnósticos remotos, una pantalla de 7 pulgadas en el tablero para ver mapas, y batería extraíble. Su velocidad máxima es de 65 km/h configurable electrónicamente, posee una autonomía de entre 40 y 60 km, y tiene un tiempo de carga de dos horas para completar el 80% de su batería de ion litio.

La ciudad de Barcelona estableció un sistema tipo bicing para compartir las Core. A través de una aplicación celular (iPhone y Android) el usuario alquila la moto directamente en una de las estaciones, destrabando así el compartimento donde está guardado el casco y encendiendo la moto. La aplicación factura automáticamente al usuario según el tiempo de uso. Se trata de un programa similar al Ecobici de la Ciudad de Buenos Aires, pero utilizando motos eléctricas.

Pasando a vehículos de tres ruedas, el EVS27 nos trajo algunos prototipos, en su mayoría chinos, como el T300 realizado por EDI Auto. Con 4,42 m de largo por 2 m de ancho, cuenta con una sola rueda atrás. Mirando al auto desde adelante es casi imposible darse cuenta que se trata de un triciclo. Me hizo acordar a los vehículos de las películas de Batman.

triciclo EDI

El CanAm Spyder Hybrid Roadster es un híbrido enchufable con motor de combustión interna de 600 cc asociado a un motor eléctrico de 20 kW. La batería de ion-litio está compuesta por una serie de células desarrollada por el CTA, que permiten entregar tanta potencia como el motor del Spyder 990 RS. El consumo de gasolina y las emisiones se reducen un 50% y tiene una autonomía de 600 km.

http://www.youtube.com/watch?v=ykK_1PM2qFU”>

En varias ciudades de China, las motos tradicionales están prohibidas hace años dado el nivel de contaminación sonora y las emisiones de CO2. Al ver miles de motocicletas eléctricas circular por estas ciudades, los chinos no se querrían ni imaginar el ruido equivalente que harían las motos tradicionales. Ojalá pronto las empresas de delivery incorporen estas motos eléctricas. Los porteños, en especial, estaremos agradecidos cuando no las escuchemos rugir a las tres de la mañana.

POR Agostina Mileo - 7 enero, 2014

HM: imitando a los animales

Pablo Borelli trabajó siempre para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) investigando la desertificación. Durante años, intentó convencer a los productores de que redujeran la cantidad de ganado. Ni las 20 millones de hectáreas de campo abandonadas en la Patagonia por su deterioro parecían dar fuerza a su voz. El problema era el viejo paradigma y lo que los agropecuarios necesitaban eran nuevas ideas.

ganado

En 2007 Pablo y Ricardo Fenton fundaron Ovis XXI, una compañía que certifica el uso de la técnica holística de gestión de pasturas (HM). El concepto de HM fue creado por Allan Savory, un agricultor de Zimbawe, y consiste básicamente en imitar el comportamiento de los animales salvajes de la prehistoria.

Al ser perseguidos por sus depredadores, los animales fertilizaban el suelo con sus heces al migrar de un lugar a otro. Durante estas migraciones, sus pezuñas dejaban surcos que facilitaban la absorción de agua de lluvia. En las tierras que utilizan HM esto se hace mediante cercas eléctricas que dividen las pasturas en secciones donde los animales permanecen unos pocos días. Cuando el ganado se alimenta en el mismo lugar durante más tiempo arrasa con las plantas que encuentra más sabrosas, matándolas y provocando erosión.

Para Savory, la sobreexplotación en una pastura no depende de la cantidad de animales sino de la cantidad de tiempo que las plantas se utilizan para su alimentación y el tiempo que pasa hasta que vuelven a serlo. Por lo tanto, HM se trata básicamente de rotar el ganado cuidadosamente en el territorio de pastura, para que los animales coman en el momento óptimo del ciclo de vida de las plantas durante el período óptimo de tiempo.

En 2008, Ovis XXI empezó a utilizar HM en Estancia Monte Dinero, perteneciente a la familia de Fenton.  Actualmente la biodiversidad está aumentando y hay nuevas plantas cubriendo el suelo, incluyendo algunas que son consideradas raras y que no se veían desde hace 30 años. Con este primer resultado, la compañía creó estándares para certificar pasturas sostenibles y patentar las lanas.

El otoño pasado, Patagonia Inc., una compañía californiana de ropa de deportes de aventura, lanzó alrededor de 50 productos certificados por Ovis. Para la marca, esto forma parte de una iniciativa que va más allá de no dañar el ambiente, para también contribuir con su restauración.

Cerca de la mitad de las 52 granjas certificadas el año pasado están utilizando HM. El método no prescribe estándares específicos de pastura, sino que está orientado a los resultados. Cada establecimiento debe tener un plan de gestión específico aprobado que tenga en cuenta el efecto de la pastura sobre la vida silvestre y la calidad de agua, junto con evaluaciones anuales y monitoreos.

Sin embargo, las pruebas de efectividad del método no son suficientes. En 2008, David Briske, profesor de la Universidad de Texas, y su equipo publicaron un reporte en el que consignan que la evidencia de los beneficios ecológicos de la pastura rotacional es anecdótica.

Según Briske, el método HM es bastante similar al de pastura rotacional intensiva y, por ahora, no hay evidencia de que mientras más intensivo sea vaya a ser mejor. Para Briske, los resultados de Savory serían, en principio, contrarios a los fundamentos básicos de la ecología.  Sin embargo, sí reconoce que las pasturas propiamente gestionadas pueden acelerar el proceso de mineralización del suelo.

Ovis XXI tiene un sistema de puntuación para los establecimientos basado en 15 indicadores biológicos que incluyen la erosión eólica y el porcentaje de cubierta vegetal. Cada uno se relaciona con procesos ecológicos y se corresponde con servicios claves que las pasturas brindan al ecosistema, tales como la estabilización del suelo y la biodiversidad. Cada uno de estos indicadores compara el parámetro en el campo con el valor en áreas de referencia (sitios en los trece ecosistemas patagónicos identificados como aquellos con la actividad biológica más saludable). La acreditación completa requiere un puntaje de 15, que significa que el estado general del suelo es saludable. El 75% de las granjas certificadas el año pasado tuvieron puntajes negativos. Las que están en recuperación (puntaje de al menos 5), fueron etiquetadas como “Ovis XXI restauración”. El puntaje más alto fue de 45.

Será cuestión de tiempo ver si realmente el ganado es capaz de restaurar los suelos simplemente rotando sus áreas de pastoreo.

Otros artículos de la autora

Bioplásticos: la importancia de la investigación

Geostellar: evaluá tu capacidad solar

Salmón transgénico… GMO-OMG!!

Vandana Shiva: un ejemplo de mujer activista

¡Al rescate de los árboles!

Rebrote de polio

Virus marinos

Ciencia, bioplásticos y sustentabilidad

Medición forestal comunitaria

Ciencia en cárceles en pos del planeta

¿Un pasto más sustentable?

Fracking: ¿La nueva política argentina?

Economía y cambio climático

Obama y el cambio climático

Europa prohíbe el uso de pesticidas

PUBLICADO EN Destacados
POR Tais Gadea Lara - 6 enero, 2014

Sandía: frescura de beneficios

Reconocida por grandes y chicos por su tamaño y su color, la sandía es un fiel aliado en la estación de verano y, por ende, en los días de elevadas temperaturas, debido a sus importantes aportes nutricionales. Los invito a conocerlos en detalle.

sandia

La “citrullus lanatus”, más conocida como sandía, es una fruta originaria de África tropical con posterior desarrollo en el continente asiático y americano. Lo que consumimos corresponde al fruto de la planta, caracterizado por su gran tamaño (supera los cuatro kilos y puede llegar a pesar hasta 10) y por su contenido líquido (teniendo en cuenta que más del 90% es agua). Hoy sus principales países productores son Turquía, Grecia, Italia, España, China y Japón.

¿A qué se debe su diferencia de colores? Su parte exterior presenta distintas tonalidades de verde y su parte interior sorprende por su intenso color rojo. Esto último se explica por su alto contenido de licopeno, un antioxidante que también está presente en los tomates.

Verde por fuera y roja por dentro, la sandía nos proporciona importantes beneficios para nuestro organismo.

Fuerte valor hidratante. Debido a que casi el 93% de su contenido es agua y sólo tiene 6% de azúcares. Esto le permite ser considerada como un alimento ideal para las dietas de bajas calorías, ya que sólo aporta 20 calorías por cada 100 gramos.

Es fuente de vitaminas y minerales. Especialmente aporta cantidades considerables de vitamina C, vitamina A (cuatro veces más que la naranja), magnesio y potasio (necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la correcta actividad muscular).

Cumple una función antioxidante. Gracias al pigmento licopeno que le brinda su color interior rojizo.

Es fuente de fibra, que contribuye en la limpieza de los intestinos y su correcto funcionamiento. Además, favorece en la eliminación de residuos tóxicos.

Ayuda al corazón. Contiene altas dosis de L-citrulina, una sustancia que produce el relajamiento de los vasos capilares y que se metaboliza en un aminoácido con efectos beneficiosos para el corazón, el aparato circulatorio, la hipertensión y el sistema inmunitario.

Recomendable ante ciertas enfermedades, como los problemas renales o las asociadas a las vías urinarias.

La sandía y el medioambiente

Como toda fruta, lo importante a la hora de consumir sandía es conocer las características de su proceso de elaboración según algún tips clave que siempre comentamos: que respete los principios del comercio justo, que sea de producción orgánica y que se elabore localmente.

Pero, en el caso de la sandía, hay otro aspecto importante y es que se puede tratar de una fruta “cero residuo”. ¿Por qué? Se trata de un fruto que se puede aprovechar al máximo: jugo, cáscara y semilla son comestibles. ¿Cómo podés consumirla al 100%?

- Podés comer las semillas tostadas o molidas en la elaboración de panes, por ejemplo.

- La cáscara se suele hacer confitada o glaseada.

- La pulpa podés consumirla sola o en comidas de mayor elaboración como helados, ensaladas o jugos.

Fuentes consultadas: Alimentación Sana, Alimentación SaludSólo VegetalesQuo

Otros artículos sobre alimentación y vida sana

Licuados nutritivos y refrescantes

Helados caseros y saludables!

Comidas saludables y creativas para Navidad

Beneficios del maíz

Albahaca: beneficios verdes

Frutilla: roja sensación a bienestar

Pomelo: jugo y nutrición

Lechuga: la protagonista de las ensaladas

Pera: sabor, color y salud

Kiwi: verde que te quiero verde

Limón: ingrediente clave para nuestro cuerpo

Soja: beneficios nutritivos y polémica ambiental

Aceite de oliva: un toque beneficioso para las comidas

Tomate: cómo beneficiar al cuerpo y al medio ambiente

Beneficios del café para empezar el día

Frutos rojos: beneficios en compota!!

¿Por qué comer espárragos?

Palta: para la dieta y la piel!!

Alimentación y vida sana: ¿Qué comer cuando hace frío?

Alimentación y vida sana: manzana

Alimentación y vida sana: azúcar

Alimentación y vida sana: naranja

Alimentación y vida sana: zapallito

Alimentación y vida sana: miel

Alimentación y vida sana: algarroba

Alimentación y vida sana: brócoli

Alimentación y vida sana: membrillo

Alimentación y vida sana: berenjena

Alimentación y vida sana: granola

Alimentación y vida sana: un día sin carne 

Europa quiere conocer la opinión de consumidores sobre orgánicos

Nueva sección alimentación y vida sana

POR planetajoy - 3 enero, 2014

Brotemanía: el furor por los vegetales vivos

Ingredientes básicos del recetario crudívoro, concentran y potencian las propiedades nutritivas de las plantas. Cada vez más chefs experimentan con ellos y los eco-foodies ya germinan sus propios brotes caseros.

brotes

¿Semillas de sésamo en la ensalada? ¿Girasol y chía en las rodajas de pan? ¿Quínoa hasta en la sopa? Hace unos años, el ceño fruncido en señal de extrañeza o desconfianza hubiera oficiado de respuesta tácita a cualquiera de esos interrogantes. Hoy, sin embargo, las semillas en el plato ya no sorprenden: de a poco se han ganado un espacio en el planeta gastronómico y en las alacenas domésticas. Y los brotes van por esa senda: productos saludables y originales que asoman desde las filas de la nutrición alternativa-veggie para hacerse lugar en los menús de toda clase de restaurantes y en las cocinas de cada vez más hogares.

Antes que nada, disipemos cualquier confusión semántico-botánica. ¿De qué hablamos cuando hablamos de brotes? “La gente suele malinterpretar el término”, advierte Agustín Benito, ingeniero agrónomo y responsable de Sueño Verde, uno de los emprendimientos locales más pujantes del rubro. “El brote crece solo con las reservas de la semilla. Cuando esa planta sigue creciendo aparecen los cotiledones, las primeras hojitas (que, unidas al tallo, se conocen en la jerga como plántulas o microgreens). Estas se abren y empiezan a fotosintetizar, dando lugar al tercer estadio que sería el surgimiento de lo que se comercializa como hojas baby”, explica Agustín, que produce en Pilar una línea de brotes vegetales marca Crunch (desde brócoli hasta quínoa, pasando por cebolla, berro, alfalfa y rabanito China Rose) mediante la técnica de hidroponía (sistema de cultivo indoor en agua).

EN EL SÚPER Y EN EL RESTAURANTE
La gran diferencia entre el brote y cualquier otro vegetal es que se trata, literalmente, de un organismo vivo, y puede permanecer en ese estado más de dos semanas después de cosechado. Este rasgo -que lo convierte en el ingrediente predilecto de los cultores de la raw food- hace que al consumirlo mantenga intacto el 100% de su valor nutritivo: una batería de propiedades que por lo general incluyen un alto aporte de fibras, vitaminas y minerales esenciales.

“Afuera los brotes son un boom, hasta hay cámaras de productores. Acá el camino recién empieza. Pero no tengo dudas de que son el alimento del futuro: permiten una producción controlada, no dependen del clima y nutricionalmente -al no haber empezado a degradarse como pasa con cualquier planta cuando la matás- aportan todos sus beneficios potenciados y concentrados: por ejemplo, diez gramos de brote de brócoli equivalen, en ese sentido, a un kilo de flor”, ejemplifica Agustín, que tiene entre sus clientes a hoteles top, empresas de catering (Eat, Los Petersen) y a restaurantes tanto clásicos (Rosa Negra) como modernos (Ocho7ocho). Además, le vende a las principales cadenas de supermercados, donde las bandejitas de 100 gramos se consiguen en las góndolas de verdulería a un precio promedio de 15 pesos.

¿Qué sabor tienen los brotes? Algunos remiten a su planta o semilla madre, pero con un gusto aún más intenso; otros, como los de quínoa, sorprenden con un toque ligeramente dulzón. Los hay picantes o suaves, con notas herbáceas y un dejo de sabor “a tierra” en el paladar. De textura crujiente y firme, se recomienda comerlos crudos, sumándolos a las más variadas preparaciones: ensaladas, sándwiches, sopas. Para inspirarte, en la web de Sueño Verde (www.s-verde.com.ar) se publican recetas exclusivas de Dolli Irigoyen, como la de los tentadores rolls de salmón ahumado, cream cheese y brotes de brócoli. Muchos chefs, además, los usan para darle un toque estético y colorido a la terminación de sus platos. Vas a encontrarlos en las recetas de cualquier reducto o delivery vegetariano, y también en espacios top como Osaka, cuya renovada carta propone mollejas a la parrilla en chimichurri nippon acompañado de papitas y una ensalada de brotes y quínoa.

A BROTAR SE HA DICHO
Pero sin dudas, donde mejor aprovechan su potencial es en los establecimientos orientados a la alimentación viva, como Buenos Aires Verde. “Producimos nuestros propios brotes y los usamos en varios platos, además de venderlos fraccionados en nuestra tienda”, cuenta su chef y propietario, Mauro Massimino. Los que más le gustan son los de quínoa, alfalfa, lentejas y otros menos comunes como los de fenogreco, “pero cada uno tiene su sabor y su encanto”, dice. Abanderado del do it yourself, Mauro invita a animarse a germinar en casa: “Solo se necesita agua, un colador y conocer los tiempos de remojo y germinación para cada caso”.

Hay, por cierto, algo de mística en el ritual de brotar que trasciende la experiencia gastronómica. “La autoproducción de brotes es en sí misma una experiencia maravillosa que conecta a la gente con un ciclo vital de enorme importancia, asegurándole alimentos orgánicos vivos y saludables en cualquier momento”, sostiene Sandra Heymann, creadora de las bolsitas filtradoras Brota!, un hit entre la comunidad veggie local porque facilitan la tarea de preparar tanto leches vegetales como germinados caseros. El procedimiento, apunta Sandra, es muy simple (podés consultar el paso a paso en www.bolsas-brota.com.ar). Una vez listos, se guardan dentro de un tupper en la heladera y duran hasta una semana.

Sandra sugiere “hacer mezclas de semillas con tiempos de remojo y crecimiento parecidos, como alfalfa, fenogreco y mostaza”. Y agrega: “Consumir semillas germinadas es comer vida de primera mano. Son indispensables para depurar el cuerpo, regenerar tejidos, prevenir enfermedades y regular la función intestinal”.

Todo muy lindo, piensa y retruca Agustín de Sueño Verde, pero mejor dejar la germinación del poroto para la escuela y evitar ensayos no exentos de riesgos. “El brote es el vegetal más peligroso para comer crudo. La semilla crece en condiciones ideales para que proliferen bacterias. Hay que producirlos siguiendo determinados estándares y normas. Mucha gente me dice que los hace en su casa. Bárbaro, el brote va a salir, pero ojo con lo que estás comiendo. Nosotros importamos semillas específicas para brotes, no tratadas con agroquímicos, y trabajamos con certificación IRAM bajo estrictos controles de calidad”, sentencia.

Estalla (mejor dicho: brota), así, la eterna dicotomía industrial versus artesanal. No será la única controversia alrededor de este incipiente nicho: el otro duelo se plantea entre la hidroponía y la técnica tradicional de cultivo en suelo. “A diferencia de la mayoría de los brotes, los nuestros tienen un color y un sabor más intensos al ser germinados y cosechados en tierra”, afirman Marisa Corbeta y Mónica Abeucci, distribuidoras en Buenos Aires de Brotes de Tres Arroyos (en Facebook las ubicás como “Brotes y hojas baby”), una de las empresas pioneras en este metier con más de dos décadas de trayectoria. Su catálogo de germinados es bien completo: cressonette, girasol, coriandro, perejil, rábano rosado, berro iraní, rúcula, mostaza, remolacha y mizuna (una exótica hierba picantona muy usada en Japón).

Aunque sus clientes más fuertes son hoteles, restaurantes y caterings, Marisa y Mónica despachan cada vez más pedidos particulares y acaban de estrenar puesto al público en la feria Sabe la Tierra, de Florida. “La movida está creciendo, hasta se consigue variedad de brotes en algunas verdulerías, algo que antes era una rareza”, acotan. Sus brotes, cosechados a la semana de vida, son la vedette de una propuesta que incluye vegetales baby y flores comestibles.

Dietéticas, mercados naturales y, cuándo no, el Barrio Chino son otros puntos de referencia de un mapa que promete seguir ensanchando sus fronteras. Vivos, crujientes, versátiles y nutritivos, los brotes están de moda. Ojalá que no sea pasajera.

FLORES COMESTIBLES
¿Quién dijo que el florero, el jardín o la maceta son los únicos destinos posibles para una flor? Junto con los brotes, otro segmento afín que gana terreno dentro de la gastronomía natural es el de las flores comestibles. A las ya conocidas que solemos comer (alcaucil, coliflor) se suman otras menos típicas, que combinan su función decorativa con la nutritiva. Por ejemplo, Sueño Verde ofrece caléndula (naranja, amarilla o morada), taco de reina, borraja azul y blanca y flores de lavanda, zucchini, viola o mostaza. Mientras que Brotes de Tres Arroyos produce unas 80 variedades entre las que se destacan la cavelina, rosas, lonicera y yuca.

POR Rodrigo H. Vegas - 2 enero, 2014

¿El futuro de los automóviles es eléctrico?

El cofundador de Sustentator, Rodrigo Herrera Vegas, estuvo hace unos meses en el Salón del Auto Eléctrico en Barcelona, España y nos comparte en esta nota su experiencia así como las novedades sustentables que más le llamaron la atención.

renault twizy

Tuve la enorme suerte de ser invitado al Salón del Auto Eléctrico, más conocido como EVS27, organizado por Fira Barcelona y la Asociación Mundial de Vehículos Eléctricos, del 18 al 20 de noviembre. La 27° edición de este simposio tuvo lugar en Barcelona y participaron más de 500 expertos, 230 expositores y se publicaron 541 artículos científicos sobre motores, baterías y tecnologías referidas a mejorar la experiencia de manejar automóviles y motos eléctricas.

Es importante destacar que, por sí mismo, conducir un vehículo eléctrico no aporta ningún beneficio con el medioambiente. El beneficio depende de la “calidad” de la energía con la cual se carga el vehículo. Por ejemplo, en varios estados de los Estados Unidos en los cuales la electricidad proviene de centrales térmicas a carbón, es peor manejar un vehículo eléctrico que un vehículo tradicional a nafta o diesel, dado que la combustión del carbón genera más CO2 por kWh que la de los combustibles líquidos.

En cambio, en países como Dinamarca o Brasil, en los cuales la electricidad deriva en gran medida de fuentes renovables, se considera que los vehículos eléctricos juegan un papel importante en la protección del medioambiente a través de la reducción de emisiones de CO2. En la Argentina, la electricidad procede, en su mayoría, de centrales térmicas de gas, y por lo tanto andar en un vehículo eléctrico es levemente mejor que andar en uno equipado con GNC. La mejoría se debe a que la central térmica es más eficiente que el motor del auto. Igualmente, el GNC emite sustancialmente menos CO2 por unidad de energía que los combustibles líquidos.

Dicho esto, los vehículos eléctricos tienen la ventaja de no emitir ningún tipo de gas (no tienen caño de escape) y son silenciosos, aportando una cuota bienvenida de paz a las ruidosas ciudades.

En lo que a EVS27 respecta, hubo dos dispositivos que me llamaron especialmente la atención. La estrella del evento era el nuevo BMW i3, el primer modelo eléctrico que ofrece a la venta la marca alemana. El habitáculo está hecho de carbono de alta resistencia, logrando una disminución de peso del 30% respecto del aluminio. Una nueva batería de alto voltaje de iones de litio (el material con el que se hacen prácticamente todas las baterías actualmente) se destaca por su larga vida y BMW garantiza que mantendrá una carga mínima del 70% durante los primeros 100.000 km u ocho años del vehículo.

bmw

El i3 tiene una potencia de 170CV, acelera de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos y logra una autonomía de 130 a 160 km, según el estilo de manejo del conductor. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 150 km/h. Cuenta además con modos inteligentes ECO PRO (disminuyendo el rendimiento) que permiten aumentar la autonomía a 200km. Tiene dos sistemas de carga: el convencional de 220V que carga las baterías entre seis y ocho horas, y el de alta velocidad para estaciones de carga públicas que lo logra en sólo 30 minutos.

El otro dispositivo que capturó mi interés fue el nuevo sistema de Qualcomm (la misma empresa que fabrica los procesadores presentes en muchos de los smartphones) que permite cargar los automóviles eléctricos de manera inalámbrica simplemente estacionándolo en la cochera, a través de un sistema de inducción de dos piezas. Una pieza se conecta al chasis del automóvil y la otra (parecida a un felpudo) en el piso de la cochera. Así, a través de inducción magnética, se cargan las baterías. Según Qualcomm las pérdidas son despreciables y el sistema cuenta con características de seguridad que lo desactivan en caso de que una pieza metálica entre en contacto con el cargador. La gran ventaja de este diseño -además del ahorro en cables y de no tener que enchufar- es que eliminaría el debate todavía abierto sobre los estándares de la fichas de carga. Por ahora viene ganando un estándar (o protocolo) llamado CHAdeMO presente en automóviles como el Nissan Leaf, Mitsubishi MiEV, Citroen C-Zero y Subaru Plug-in Stella.

qualcomm

Otro vehículo, también de 4 ruedas que se destacó en el salón es la nueva versión del Renault Twizy que se ofrece en dos presentaciones. Por un lado, un modelo que requiere patente y registro de conducir; por otro, uno menos potente (Twizy 45) que se logró homologar como bicicleta y no requiere ningún tipo de documentación. Se trata de un vehículo bi-plaza, en el cual el pasajero va atrás como en una motocicleta. Se carga exclusivamente con el 220V tradicional hogareño y el precio de 6000 euros lo hace accesible en el mercado europeo. Un dato de color: llama la atención su sistema de apertura y cierre de puertas vertical, pues nos recuerda al De Lorean de la película “Volver al Futuro”. Tuve la oportunidad de manejarlo y el placer de girar la llave, no escuchar nada y luego oír sólo un leve zumbido al apretar el acelerador. ¡Una sensación inigualable!

En lo personal, el momento más emocionante del evento fue manejar el legendario Mercedes B-Class F-CELL. Si bien se trata de un automóvil eléctrico, su batería es completamente distinta a la de los demás autos que se encontraban en el EVS27. ¿El motivo? En lugar de una batería a base de litio, el F-CELL funciona con celdas de hidrógeno. Apela a una reacción química inversa a la de la electrólisis: el hidrógeno se junta con el oxígeno del aire produciendo solamente agua y electricidad. (Queda claro que no es un combustible que se consigue en todas las estaciones de servicio).

El F-CELL alcanza una velocidad máxima de 170km/h y una autonomía de 400 km. Por supuesto, no emite un sólo gramo de CO2 siempre y cuando se utilicen fuentes limpias para producir el hidrógeno. Además, la recarga es igual de rápida que en autos nafteros. Es discutible si este automóvil podría estar en las calles de manera masiva. Al momento, se encuentra en fase experimental, pero manejarlo es una sensación especial dado que tiene básicamente las mismas prestaciones que un automóvil tradicional, pero con cero ruido y cero emisiones en una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,4 segundos.

Los vehículos eléctricos están llegando para quedarse. Al cargarse con energías limpias, son parte de la solución para enfrentar al cambio climático. Es clave que los fabricantes creen la infraestructura para la correcta disposición de las baterías y su posterior reciclado a fin de poner un límite a la contaminación del aire y de la tierra. Según varios fabricantes internacionales que consulté en el evento, la solución actual incluye utilizar las baterías gastadas para tareas menos exigentes como luces de emergencia de edificios o detectores de humo. Sin embargo, nadie parece saber que pasará con la batería después de esta etapa. La semana que viene, les contaré sobre las últimas innovaciones en vehículos de dos y tres ruedas.

POR -

DIY: reutilizá tela para una cartuchera!

Para esta semana, los invito a sacar la máquina de coser de la baulera y hacer un proyecto hiper sencillo: una cartuchera o porta cosméticos. Si no tienen máquina, también pueden hacerlo a mano con puntadas chicas para que quede más resistente. Podemos usar algún retazo de tela que nos haya sobrado de otro proyecto. Aquí usé lunares, una estampa que este verano se va a ver bastante!

IMG_4735b


¿Qué necesitás? 2 rectángulos de tela de 18×12 cm cada uno, un cierre de 18 cm. (Las medidas pueden variar según el largo que quieran hacerlo).

IMG_4722b

¿Cómo hacerlo?

1. Tomar uno de los rectángulos y coser enfrentando el derecho de la tela con el derecho del cierre.

IMG_4726b

2. Hacer lo mismo con el otro rectángulo. De esta forma, las costuras quedan escondidas.

IMG_4727b

3. Planchar las costuras para que se aplanen.

4. Abrir el trabajo y pasar un pespunte nuevamente del lado del derecho, bien pegado al cierre. De esta forma, nos evitamos que la tela se enganche en el cierre.

IMG_4728b

5. Abrir el cierre y doblar nuevamente el trabajo, enfrentando los derechos.

6. Coser los tres lados restantes.

7. Vaciar las esquinas. Este concepto significa que debemos cortar en diagonal los ángulos rectos. Atención: ¡no cortar las costuras!

IMG_4731b

8. Dar vuelta la cartuchera y listo!

IMG_4733b

Espero que aprovechen esta idea rápida y sencilla.

Conocé más sobre los trabajos de la autora en DQBStudio.

Otros artículos de DIY

Un arbolito de Navidad de papel

DIY: moño de regalo

DIY: De una remera vieja a una nueva bolsa

DIY: tocado de novia

DIY: armá un organizador de pared

DIY: Cuello nuevo en remera vieja

DIY: un cesto de diario

PUBLICADO EN DestacadosReciclado
POR Tais Gadea Lara - 30 diciembre, 2013

Licuados nutritivos y refrescantes!!

Las altas temperaturas se siguen apoderando de Buenos Aires y otras ciudades del mundo. El calor nos genera esa sensación de no querer comer o sólo optar por cosas frescas. Pero nuestro cuerpo necesita más que nunca nutrientes y, por sobre todo, líquidos que lo mantengan hidratado. Ello es posible no sólo a través del consumo diario de 2 o 3 litros de agua por día, sino también de licuados que aportan múltiples nutrientes. Hoy les comparto algunas recetas para refrescarse de manera saludable!

licuados

¿Qué son los licuados? Son bebidas que se preparan con frutas y leche o agua, a mayor variedad de ingredientes, mayor será la cantidad de nutrientes que aportamos a nuestros organismos. Se trata de una excelente oportunidad para aprovechar las frutas que tengamos en casa. Se recomienda tomar un licuado al comenzar el día debido a su alto valor nutritivo.

¿Cuál te conviene tomar según tus requerimientos de salud? El sitio Vivir Salud ofrece un listado de necesidades del organismo con las frutas recomendadas para cada caso para que las tengas en cuenta a la hora de prepararte un licuado. Te compartimos la información.

Para mantener la salud: banana, naranja, frutilla, hojas de menta, leche de soja.

Para relajarte: manzana, menta, limón.

Ante el cansancio: manzana, naranja, zanahoria, remolacha.

Para aumentar la energía: espinaca, zanahoria, manzana, eneldo.

Ante el estrés: tomate, zanahoria, cilantro, brócoli, apio.

Para mejorar la digestión: manzana, remolacha, jengibre, zanahoria.

Para mejorar el sistema inmune: manzana, zanahoria, limón, jengibre, ajo.

Para desintoxicar el organismo: manzana, pomelo, sandía, jengibre.

Para limpiar el hígado: zanahoria, remolacha, lima.

Para tonificar la piel: zanahoria, pimiento, espinacas.

Pasemos a las recetas. Elegí la o las frutas que más te gustan y arrancá el día con toda la energía!! Para una sensación más fría, ponéle hielos!!

Licuado de banana. Poner 1/2 banana, 1 cucharada de avena (previamente remojada en agua hirviendo durante 15 minutos) y 1 taza de leche descremada en el vaso de la licuadora. Licuar y servir!

Licuado de banana y guayaba. Licuar a velocidad máxima 1 banana (pelada y cortada en cubos), 4 guayabas (cubeteadas), 1 cucharada de amaranto y 1 vaso de leche. ¿Sus beneficios? Ayuda a prevenir y combatir la anemia.

Licuado de frutillas. Poner 3 vasos de leche descremada, 5 frutillas y 1 cucharada de azúcar o edulcorante en el vaso de la licuadora. Licuar y servir!

Licuado de manzana. Colocar 1 manzana (pelada y cortada en cuartos) y el jugo de 2 naranjas en el vaso de la licuadora. Licuar y servir!

Licuado de melón a la menta. Poner en la licuadora los siguientes ingredientes: 2 tazas de melón frío (cortado en cubitos), 1 1/2 taza de yogurt natural, 3 cucharadas de miel y 1 cucharada de hojas (lavadas y escurridas) de menta. Licuar a velocidad máxima durante 4 minutos. Podés cambiar el melón por durazno u otra fruta.

Licuado de pasas y mango. Licuar 2 mangos (grandes picados), 1/2 taza de leche descremada, 2 cucharadas de pasas y 1 cucharada de vainilla. Es una bebida ideal para personas mayores pues aumenta las defensas y previene infecciones.

Licuado de pera y manzana. Licuar 2 peras y 1 manzana (lavadas, peladas y cortadas en cubos), junto con 1 cucharada de amaranto, 1 vaso de leche y 1/2 cucharadita de canela molida. ¿Su aporte? Ayuda a prevenir la anemia, la osteoporosis y el cáncer.

Fuentes consultadas: Alimentación Sana, FarmaltVivir Salud

Artículos relacionados

Helados caseros y saludables!

Comidas saludables y creativas para Navidad

Beneficios del maíz

Albahaca: beneficios verdes

Frutilla: roja sensación a bienestar

Pomelo: jugo y nutrición

Lechuga: la protagonista de las ensaladas

Pera: sabor, color y salud

Kiwi: verde que te quiero verde

Limón: ingrediente clave para nuestro cuerpo

Soja: beneficios nutritivos y polémica ambiental

Aceite de oliva: un toque beneficioso para las comidas

Tomate: cómo beneficiar al cuerpo y al medio ambiente

Beneficios del café para empezar el día

Frutos rojos: beneficios en compota!!

¿Por qué comer espárragos?

Palta: para la dieta y la piel!!

Alimentación y vida sana: ¿Qué comer cuando hace frío?

Alimentación y vida sana: manzana

Alimentación y vida sana: azúcar

Alimentación y vida sana: naranja

Alimentación y vida sana: zapallito

Alimentación y vida sana: miel

Alimentación y vida sana: algarroba

Alimentación y vida sana: brócoli

Alimentación y vida sana: membrillo

Alimentación y vida sana: berenjena

Alimentación y vida sana: granola

Alimentación y vida sana: un día sin carne 

Europa quiere conocer la opinión de consumidores sobre orgánicos

Nueva sección alimentación y vida sana

POR Sustentator - 26 diciembre, 2013

Empresas amigas del medioambiente

Con la presencia de más de 50 empresas, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires llevó a cabo la última jornada del año y se hizo entrega del premio a las buenas prácticas para las Empresas Amigas de Ciudad Verde. Además, se firmó la adhesión de un nuevo grupo de organizaciones que se sumaron a este compromiso.

entrega premios

El programa Empresas Amigas de la Ciudad Verde es una iniciativa que surge con el fin de sumar a todos los actores del sector privado en la construcción de una Buenos Aires más sustentable. Este programa forma parte de Ciudad Verde, y tiene como objetivo incentivar la implementación de prácticas ambientales dentro de las empresas, y colaborar con la difusión del mensaje, instalando especialmente la problemática de la basura como un tema a resolver entre todos.

Para formar parte de este programa,  las empresas deben generar políticas de cambio alrededor de los siguientes ejes de trabajo:

  • Movilidad Sustentable. Bicicleta y carpooling. Facilitar estacionamiento de bicis y kit de herramientas. Duchas y vestuarios. Flota de bicis.
  • Separación de residuos en origen. Colocación e identificación de dos cestos: Reciclable (verde) / Basura (negro). Recolección diferenciada para materiales reciclables.
  • Consumo Responsable. Energía y Agua. Implementación de prácticas de ahorro energético y de consumo responsable de agua.
  • Promoción de Ciudad Verde. Comunicación interna / Concientización a empleados. Difusión externa a clientes / vecinos.

Hasta el momento hay 100 empresas que ya se sumaron al programa y que se encuentran trabajando en la implementación de políticas internas sustentables.

En este encuentro se sumaron siete nuevas empresas: Medanito, Carrefour, Maersk, Dupont, Abrasivos Argentinos, Wed Company y La Casa de los mil envases. Además, a modo de cierre del año, fueron reconocidas las buenas prácticas implementadas durante 2013. El jurado que estuvo a cargo de la evaluación de todos los casos estuvo conformado por tres reconocidas ONGs ambientalistas, representadas por Andrés Fingeret, Director de ITDP Argentina, Daniel Ryan, Director de Cambio Global de FARN y Marcelo Medina, Director Comercial de Sustentator.

Las empresas premiadas fueron:

  • Globant: obtuvo Mención por Promoción Interna en Eficiencia Energética.
  • La Rural: obtuvo Mención por Campañas de Comunicación y Movilidad Sustentable. Mención por Separación de Residuos.
  • IRSA: obtuvo Mención por Campañas de Comunicación y Movilidad Sustentable.
  • Green Tara: obtuvo Mención especial por categoría menor a 50 empleados.
  • Y finalmente Sheraton Buenos Aires Hotel & Convention Center: recibió el Primer Premio por la implementación de acciones internas relacionadas con todos los ejes de trabajo.

El encuentro incluyó una actividad artística participativa, conducida por el artista Miguel Brea. El bioartista fusionó el arte y la promoción de buenas prácticas logrando que todos los participantes plasmaran su pequeño aporte en una gran obra conjunta.

PUBLICADO EN DestacadosEventos
POR Agostina Mileo -

Bioplásticos: la importancia de la investigación

La gestión de residuos es un problema mundial y eso no es noticia. Alrededor del 5% del petróleo que se consume anualmente en el mundo se utiliza para la fabricación de plásticos. De estos plásticos, el 40% se destina al packaging. El desarrollo de nuevos materiales que no sólo sean biodegradables sino que igualen o superen la calidad de los que se utilizan actualmente, es un desafío para la industria química. Los nuevos bioplásticos, si son acompañados por políticas públicas fuertes, podrían reducir drásticamente la contaminación causada por los residuos domésticos.

bioplasticos

En Finlandia, científicos del VTT Technical Research Centre  encontraron una manera de mejorar drásticamente las propiedades del PLA, el bioplástico más utilizado actualmente. El plástico para packaging debe ser resistente a roturas y a cambios de temperatura así como no permitir la entrada de aire, vapor o grasitud. El PGA es entre un 20 y un 30% más fuerte que el PLA y soporta temperaturas hasta 20ºC más altas. Además, comienza a degradarse más rápidamente, aunque de ser necesario esto podría regularse.

Los estudios actuales indican que los bioplásticos pueden emitir hasta un 70% menos de carbono que los derivados del petróleo. “Los bioplásticos son un avance tangible hacia una economía basada en la sostenibilidad. Esta nueva generación de materiales no sólo reduce nuestra dependencia del petróleo sino que ofrece calidad superior respecto a los plásticos tradicionales” explica Ali Harlin, profesor del VTT.

El volumen total estimado globalmente para el mercado del packaging es de 500 billones de euros, de los que los bioplásticos representan el 1%. Los nuevos materiales abren nuevas oportunidades para la industria forestal. El consumo responsable y la legislación están impulsando y presionando a la industria a volcarse a métodos  de producción sostenibles.

En nuestro país los desarrollos están a la orden del día, las instituciones trabajan en bioplásticos y biocombustibles con resultados equiparables a los de otros lugares del mundo. Sin embargo, en la capital, aún no hemos logrado siquiera separar los residuos. Las investigaciones, que como sociedad financiamos, nos terminan resultando ajenas y por ahora no parecería haber interés en utilizarlas para promover cambios. La presión ciudadana o los incentivos públicos hacia métodos de desarrollo sostenible no tienen lugar en los medios de comunicación. En esta época de balances y reflexiones sería bueno preguntarnos qué pasa en un país que invierte en investigación y desarrollo de materiales que terminan siendo adornos en los laboratorios.

Otros artículos de la autora

Geostellar: evaluá tu capacidad solar

Salmón transgénico… GMO-OMG!!

Vandana Shiva: un ejemplo de mujer activista

¡Al rescate de los árboles!

Rebrote de polio

Virus marinos

Ciencia, bioplásticos y sustentabilidad

Medición forestal comunitaria

Ciencia en cárceles en pos del planeta

¿Un pasto más sustentable?

Fracking: ¿La nueva política argentina?

Economía y cambio climático

Obama y el cambio climático

Europa prohíbe el uso de pesticidas

PUBLICADO EN Destacados
Página 11 de 212« Primera...910111213...203040...Última »